Policiales Narcotráfico

Condenaron a dos hombres que recibían droga arrojada desde avioneta

Dos personas fueron condenadas en un juicio abreviado como integrantes de una banda dedicada a la venta de cocaína y marihuana. El hecho se descubrió luego de que vecinos de un campo denunciaran.
Narcotraficantes compraron un espejo y quedaron filmados por cámaras del local.
Foto: Narcotraficantes compraron un espejo y quedaron filmados por cámaras del local.
El Tribunal Oral Federal de Paraná condenó a dos hombres que habían sido sorprendidos recogiendo paquetes con cocaína y marihuana que habían sido arrojados desde una avioneta en un campo en el departamento Concordia.

Gustavo Amílcar Villa y Yohan Darwin Fernández Aristimuco fueron condenados luego de que admitieran en un juicio abreviado que integraban una organización dedicada al tráfico de drogas y recibieron penas de cinco años y nueve meses de prisión y se les impuso el pago de una multa de 5.000 pesos. El tribunal dispuso además el decomiso del automóvil Peugeot 307 en el que se conducían.

En el caso de Fernández Aristimuco, de nacionalidad uruguaya, solicitó cumplir su pena en la cárcel de Ezeiza, donde se encuentra recluido y bajo tratamiento médico.

En un primer momento se les encontró una parte del botín, pero cuando la Policía rastrilló la zona detectó la totalidad del cargamento que había sido arrojada desde una avioneta que se dio a la fuga sin tocar tierra. En total, eran 394,12 kilos de marihuana y 27 kilos de cocaína.

Sin embargo, la caída de estos eslabones de la organización obedeció al azar y al compromiso de vecinos que denunciaron ante la Policía la presencia de una avioneta sobrevolando un campo en la zona rural de Paso Lafourcade, en el departamento Concordia. Según dijo, se veía que desde el cielo llovían bolsas de arpillera.

Eran las once de la mañana del 22 de julio de 2016. El policía que recibió el dato marchó inmediatamente hacia el lugar; en el camino de acceso al campo observó un automóvil conducido por un hombre y cuando agudizó el ojo, alcanzó a divisar una gran cantidad de bolsas arpilleras y paquetes tipo ladrillos diseminados por todo el campo.
A su vez, quien arrendaba el campo vio salir otra persona a la que no conocía desde dentro de la tranquera y abordar el mismo automóvil que antes había cruzado el policía.

Ante ese escenario, los policías interceptaron el Peugeot 307 e identificaron a sus ocupantes: el conductor dijo ser Gustavo Amílcar Villa y su acompañante se presentó como José Abraham Carrizo. Luego se supo que no era su verdadera identidad, sino que se llamaba Yohan Darwin Fernández Aristimuco.

Con más dudas que certezas, los policías rastrillaron el campo siguiendo el dato que habían recibido telefónicamente un rato antes y detectaron 431 paquetes de marihuana, 25 paquetes de cocaína, un colchón, sábanas y un espejo de 25 centímetros de ancho por 30 centímetros de alto. Luego corroboraron que el espejo y las sábanas habían sido adquiridos unos días antes por Fernández Aristimuco en un local comercial del centro de Concordia a fin de que les sirviera para hacerle señas al piloto de la avioneta respecto de dónde arrojar la droga.
Villa y Fernández Aristimuco terminaron condenados por el delito de transporte de estupefacientes y, como se dijo, recibieron penas de cinco años y nueve meses de prisión.

El juez Roberto López Arango destacó en el fallo que "se encuentra probado no sólo el hecho ilícito, sino también todos aquellos actos preparatorios para la ejecución del mismo, denotando claramente que su participación (de ambos) lo fue de modo necesario para el cometido del transporte".

En principio, el magistrado señala que la confesión de Villa y Fernández Aristimuco, sumado a los testimonios de los vecinos sobre la avioneta sobrevolando el campo donde luego se halló la droga, la presencia de ambos a bordo de un automóvil en las inmediaciones y los registros de las cámaras de seguridad en el lugar donde compraron las sábanas y el espejo constituyen las pruebas centrales que sustentan la condena.

Rol importante
En juez López Arango aseguró que "tanto Fernández Aristimuco como Villa tenían pleno conocimiento de la sustancia ilícita que se transportó y la voluntad de participar en la ejecución del transporte, evidenciando un rol importante para el cometido del mismo" y resaltó que "se encuentra acreditada también la ultraintención de introducir aquella mercadería a la cadena de tráfico, ya que se encontraba acondicionada en paquetes listos para ser cargados en el vehículo en el cual se movilizaban, y entregarlos luego a distintos vendedores, proviniendo la sustancia ilícita probablemente de países limítrofes al nuestro, dónde se produce la misma, hacia el centro del país y luego redistribuirla dentro de otras provincias, donde se verifica un importante consumo de dicho estupefaciente", concluyó, según publica El Diario.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS