Policiales Ocurrió en Crespo y Corrientes

Juzgan por abuso de una niña al padre de la menor y al concubino de la madre

Son juzgados por Abuso sexual gravemente ultrajante, en perjuicio de una niña que tenía 8 años cuando habrían comenzado los supuestos abusos, que según la acusación ocurrieron entre 2010 y 2012, en Crespo y en Corrientes.
Un hombre, que tenía 39 años al momento de los hechos y es el padre de la supuesta víctima, y otro hombre, que tenía 35 años en aquel momento, y era la pareja de la madre de la niña, comenzaron a ser juzgados ayer por el delito de Abuso sexual gravemente ultrajante, en perjuicio de una niña que tenía 8 años cuando habrían comenzado los supuestos abusos, que según la acusación ocurrieron entre 2010 y 2012, en las localidades de Crespo, en Entre Ríos, y en Santa Lucía, en Corrientes.
Ayer, el Tribunal integrado por Gustavo Pimentel, Alejandro Grippo y Gervasio Labriola, escuchó a los testigos de la primera jornada del juicio que se celebra a puertas cerradas. El debate continuará hoy y finalizará mañana.
La causa comenzó a sustanciarse bajo la calificación de Abuso sexual agravado por el vínculo, pero se recalificó a Abuso sexual gravemente ultrajante.
Las imputaciones
Al padre de la niña se le atribuyó "haber abusado sexualmente de su hija, en reiteradas ocasiones, cuando la niña tenía entre 8 y 10 años, sin poder determinarse fechas precisas pero en el lapso comprendido entre el año 2010 hasta junio de 2012... actos que el imputado realizaba en el interior del domicilio que habitaban en Crespo y también cuando, transitoriamente, residieron juntos en la localidad de Santa Lucía, provincia de Corrientes; y la amenazaba para que la niña no contara lo que el padre le hacía".
Concubino de la madre
A quien en el momento de la denuncia de los hechos era la pareja de la madre de la niña se lo acusó de "haber abusado sexualmente en reiteradas ocasiones de la niña, en el interior de las diferentes viviendas en las que el acusado convivió con la menor por ser concubino de su madre, fincas ubicadas en la localidad de Santa Lucía, provincia de Corrientes, y en Crespo, en Entre Ríos, actos que aquel realizó cuando la nena tenía entre 9 y 10 años, sin poder determinarse fechas precisas pero en el lapso comprendido entre el año 2011 hasta junio de 2012, abusos que cometió amenazándola para que la niña no contara lo que el imputado le hacía".
Abusada por su padre y otro
Según se pudo determinar, la causa comenzó a sustanciarse a partir de la denuncia que efectuó Pablo Barbirotto, cuando se desempeñaba como defensor de Pobres y Menores Nº8 de Paraná. Barbirotto puso en conocimiento de la Fiscalía en turno que la niña habría sido víctima de abusos sexuales por parte de su padre y de otra persona, a la que se identificó por el apodo, era oriunda de Corrientes y habría sido pareja de la madre de la niña, a partir de un informe del Consejo Provincial del Niños el Adolescente y la Familia (Copnaf) en el que de la declaración de la directora de un hogar de menores en el que la niña y sus hermanos fueron alojados en virtud del "estado de abandono y situación de riesgo" en la que se encontraban, surgía que la niña le contó que el papá la abusaba "desde los 8 o 9 años".

Otro detalle perturbador que surgió del informe, que se constituyó con el relato de la niña, fue que "estando en Corrientes su padre, también vivió con ellos, y la siguió abusando, al igual que su padrastro, cuando su mamá no estaba y que ella no le contaba porque la tenían amenazada para que no lo hiciera y les tenía miedo". Fuentes judiciales consultadas precisaron que ambos imputados deberán enfrentar un proceso similar en Corrientes.
Complejidades
La causa presenta algunas situaciones confusas que serán evacuadas en el juicio. Una surge del informe médico forense en el que consta que, en agosto de 2014, la niña, "en un primer momento de la investigación se habría resistido a ser examinada" y tras el examen no se le detectaron "lesiones ni desgarros" en sus genitales y partes íntimas.

La otra aparece en la declaración en Cámara Gesell, donde "respecto de los hechos denunciados no logra desplegar un relato espontáneo, manteniendo silencios prolongados, no obstante lo cual relata una situación de victimización sexual, por parte de su progenitor así como también de su padrastro, publicó El Diario.
Finalmente, en una visita al hogar, la madre de la menor le dejó "un regalo con una nota amenazante" en la que le advertía que tuviese cuidado con lo que decía o contaba. Esto último fue puesto a disposición del Juzgado, por la psicopedagoga del hogar.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS