Paraná Estaban "en negro"

Despedidos de una tintorería y lavandería reclaman el pago de haberes adeudados

"Por cómo está la situación tuve que agarrar lo que encontré para llevar el pan a mi casa. Tengo un hijo y se aprovechan de esta situación", dijo uno de los damnificados a Elonce TV.
Cuatro exempleados de una lavandería y tintorería ubicada en calle Zavalía, casi Río Negro, de la capital entrerriana reclamaron este viernes el pago de los haberes pendientes.
Matías contó a Elonce TV que "hace dos meses que no nos pagan y hace una semana nos echaron a todos para no abonarnos lo que nos deben".

El joven puso además de relieve que en el lugar "es un peligro trabajar, porque todo el sistema eléctrico está mal y hay agua en el piso. Son muchas horas de trabajo, hace mucho calor adentro y uno corre peligro de electrocutarse".

Otro de los trabajadores confirmó a este medio que "no estábamos registrados. Le faltamos un día porque no nos quería pagar y nos despidió. Nos dijo que no viniéramos más y nunca se nos completó el pago".

Ante esta situación "fuimos a la Secretaría de Trabajo, porque a la propietaria no quiere hablar con nosotros".

"No contesta las llamadas, nos bloqueó en Whatsapp y acá no se presenta", acotó Matías.
Por su parte, Leandro, otro de los damnificados contó a Elonce que empezó a trabajar en el lugar en enero. "Me pagó los primeros días y después no me abonó nada. Yo tengo un hijo y te da bronca. Me iba pateando, yo esperaba por lo difícil que está la situación para conseguir trabajo.

Los afectados revelaron que "el lavadero sigue trabajando con gente nueva que ha contratado sin pagarnos a nosotros", al tiempo que dieron cuenta de que esta mañana "vino la Policía, porque les dijeron que habíamos amenazados, cuando en realidad vinimos tranquilos. Nos acercamos porque nos dijeron que íbamos a cobrar. La Policía habló con nosotros y vieron que estábamos tranquilos. Sólo nos tomaron los datos y se fueron".

En declaraciones al programa A Media Mañana, Leandro dijo que la cantidad de dinero que les deben es distinta en cada caso. "Algunos trabajaban fijos y otros dos o tres días. Estábamos en negro".
"He trabajado en distintos lugares, pero por cómo está la situación tuve que agarrar lo que encontré para llevar el pan a mi casa, porque tengo un hijo y se aprovechan de esta situación", lamentó el joven. Y continuó: "Yo no tengo problema de trabajar de lo que sea, lo que da bronca es que se abusen de la necesidad de uno. Trabajábamos 12 o 13 horas, nunca nos quejamos, solo queríamos que nos paguen".

"Está difícil conseguir trabajo. Uno trata de aprovechar las pocas oportunidades que tiene y tolera cosas, como las condiciones. Agacha la cabeza y uno aguanta que le demoren los pagos. Hay que pedalearla", completó. Elonce.com

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS