Paraná Historias de la Gesta de Malvinas

Testimonios: lo que vivieron ex combatientes de Malvinas tras el regreso a casa

Dos veteranos de Malvinas, Eduardo Sieber y Gerardo Panza, encabezaron un acto homenaje a los Ex Combatientes en San Benito. A Elonce TV le contaron sus vivencias tras el regreso a casa, después de la guerra.
Video: Testimonios: lo que vivieron ex combatientes de Malvinas tras el regreso a casa
Dos veteranos de Malvinas, Eduardo Sieber y Gerardo Panza, encabezaron un acto homenaje a los Ex Combatientes en la plaza que lleva ese nombre este viernes 2 de abril en la localidad de San Benito, acompañó Elonce TV. “Cada año que pasa es una fecha más especial porque el recuerdo de lo que vivimos en ese momento, en vez de alejarse, se acerca”, aseguró Sieber a Elonce TV.
“Mi hijo Matías cumplía un año el 4 de abril del ´82 e inconscientemente él me ayudaba a poner mis cositas en la bolsa que llevábamos a la guerra, sin saber lo que íbamos a pasar, porque en su ignorancia de niño, él no sabía que su padre se iba a la guerra”, rememoró el veterano al destacar: “Gracias a Dios pude volver y criarlos”. El veterano, que durante el conflicto bélico estuvo en Comodoro Rivadavia, recordó “una risueña paradoja” sobre su llegada a Paraná. “Mi cuñada, cuando salía del supermercado con mi hijo más chico, se puso a llorar tanto como si hubiera visto un monstruo”. “No me conocía”, reconoció Sieber a lamentar su “desilusión”.

Tras agradecer el acompañamiento de su familia después de la guerra, recordó a sus camaradas que no pudieron volver “y quedaron como mojones de nuestra soberanía, o sea que las Islas están habitadas por argentinos que dieron la vida por ellos”.
Por su parte, Panza, tenía 18 años y recién iniciaba su carrera militar cuando fue a combatir a las Islas. “Yo era un joven con deseo de cumplir con la Patria, como lo había prometido”, remarcó a Elonce TV.

El ex combatiente contó que tras su regreso de la guerra, fue “maltratado” por las instituciones militares. “Y al volver la civilidad seguíamos siendo los loquitos de la guerra, los inconscientes. Pero yo me siento orgulloso de haber combatido en Malvinas”, sentenció.
“Hace 20 años atrás, yo no podía hablar de Malvinas porque me sentía mal y a la gente no le interesaba. Pero desde hace unos diez años, esto cambió y ahora nos llaman para dar charlas en las escuelas, les inculcamos a nuestros hijos y nietos a seguir con la causa Malvinas”, ponderó el veterano.

El hogar de Panza se ubica frente a la plaza Ex Combatientes de Malvinas. “Solo comencé a colocar la bandera cuando mi nieta tenía un año, después me siguió mi esposa, después unos vecinos, y después me animé a invitar a los veteranos porque para uno veterano no hay mejor que otro veterano. En el primer acto era yo solo y nadie más”, recordó.
(Elonce)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS