Policiales Destinados al pago de jubilaciones

En golpe comando roban $3,5 millones de una sucursal de correo argentino

Ocurrió en una pequeña localidad santafesina, donde no hay bancos ni cajeros automáticos. El dinero era para el pago de jubilaciones. Los delincuentes actuaron a cara descubierta y en cuestión de minutos se llevaron el botín.
Fue esta mañana pasadas las 8.30. Tres hombres armados redujeron al personal y a los clientes y huyeron en un auto que apareció abandonado en un camino rural.

Tres delincuentes armados asaltaron esta mañana la oficina del correo de la localidad de Diego de Alvear (provincia de Santa Fe), de aproximadamente 2.300 habitantes, y se alzaron rápidamente con unos 3,5 millones de pesos correspondientes al pago de jubilaciones.

El hecho se registró esta mañana, pasadas las 8.30, cuando una persona se acercó al jefe de la oficina de correos, en Diego de Alvear no hay banco ni cajero automático, y le dijo que necesitaba hacer una transferencia. El funcionario le dijo que aguardara unos minutos hasta que pusiera todo en orden para arrancar la jornada.

Minutos más tarde hizo su arribo el camión de caudales portando las bolsas con los 3,5 millones que estaban destinados al pago de jubilados, que desde hora temprana estaban haciendo cola para cobrar sus haberes. Minutos más tarde, hicieron su entrada otros dos delincuentes.

El titular de la comuna de Diego de Alvear, Daniel Sagardia (FpV), explicó que "después de que llegara el camión de caudales y se fuera, a los pocos minutos apareció un Renault Sandero de color gris con dos hombres, que se sumaron al que estaba en el banco, sacaron sus armas, hicieron tirar a todos al piso, al jefe, al empleado que en esos momentos estaba trabajando, y a los jubilados que venían a cobrar. Todo lo hicieron a cara descubierta".

"Hicieron todo muy rápido y se fueron de la misma manera. Después me enteré que el auto fue abandonado en un camino rural ubicado a cuatro kilómetros de la localidad. Estaba registrado en Capital Federal", amplió el presidente comunal de la pequeña localidad del sur santafesino.

Sagardia lamentó el hecho y señaló que "yo sabía que esto iba a pasar. Del gobernador Lifschitz para abajo había hecho gestiones para que instalaran una sucursal de banco o un cajero automático. Incluso se lo había comentado al propio gobernador. Este es un pueblo tranquilo, donde vos llegás a tu casa y todavía podés dejar la bicicleta en la puerta que nadie te la va a llevar. ¿Se hará algo ahora con el hecho consumado? Voy a seguir insistiendo con el pedido. Tenemos que brindar con champán porque no murió nadie. A estos tipos no le hizo falta tirar un tiro, pero podría haber pasado algo mucho peor".
En tanto, desde la comisaría 2ª de la localidad se indicó que las actuaciones quedaron a cargo de la Fiscalía de Rufino. (La Capital)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS