Policiales A la espera del juicio

Caso Próvolo: la monja Kosaka deja la cárcel y pasa a prisión domiciliaria

La monja Kumiko Kosaka -imputada como una de las autoras de abusos sexuales y corrupción de chicos sordos en el instituto religioso Antonio Próvolo- abandonará el complejo penitenciario donde permanece desde mayo de este año.
No obstante, la religiosa no recuperará la libertad, sino que pasará cumplir la prisión preventiva en la modalidad de domiciliaria, y así continuará a la espera del juicio por los -al menos- 44 episodios de ataques sexuales a los niños por los que se la acusa y que la involucran junto a dos curas (Nicola Corradi y Horacio Corbacho) y 3 ex administrativos.

Son dos las imputaciones contra la monja: partícipe primario en 3 casos de abuso sexual a los chicos y autora en casos de corrupción de menores.

Si bien la Primera Cámara del Crimen había autorizado a Kosaka a continuar detenida bajo esta modalidad "de inmediato" a principios de setiembre -a raíz de un pedido de su abogado, Carlos Varela Álvarez-, desde la fiscalía comandada por Gustavo Stroppiana no hacían efectiva la orden todavía, ya que no consideraban que se cumplieran todas las garantías que se exigen para hacerla efectiva.

Estas son: una encuesta socio ambiental que autorice el domicilio ofrecido, el funcionamiento operativo del dispositivo georreferencial para su seguimiento (pulsera o tobillera) y conformidad en las pericias oficiales que la autoricen, tanto a la imputada como a la cuidadora para seguir en este régimen.

Más allá de estos detalles, esta mañana -y por orden del fiscal adjunto de la Procuración- se ordenó que se haga efectivo el cumplimiento de la resolución de la Primera Cámara del Crimen, por lo que la monja imputada será trasladada en breve desde la cárcel para mujeres de Cacheuta hacia el domicilio ofrecido.


"Lo único que está autorizado y ha dado positivo es que el domicilio está en la faz de la tierra. Pero ni ella (por Kosaka) ni la cuidadora están aptas para el régimen de prisión domiciliaria", destacó el abogado querellante Sergio Salinas (Xumek), haciendo hincapié en que tampoco la cuidadora ofrecida por la defensa había sido aprobada (por lo que cumplirá domiciliaria sin cuidadora designada y autorizada judicialmente aún)

De hecho, en julio se conocieron las pericias oficiales del Cuerpo Médico Forense sobre la religiosa y allí se determinaba que "debido a las características de personalidad descriptas, (Kosaka) no reúne las características psíquicas necesarias para cumplir el régimen de prisión domiciliaria".

Además, los peritos destacaban que "comprende las pautas generales del comportamiento sexual" y que se observan características acordes a una conducta que puede presentar desajustes en las diferentes esferas de su personalidad, incluyendo entre ellas precisamente la sexual.

"Presenta rasgos narcisistas y de escasa capacidad empática", agregaba el informe.

Estos resultados coincidían a grandes rasgos con los del informe de los peritos de la querella, aunque el estudio que presentó su abogado -con fecha del 29 de abril de este año- destacaba que Kosaka presenta una "posición elevada" en el factor de "amabilidad".

Además, siempre de acuerdo a ese informe, estas personas suelen perdonar rápidamente, tienden a ser humildes y modestos y confían en los demás.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS