Paraná Debe responder en la Justicia

Profesor acusado de bullying a sus alumnos fue sumariado y reubicado

Se desempeñaba en una escuela de San Benito. Lo acusan de poner sobrenombres y agredir a alumnos. Fue reubicado en la Dirección Departamental de Escuelas sin tener un acercamiento con menores.
Tras un proceso de investigación interno, el Consejo General de Educación decidió apartar de sus tareas a un profesor de educación física que daba clases en una escuela de San Benito y que había sido denunciado en la Justicia.

Según los dichos de los alumnos de quinto grado, el mismo los agredía verbal y físicamente. No conforme con esto, les ponía sobrenombres entre otras actitudes que determinaron con la denuncia penal en la justicia de Paraná. Se entendió que había un claro bullying de parte del docente, además de los actos de violencia.

El director Departamental de Escuelas de Paraná, Humberto José, informó que "se dispuso la apertura de los protocolos que llevaron a que el Consejo de Educación resolviera apartarlo de sus funciones".
El funcionario educativo de esta capital explicó: "La Supervisión constató el malestar de los padres, y tras hablar con las autoridades de la escuela en cuestión es que se elaboró el informe que llevó a que desde el CGE se emitiera la resolución con la separación del cargo".

En la resolución del organismo también se dispuso que el profesor de educación física sea reubicado en la Dirección Departamental de Escuelas sin tener un acercamiento con menores. "De esa manera se resolvió que realice tareas administrativas en nuestras oficinas hasta tanto finalice el sumario administrativo interno, como también la investigación judicial", resaltó José en declaraciones a Diario Uno.

Una de las madres denunciantes sostuvo que debieron acudir a la Policía y a la Justicia "porque era insostenible la situación con el profesor".

"Lamentablemente tiene actitudes que dejan mucho que desear y si esto llegó hasta aquí es porque cuenta con la protección de autoridades de esa escuela", explicó la madre de la criatura de 10 años que, según denunció, "fue el último chico golpeado y agredido por este docente".

Los padres se reunieron entre ellos y descubrieron los incidentes por los dichos de sus hijos. Allí se supo que el profesor tiene la costumbre de poner apodos agraviantes, partiendo de problemas físicos o por como caminan o son dentro del establecimiento.

En la larga denuncia, se alertó que el docente también los agredía indicándoles que "estaban drogados".

El profesor ya había sido advertido del malestar de los padres sobre su comportamiento, y la respuesta dada por el docente fue que en "Educación Física existe el contacto físico y exigencias mayores con el cuerpo, por lo que las quejas de los niños no deberían ser magnificadas".

En el descargo oral que hizo ante las autoridades que le iniciaron la instrucción sumaria, indicó que él no dimensionó el enojo de los progenitores y el temor existente entre los niños.

Un padre que estaba al tanto del "llamativo" descargo resaltó: "Es como que no le dio importancia a los cuestionamientos y siguió en el camino de hacerles bullying a nuestros hijos".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS