Paraná “Histórica y significativa”

Anticipan que la bajante del río Paraná se extenderá hasta después del otoño

“La perspectiva es mala y no hay razones para esperar una normalización en lo que resta del otoño”, anticipó a Elonce TV uno de los ingenieros del INA. Borús alertó que la bajante “sería peor a la del año pasado”.
Para el subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del Instituto Nacional del Agua, Ing. Juan Borús, la bajante del río Paraná es “histórica y significativa”. “Es un ciclo que comenzó en junio de 2019 con una sequía que se fue generalizando y eso hizo que todos los meses tuviéramos lluvias predominantemente por debajo de lo normal en las zonas en las que se gesta el río”, explicó al aclarar que “el agua que pasa por Paraná es resultante de la gran cuenca del Plata y si en esa parte de la región que tiene respuesta rápida no llueve durante muchos meses, pasa lo que ocurrió el año pasado en otoño”.

“En la actualidad, el escenario es similar y la preocupación está en el futuro cercano porque la continuidad es muy cierta”, alertó a Elonce TV el ingeniero del INA.
El Paraná, a la altura del puerto de la capital entrerriana, se encuentra en 1.40mts, oscilante. “Son valores que son más altos de los que se registraron el año pasado a esta altura, pero la perspectiva es mala en lo que respecta al clima y no hay razones para esperar una normalización en lo que resta del otoño y con alta probabilidad de que se extienda hasta varios meses después de 20 de junio con todas las complicaciones que ello conlleva”, comunicó Borús al remarcar: “Es cierta la posibilidad de que la bajante sea peor a la del año pasado”.

El ingeniero anticipó que la situación de bajante “complica la navegación fluvial, las tomas de agua y tiene un impacto en la estabilidad de laderas, como ocurrió en Diamante, y en la fauna íctica”.
Las previsiones
Consultado al ingeniero del INA por las previsiones en torno a la altura del río Paraná, éste argumentó que “al ser el clima tan variable, el horizonte de previsión es corto”. Pero fue claro al ratificar que “la previsión es mala”.

“El año pasado, en marzo y abril, nos preguntábamos por esta bajante extraordinaria porque en los 25 años anteriores no había una situación similar”, reconoció Borús al apuntar a una “continuidad de ese escenario”.
Respecto a las causas que hacen a la bajante “histórica y significativa”, Borús apuntó a “la persistencia de las lluvias por debajo de lo normal”. Y agregó que “si la falta de lluvias se hubiera dado sobre una cuenca no alterada por el ser humano, la respuesta sería otra”.

“Si se reditara la situación de los años ´40 tendríamos una bajante con valores negativos”, estimó el ingeniero del INA al indicar que habrá “valores oscilantes en los próximos dos meses”.

“Ese margen de incertidumbre se da porque cuando hay escasa disponibilidad de agua, cualquier lluvia medianamente importante que se dé, como la que produjo a fines de enero, puede producir una mejora fugaz que puede también llegar a ser significativa”, explicó.

Mirá la nota completa:
Video: Anticipan que la bajante del río Paraná se extenderá hasta después del otoño

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS