Policiales Habló el vocero de los Galarza

"No voy a vender pescado podrido para beneficiar a Nahir", remarcó Zonzini

Cuando fue nombrado vocero de la acusada del asesinato de Fernando Pastorizzo, muchos acusaron al "manager de los famosos" de venir a embarrar la causa. Ahora, se defiende y explica que sólo quiere que haya "un juicio justo".
El viernes por la noche, luego de un día donde su cara estuvo prácticamente en todos los canales de televisión, Jorge Zonzini salió de su habitación del hotel Tykuá y caminó rumbo a la costanera de Gualeguaychú. Se sentó en Amarello y pidió algo para comer y para tomar. Había llegado a Gualeguaychú por primera vez el día anterior. No conoce a nadie en la ciudad. Solo y algo aburrido, decidió pasar a conocer el casino. Estuvo un rato, salió, recorrió un poco la costanera y volvió a su hotel. No fue difícil averiguar qué hizo el viernes por la noche, y tampoco fue necesario preguntarle a él: en la red social Facebook, ya sea desde perfiles particulares o desde grupos públicos como "Aquí me quejo", se dedicaron a compartir en tiempo real el paradero de Zonzini, casi todos caratulándolo como "Persona no grata" y alentando a que lo escrachen. Pero el escarnio no trascendió de lo virtual.
No me sentí maltratado
"Sinceramente, no me sentí maltratado ni intimidado en ningún momento. Por el contrario: ese día, cuando salí a despejarme, nadie me dijo nada, ninguno se acercó a increparme o a pedirme explicaciones. Es verdad que algunos se quedaban mirándome, pero fue por haber estado todo el día en televisión", contó, algo asombrado, Jorge Zonzini cuando el ElDía le mostró las publicaciones que lo declaraban como enemigo público Nº 1 de la ciudad.
Sin embargo, poco le preocupó lo que piensen sobre él los demás; sino no hubiera aceptado ser el defensor mediático de Nahir Galarza, la joven de 19 años acusada de haber asesinado de dos disparos a Fernando Pastorizzo el 29 de diciembre pasado.
Con las herramientas
"Desde las redes sociales todos son muy valientes, pero a mí el viernes no me sacaron ni siquiera una foto. Quizás por temor a que yo los confronte o porque tienen miedo de que sea el monstruo que piensan que soy, pero nada más lejos de mí que esa imagen", sostuvo Zonzini, manager de profesión y que desde su página web ofrece sus servicios de Management, prensa y estrategia de medios, ahora aplicadas al servicio de Nahir Galarza, la principal acusada.

El asesinato del chico que el 3 de enero hubiera cumplido 21 años conmocionó y conmociona no sólo a la ciudad, sino al país y más allá de las fronteras. Y en una cotidianeidad ya convulsionada, Zonzini llegó para que las aguas se sigan moviendo y, usando las herramientas que considera legítimas, hacer que la corriente corra para el lado que le conviene, o sea para el de los Galarza.
No hay antecedentes
"La figura de defensor mediático no la inventé yo, y en muchos lugares del mundo, cuando un caso ocupa la agenda periodística, es normal buscar a alguien que sepa manejarse en los medios, que conozca los códigos", explicó Zonzini el sábado por la mañana a ElDía, antes de volver a Buenos Aires, desde donde continuará trabajando en el caso. "Acá en el país no hay antecedentes de este tipo de tarea como la que estoy haciendo ahora en el caso Pastorizzo", enfatizó.

De hecho, durante las más de dos horas que ElDía estuvo con él, el manager salió en vivo para una radio, un canal de noticias y habló con no menos de 4 de productores radiales y televisivos que lo comprometieron para futuras salidas al aire con las últimas novedades del caso Pastorizzo. En cada salida al aire repitió sus principales argumentos a favor de Nahir Galarza, desmintió versiones que considera falsas y rebatió algunas de las pruebas que pesan contra la acusada.
La defensa mediática
Pero en el mundo, esta labor, ahora enmarcada en la figura del asesor mediático ?conocido comúnmente como vocero? tomó relevancia cuando en 1994, en Estados Unidos, O. J. Simpson (una especie de Diego Maradona del fútbol americano) fue acusado de asesinar a puñaladas a su ex mujer Nicole Brown Simpson y a Ronald Goldman. En ese caso, la voz del acusado fue Robert Kardashian, el padre de las hoy mega mediáticas Kim y Khloé. Ningún estudio afirma que esa defensa mediática fue determinante en el veredicto, pero desde ese momento muchos en la situación de Simpson optaron por tener un vocero para que enfrente a los medios. En este contexto, Zonzini sostuvo que su rol se circunscribe sólo a los medios, y que la parte judicial a él no le incumbe. Sin embargo, insistió más que su función no es, como muchos piensan, "embarrar la cancha": "Mi prestigio también está en juego. Yo no voy a salir a mentir y a vender pescado podrido para beneficiar a Nahir. Lo que yo digo es porque está en la causa. O por el contrario: cuando alguien sale a decir algo que no es cierto, mi deber es desmentirlo. Sólo quiero que esta chiquita tenga el juicio más justo posible, y que no los medios no la condenen de antemano", se explayó con respecto a sus funciones.
Darle la verdad a la gente
De hecho, nada de lo que dijo Zonzini a ElDía es mentira, pero también es cierto lo que no dijo: según la lectura de esa verdad, los hechos pueden beneficiar o perjudicar. La verdad absoluta no existe, y según qué contamos y qué no contamos podemos construir una realidad muchas veces a nuestra conveniencia. En otras palabras, y por más que a muchos les duela, la labor de Zonzini es hacer que la gente piense que Nahir no es tan monstruo como todos creen y que Fernando tampoco era tan perfecto como se lo recuerda.

"En mi caso, elegí involucrarme para darle la verdad a la gente y a los medios. Después, yo no soy ni el abogado, no soy el juez y tampoco soy el fiscal. Yo no arranco del concepto de ir y convertir a otro, sino que si algún medio publica por ejemplo que alguien identificó a la acusada y yo veo que en el expediente ese alguien declaró que no sabe si fue un hombre o una mujer, entonces mi deber es aclarar eso. Y no es una interpretación mía, es la verdad, es lo que dice en la causa. Yo también pongo en juego mi prestigio", sostuvo en la charla que mantuvo con ElDía.
Cómo manejarse
Zonzini llegó a involucrarse en el caso Pastorizzo por recomendación de un amigo en común que tiene con Marcelo Galarza, el padre de Nahir. Antes de estallar todo, jamás había oído hablar sobre los Galarza. Según esta persona que conoce a ambos, el motivo fue porque consideró que los familiares y los encargados de defender judicialmente a la acusada "no estaban sabiendo cómo manejarse ante los medios y que la condena social los estaba matando".

"Me llamó Galarza, me comentó lo que les había pasado y me pidió si podía reunirme con él, pero que tenía que ser en Gualeguaychú porque por la naturaleza de los hechos no podía viajar a Buenos Aires. Hay que tener en cuenta que además de una hija detenida y acusada de homicidio, también tiene otro hijo con capacidades diferentes que están intentando contener. Inmediatamente acepté hacerme cargo de la defensa mediática de Nahir cuando nos vimos por primera vez", informó sobre su ingreso al caso.
Sus trabajos
No es la primera vez que Zonzini realiza un trabajo de esta índole: hace unos años defendió al grupo de famosos que fueron hackeados y extorsionados por Emanuel Ioselli, el infame Camus Hacker que publicó fotos íntimas de figuras como Verónica Lozano, Noelia Marzol, Coki Ramírez, Fátima Florez, Iliana Calabró Maravilla Martínez y Annalisa Santi. Todos los damnificados optaron por una defensa mediática a cargo del manager. Otro de los casos en los que actualmente trabaja es el de la causa por violencia de género que Valeria Aquino le entabló a su ex, el cantante de cumbia Ezequiel Cwirkaluk, más conocido como "El Polaco". Pero ni siquiera la fama de sus representados o sus enfrentados llega a tener la dimensión del caso de la muerte de Fernando Pastorizzo.
Video: Un video muestra el momento en el que Nahir Galarza dejó la escena del crimen
La causa ya estaba mediatizada
"Sé que por ser un homicidio, sobre todo uno en un contexto tan particular como este, el trabajo no es sencillo, pero tampoco difiere mucho a lo que ya he hecho otras veces. En este caso, acordamos que los Galarza e ocupen de ahora en más de sus hijos, que los abogados se encarguen de la parte judicial y yo por mi parte me hago cargo de todo lo referente a los medios. Si uno sólo quiere hacer todo, algo mal va a terminar haciendo", enfatizó Zonzini antes de agregar: "Yo no vine a mediatizar el caso: cuando yo llegué ya estaban todos los móviles de todos los medios en Gualeguaychú, por lo que la causa ya estaba mediatizada desde mucho antes de que yo llegara".
La comparación
Por último, Zonzini reflexionó sin ningún pelo en la lengua y rescatando otro de los escándalos que llevaron a Gualeguaychú a ser noticia en todo el mundo: "Sin conocer la idiosincrasia de Gualeguaychú, hay algo que me parece un poco hipócrita. Hace unos meses se supo sobre el caso del abogado Gustavo Rivas, denunciado por corrupción, abuso y prostitución de más de 2000 menores, y en la marcha en apoyo a las víctimas no hubo más de 120 personas. En cambio, en el caso de una chica de 19 años, una adolescente prácticamente, estudiante de segundo años de la carrera de abogacía en la UCU, que se auto inculpó por el crimen, que está detenida, que no presenta un peligro de fuga y que entrega el arma sin entorpecer jamás la causa, son unas 15o0 personas las que se juntan para reclamar Justicia", afirmó de manera incisiva antes de concluir: "En realidad, tanto los gualeguaychuenses como yo pedimos algo parecido: en la ciudad piden Justicia, y yo pido un juicio justo". Fuente: (ElDía).-

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS