Policiales Gualeguaychú

Gozaba de prisión condicional por robo y lo detuvieron por dos asaltos

Un sujeto de 22 años había recibido una pena de prisión condicional el 22 de marzo por un robo y golpear a un policía en la detención. El domingo a la noche fue detenido por dos asaltos registrados en Gualeguaychú y Pueblo Belgrano.
Gustavo Teodoro Muller había recibido una pena de prisión condicional el 22 de marzo por un robo y golpear a un policía en la detención. El domingo a la noche fue detenido junto a otro joven a bordo de un auto en el que también iban su madre y hermana.

El joven de 22 años tiene un antecedente judicial muy reciente. El 20 de marzo debía presentarse en los Tribunales de Gualeguaychú por un hecho ocurrido el 12 de septiembre, cuando fue detenido junto a un hombre de 41 años por ingresar a un domicilio en el barrio Quijano. En esa ocasión agredió y lesionó a un policía durante su arresto. Pero Muller no acudió a la cita judicial y se lo declaró en rebeldía.

Fue atrapado dos días después y en un juicio abreviado recibió una pena de un año de prisión condicional por no tener antecedentes. Tenía que cumplir con ciertas reglas de conducta, pero además por un plazo de cuatro años no debía cometer ningún delito, porque en caso contrario la pena se le unificará con la anterior y será de cumplimiento efectivo.

El domingo volvió a ser detenido, acusado de cometer dos asaltos a mano armada en compañía de otro delincuente. Iba a bordo de un automóvil Fiat Duna, junto a su hermana, su madre y el otro sospechoso. La Policía estaba tras la pista de los supuestos autores y los aprehendieron en calles Camila Nievas y 3 de Caballería.

Muller y el otro detenido son quienes el sábado por la tarde habrían ingresado a la despensa ubicada en calle 13 de Marzo, entre Larroque y Paraná, en Pueblo Belgrano. Primero ingresaron, se hicieron pasar por clientes, compraron mercadería y salieron. Estudiaron el lugar y notaron la vulnerabilidad que había. Regresaron y uno de los delincuentes les exhibió el arma de fuego que tenía en la cintura a los dos adolescentes que estaban detrás del mostrador y se fueron con la recaudación. Un vecino alcanzó a observar lo que pasó y brindó detalles del auto blanco en el que escaparon y hasta detalló el llamativo tatuaje que uno de los delincuentes tenía en el cuello.

El segundo caso tuvo lugar en Boulevard Martínez al 1300. Con la misma modalidad entraron a una despensa y le exigieron a su propietaria que les entregara el dinero, para luego emprender la fuga en un vehículo que los esperaba en las inmediaciones con un tercer delincuente.

El domingo por la noche, la Policía localizó el vehículo y en un operativo que contó con un gran apoyo policial, se lo detuvo en calle Camila Nievas y 3 de Caballería. A bordo iba Muller y otro sospechoso, pero además estaba acompañado de su madre y de su hermana.

De la requisa vehicular y de los sospechosos se secuestraron prendas de vestir, un teléfono celular y un revólver calibre 22. El Fiat Duna tenía colocados dominios apócrifos y en la verificación se determinó que sobre el auto pesaba un pedido de secuestro del 23 de marzo pasado por el delito de robo, cometido en Capital Federal.

Los dos jóvenes de 22 y 28 años, ambos con antecedentes, quedaron a disposición del fiscal Sergio Rondoni Caffa, que hoy por la mañana les tomará declaración de imputados por robo con arma, tenencia de arma sin documentación y resistencia a la autoridad. (ElDía)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS