Paraná Pese al decreto vigente

Ante los “grises” legales, muchas actividades siguen funcionando en Paraná

El fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, señaló cuestiones “de interpretación” en torno al decreto vigente. Sin una especificación clara en torno a qué no está permitido, todo sigue dependiendo del criterio de “ventilación&rdqu
Tras la adhesión de Entre Ríos al decreto nacional que establece restricciones con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus, en Paraná muchas actividades que en principio aparecían entre las “prohibidas” continúan funcionando, luego de que el propio fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, señalara en la víspera los “grises” legales que aparecen en la normativa vigente.

El decreto provincial Nº 895/21 cataloga a Paraná como zona de alto riesgo epidemiológico y sanitario y establece una serie de medidas complementarias, focalizadas y temporarias que rigen en la capital entrerriana, entre otras localidades.

Entre los considerandos se dicta que se suspenden cines, teatros, clubes, gimnasios, centros culturales y otros establecimientos afines, salvo que funcionen al aire libre.

De esta forma, y mientras se destaca la intención de bajar la circulación de personas, en los clubes las actividades seguían dictándose prácticamente con normalidad, bajo los protocolos vigentes. Aunque algunos optaron por utilizar los patios para las diversas disciplinas, el propio Fiscal de Estado, que es quien debe establecer de forma tajante claridad sobre la aplicación de la norma, dejó planteados interrogantes, lo que hace que se continúe incluso con disciplinas en espacies que poco tienen que ver con el aire libre.

El funcionario admitió que hay cuestiones de interpretación, por lo que en el caso de las actividades deportivas “lo importante es que haya distancia, circulación de aire y uso de tapabocas en espacios compartidos”, sin dar precisiones sobre qué se puede y qué no se puede realizar.
“Lo general es que deportes al aire libre se pueden hacer y en espacios cerrados se pueden realizar bajo ciertas condiciones, pero hay cuestiones como ¿qué se considera espacio cerrado?. ¿Lo que está techado?, pero hay tinglados que son prácticamente abiertos, con suficiente ventilación”, reconoció Rodríguez Signes al plantear inquietudes en torno a la norma.

“El decreto nacional no establece restricciones en cantidad de personas que puedan practicar. Nosotros entendemos que tiene que ser razonable en cuánto al contacto”, acotó.

Y enfatizó que “lo importante es la ventilación. Que una pileta sea techada no quiere decir que sea un lugar cerrado. Salvo las que se arman con carpas, que son cerradas y el aire está muy concentrado”.

De esta forma, en la jornada posterior a la oficialización del decreto provincial de adhesión a la normativa nacional que ya está vigente desde el sábado, seguía analizándose desde qué óptica mirar cada caso, es decir qué actividades están efectivamente habilitadas y cuáles deberían suspenderse momentáneamente.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS