Paraná Un acto de amor

Joven recibió dos trasplantes de riñón: Los donantes fueron sus padres

Anneris Caraballo nació con una malformación congénita y fue operada. A los 18 años comenzó a tener problemas de salud y su papá le donó un riñón. Hace dos años su madre le donó el otro, supo Elonce TV.
Anneris Caraballo nació con una malformación congénita: tenía cuatro riñones. Los médicos debieron operarla y sacarle dos. Con el paso del tiempo, a los 18 años, comenzó a tener problemas de salud. A los 22 años le hicieron un trasplante renal y hace dos años le hicieron otro. Sus donantes fueron sus papás, Edgardo y Viviana.

"Es un acto enorme de amor el que tuvieron hacia mí. Me dieron vida. Ellos entraban conmigo a la operación, no era solo mi vida la que estaba en juego, sino también la de ellos. El gesto nunca entró en discusión", contó en el programa Buenas Noches, de Elonce TV.

Dijo que "el trasplante me cambió totalmente la vida, ahora puedo hacer todo. Antes había cosas que no podía hacer porque estaba debilitada, no tenía ganas de nada".

"Uno aprende a valorar. Cuando uno transita por estas cosas tan graves uno ve otras cosas, valora otros momentos: valoro el presente, el tomar mate en una plaza, el estar con mi sobrino y pequeños momentos", resaltó.

Su madre, en tanto, comentó que "el médico en Buenos Aires nos dijo que si estábamos de acuerdo que comenzáramos los estudios. Mi esposo fue el donante número uno. Hay que hacer muchos estudios de compatibilidad: si está sano, si podía vivir con un solo riñón. No tuvo problemas, hace 10 años que hizo el trasplante y vive muy bien, hace mucho deporte. Yo llevo dos años y también llevo una vida saludable. Es largo, tenés que estar fortalecido, no es fácil, pero todo llega a un término positivo".
Consideró que hubo dos factores que hicieron que Anne pueda recibir bien esos dos trasplantes: "Primero destaco su fortaleza y segundo que tenía compatibilidad con los dos. Afortunadamente la obra social nunca nos dejó, es fundamental. El camino se hizo más fácil. Uno nunca sabe hasta que no le pasa. Viajábamos varias veces a la semana a Buenos Aires, son muchos estudios".

Su papá, por su parte, expresó que "saber que mi hija tiene un órgano mío es algo muy grande, muy especial. Es mejorar la calidad de vida, eso no tiene límites. Uno cumple con eso y más con su hijo. No tiene que haber un parentesco para hacer una donación en vida".

"Hace 10 años, cuando empezamos a prepararnos, un año antes nos dijeron que tendríamos que ir pensando si íbamos a ser los donantes. Si nosotros no queríamos ella entraba a lista de espera. No queríamos que pasara por esa etapa, nosotros dijimos que íbamos a estar cuando ella lo necesitara. Me tocó la primera donación y gracias a Dios se pudo", señaló.

Coincidieron en que tras la donación se sintieron plenos. "Entramos felices al quirófano. Entramos juntos y salimos juntos con ella", expresaron y remarcaron que "fue una operación por parascopía, con un corte muy pequeño, con dos orificios. A los pocos días se hicimos vida normal".

"Como experiencia podemos decir que es un camino que está cerca. Donde hay una situación de un familiar enfermo y necesita una donación de órgano, hay que tomar la decisión, hacerlo", finalizaron. Elonce.com
Video: Joven recibió dos trasplantes de riñón: Los donantes fueron sus padres

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS