Policiales Intento de homicidio

Enceguecido por los celos, atropelló a su esposa con el auto

Comenzó el juicio contra un hombre que sorprendió a su mujer cuando ella circulaba en moto. Aceleró el auto y la embistió, arrastrándola casi 10 metros por la calle. La continuó amenazando mientras estaba en el piso.
Enceguecido por los celos, atropelló a su esposa con el auto
Foto: Enceguecido por los celos, atropelló a su esposa con el auto
Crédito: 03442
Un hombre que intentó matar a su ex esposa al atropellarla con su automóvil en la ciudad de Rosario del Tala, está siendo juzgado desde este miércoles en Concepción del Uruguay, ante el Tribunal integrado por los doctores, Alberto Seró, Rubén Chaia y Mariano Martínez.

Se trata de David Aaron Seliman de XXX años de edad, quien es representado por los defensores oficiales, doctora Romina Pino y Nicolás Gazali, teniendo en frente a la parte acusadora que está a cargo de la fiscal, doctora Albertina Chichi y como abogado querellante el doctor Claudio Manfroni Reynoso de la ciudad de Rosario del Tala.

Seliman fue imputado tras los hechos ocurridos en los primeros minutos de la madrugada del 6 de octubre del 2016, cuando a bordo de su Renault 18, luego de seguir a su ex esposa, Natalia Analía Pandiani, la sorprendió en la intersección de calle 1ro de Mayo y Rivadavia, cuando ella circulaba en su moto Guerrero.

En ese instante, Seliman aceleró el auto y la embistió, arrastrándola casi 10 metros por la calle, hasta subir a la vereda, quedando la moto y la mujer debajo de la parte delantera del auto, de donde fue auxiliada por vecinos que acudieron al escuchar el ruido.

Mientras la mujer estaba tirada, señaló la Fiscalía, Seliman la continuó amenazando y le sacó el celular para evitar que pudiera llamar a alguien para ayudarla, pero instantes después, comenzó a llegar la gente y arribó la Policía, que tomó intervención, mientras el imputado decía que la había querido matar porque ella le era infiel, destacándose que la mujer sufrió lesiones que demandaron su internación durante dos días y que actualmente padece problemas psicológico a raíz del grave suceso.

Estos hechos fueron la culminación de una serie de incidentes, ya que 26 de agosto de ese mismo año, Seliman fue excluido del hogar por violencia de género y regía una prohibición de acercamiento a la denunciante, lo que fue evidentemente violado, sumado a la gravedad del suceso final.

El hombre fue detenido y se inició la Instrucción Penal Preparatoria, llagando a juicio acusado de los delitos de "Homicidio en grado de tentativa, doblemente agravado por el vínculo y la violencia de género y desobediencia judicial, en concurso real", cargos que intentará afirmar la fiscal de la causa.

Por su parte, el querellante particular, apoyó los dichos de la fiscal cuando alegó en la apertura, pero consideró que se está ante "Homicidio en grado de tentativa, triplemente agravado por el vínculo, la violencia de género y la alevosía puesta de manifiesto por sus actos, todo en concurso real con la desobediencia judicial".

Los defensores por su lado consideraron que no se está ante esa figura y aseguran que Seliman, tras colisionar la moto de Pandiani, detuvo la marcha de su auto y se quedó en el lugar, discutiendo con su esposa, pero colaboró alcanzado el celular a un testigo para que realizara una llamada pidiendo auxilio, asegurando la Defensa que las lesiones de la mujer fueron leves.



Llamativamente, los defensores señalaron en su alegato de apertura (demostrando cual sería la estrategia a seguir en el debate), que la víctima fue la que llevó al acusado a esa reacción ya que "salía asiduamente con sus amigas a caminar, iba al gimnasio con amigas, que solía ir a cenar con amigas, que salía a los bailes también fuera de Tala y que todo lo hacía sin la compañía de su esposo", al tiempo que "mantenía relaciones sentimentales con otros hombres mientras convivían".

La doctora Pino dijo que no es un caso de violencia de género, lo que sería demostrado durante el debate con diferentes testigos de parte y otras evidencias.

La audiencia comenzó con el juramente de sietes testigos que declararon ante el Tribunal, incluyendo a Natalia Analía Pandiani, a quienes se sumó una Licenciada en Psicología Cecilia Campostrini que atendió a la mujer e intervino en el caso de violencia de género.

La Defensa buscaría debilitar la postura de la parte acusadora, intentando demostrar que la víctima fue infiel y esto llevó a su cliente a actuar de este modo, por lo que habrá que esperar lo que suceda este jueves que continuarán las testimoniales y el lunes 11, que será el turno de los testigos presentados por los defensores, fecha que culminaría el debata para pasar a los alegatos de cierre. Fuente: 03442

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS