Policiales Robo en Paraná

Absolvieron a acusados de balear a un joven para robarle la moto

Jorge Escuri y Brian Ávila fueron absueltos del delito de Robo agravado en perjuicio de Ramón Fernando Bustos, quien el 11 de abril de 2015, alrededor de las 0.30, en calle 538 y kilómetro 3 de Paraná.
Jorge Escuri y Brian Ávila fueron absueltos del delito de Robo agravado en perjuicio de Ramón Fernando Bustos, quien el 11 de abril de 2015, alrededor de las 0.30, en calle 538 y kilómetro 3 de Paraná, recibió un disparo de arma de fuego en la pierna izquierda, con orificio de entrada y de salida, cuando se resistió al intento de robo de la moto en la que se conducía. En el juicio surgió la enemistad que se formó entre las familias Bustos y Escuri, cuyos integrantes antes de este hecho eran amigos y compartían asados en carreras de motos. Sin embargo, la enemistad alcanzó niveles de violencia extremos al punto que Bustos, alias Papu, de 19 años, será juzgado como autor del crimen de Leandro Nahuel Escuri, ocurrido el 24 de febrero de 2016 a las 17.45 en calle Mosconi, entre calles Estado de Palestina. Leandro era hermano de Jorge.

La jueza del Tribunal de Juicio, Elisa Zilli, sostuvo en el adelanto de sentencia que durante el debate no se pudo acreditar con el grado de certeza necesario la teoría del caso del fiscal Santiago Brugo, por lo que resolvió absolver a los imputados por el beneficio de la duda. La jueza sí entendió que quedó acreditada la materialidad del hecho, esto es que Bustos fue agredido cuando desconocidos intentaron despojarlo de su moto. En esta línea, Zilli entendió que las hipótesis de las defensas (la de Escuri en manos de Leonardo Kunzi y José Iparraguirre; y la de Ávila, en las del defensor público, Sebastián Lescano) encontraron respaldo en las pruebas que se produjeron en el debate, aunque aclaró que no dictaba la absolución lisa y llana, sino por el beneficio de la duda, porque consideró que la versión de descargo de los imputados, que esa noche estuvieron en la casa de la madre de Escuri festejando el cumpleaños de éste, no quedó acreditada con contundencia.

Deficiente investigación
El debate dejó varios puntos de alarma relacionados con la investigación y las pruebas científicas y documentales que se ofrecieron. Uno de los más alarmantes consistió en que un informe del médico de Policía tenía una firma que no era la del galeno que lo realizó. Cuando en el juicio se le exhibió su informe dijo que esa no era su firma, sí su sello, y pretendió justificar la anomalía sosteniendo que era una modalidad que se realizaba en algunas ocasiones pero dejando aclarado con una sigla que la firma no correspondía a quien había realizado el informe. Otro punto que quedó en evidencia fue que el informe del médico forense sobre la intervención a Bustos, tenía el nombre y apellido de otra persona, y solo coincidía el número de documento.

También se destacó que no se realizaron croquis, que la moto de Bustos fue peritada varios meses después del hecho cuando se la secuestró en un operativo de prevención vial porque no tenía la documentación correspondiente y que los allanamientos que se realizaron en el contexto de la investigación se practicaron sesenta días después del hecho.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS