Paraná En Plaza 1º de Mayo

"La señora de las palomas", una de las postales de Paraná

En Plaza 1º de Mayo, la "señora de las palomas" es Gilda Cittadino, una mujer que durante la cuarenta optó por acercarse a alimentarlas. A Elonce TV contó por qué lo hace y alertó que "las roban para sacrificios"
En la tradicional película Mi pobre angelito 2, la entrañable "señora de las palomas" es quien salva al personaje de Kevin cuando era perseguido por unos delincuentes que querían atraparlo en el nevado y navideño Central Park.

En Plaza 1º de Mayo, pero en Paraná, la "señora de las palomas" es Gilda Cittadino, una mujer que durante la cuarentena por coronavirus optó por acercarse a alimentarlas. "Los que me conocen saben que amo los animales, y cuando comenzó el encierro, un día vine a hacer un mandado y las vi que estaban en desesperadas picando en el piso y no encontraban nada. Entonces, decidí empezar a traerles de comer", rememoró a Elonce TV.

Y continuó: "Así empecé a venir, al principio estaba en la vereda, pero después me di cuenta que se asustaban por la gente que pasaba y además molestaban a los que cruzaban. Entonces, decidí trasladarme hasta acá, que es un espacio amplio, no molestan y son molestadas".
Gilda comentó que durante la cuarentena iba hasta tres veces por semanas a la plaza para alimentar a las palomas, pero ahora prácticamente lo hace todos los días. "Son muchas y, además, ya me conocen", destacó "la señora de las palomas".

Consultada a la mujer qué la motivó a alimentar a las aves, ésta explicó: "Por su naturaleza, están dotadas para saber cómo conseguir su alimento, pero también gracias a la buena voluntad de los que tomaban mate en la plaza, era más fácil para ellas". Pero pasó que, durante la cuarentena, al cesar el movimiento de jóvenes y familias en la plaza, las palomas quedaron sin su sustento. "Te partía el alma cómo revolvían la tierra buscando comida", refirió Gilda.
En la oportunidad, valoró el gesto de "los padres respetuosos que les indican a sus hijos que no molesten a las palomas cuando están comiendo". "No es gracioso correr a las palomas, asustarlas, y todavía lo siguen haciendo", lamentó.

Asimismo, no dejó de mencionar que "antes había muchas más palomas blancas". "Un día hablando con varias personas, me comentaron que se las roban para sacrificios en rituales", alertó al respecto.
Al preguntarle a la mujer si otros también desean alimentarlas, qué pueden llevarles, ésta explicó que "el pan, si bien las llena, no las nutre". Fue por eso que explicó que ella las alimenta con "alimento para gallinas, que contiene muchas semillas y de diferentes tamaños para que puedan comer tanto las palomas grandes y pequeñas, como los gorriones". (Elonce)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS