Paraná El Ventilador

Tras el paro de colectivos, el sistema de transporte público ¿en crisis?

Abril comenzó con un paro total de colectivos en Paraná. ¿Habrá sanciones para las firmas concesionarias del transporte público de Paraná por incumplir con la prestación del servicio? ¿Quién controla?
Abril comenzó con un paro total de colectivos en Paraná. Otra vez, miles de usuarios se enteraron de la sorpresiva medida mientras se encontraban esperando en las garitas.

Los choferes en reclamo del pago de 5000 pesos acordados con la patronal hace diez días en paritaria, sacaron las unidades de circulación mientras los empresarios negociaban en oficinas gubernamentales conseguir nuevos recursos que absorbieran ese compromiso salarial.

Una vez más, el motivo de este paro instrumentado por el sindicato de los choferes UTA tiene estrecha vinculación con el recorte a los subsidios que aplicó la Nación en diciembre pasado.
Desde el Gobierno local no ocultaron su malestar por la medida gremial a la que calificaron de ilegal.

Funcionarios de Transporte se ocuparon de aclararle a la ciudadanía paranaense que lo ocurrido surge de un problema netamente empresarial y que, como tal, son los dueños del transporte los que tienen que honrar los compromisos salariales con sus empleados y no la Municipalidad de Paraná, a través del dinero de todos.

Finalmente anoche, con la intermediación del Gobierno local después del dictado de la conciliación obligatoria, las partes arribaron a un acuerdo y el conflicto se destrabó.

¿De qué manera? El dinero para que los choferes de ERSA y Mariano Moreno cobren los 5000 pesos de aumento salarial, saldrá de las arcas municipales para ser abonado este miércoles.

Seguramente más de un usuario estará preguntándose: ¿Habrá sanciones para las firmas concesionarias del transporte público de Paraná por incumplir con la prestación del servicio? ¿Quién controla que se cumplan esas penalizaciones?
¿Puede una empresa proveedora del Estado forzar una situación con duras medidas de fuerza para lograr un beneficio empresarial? ¿A dónde está el límite? ¿Quién defiende a los usuarios que quedan de rehenes en medio del fuego cruzado?

Como se puede observar, es todo el sistema de transporte público de pasajeros el que está en crisis. Y para interpretarlo hay que abarcar todas las variables, contemplando también que el costo del boleto habría quedado desactualizado, por lo cual su valor sería llevado a 22 pesos en los próximos días en Paraná.
"Con frecuencias de 10 minutos y un boleto acorde todos dejarían de usar el auto"
Alicia Glauser, de la Asamblea Ciudadana Vecinalista, opinó que "dejamos nuestra propuesta en la Cámara de Diputados para solucionar el problema del Área Metropolitana. Hablamos de otra forma de servicio de colectivos y trenes. Lo del transporte es viejo pero explotó ahora. Cuando armaron la nueva concesión no tuvieron piedad y armaron un pliego terrible, donde dejaron sin colectivo a todos los barrios de Paraná".

"El servicio es malísimo, las frecuencias se volvieron eternas y aparecieron los paros. Me encantaría saber si la empresa fue sancionada en otros paros. Por otra parte, el boleto combinado no existe. Nosotros los pobres, ¿cómo vamos a hacer para pagar un nuevo aumento en el pasaje?", se preguntó.

Asimismo, dijo que "estamos defendiendo al pueblo con un gobierno nacional que nos ahoga en todo. Los que trabajamos se han empobrecido enormemente y encima tenemos que soportar esto. Nosotros advertimos que no era factible lo que iban a hacer y así fue. El pliego y todas las condiciones le dieron a la empresa. Ahora que paran cuando quieren y hacen lo que quieren nadie les dicen nada. Pasan a la hora que quieren, hace años que tenemos problemas".

"Acá nadie ejerce control, nadie ejerce nada, es una selva, gana el que más tiene. No es rentable dicen los empresarios porque el servicio es malo, pésimo, hay gente que llega tarde al trabajo. Si pasara cada 10 minutos y con un boleto a una tarifa adecuada a mi bolsillo, te aseguro que al auto la gente no lo saca más", remarcó.

"Los colectivos son camiones con rueda. El tren que va a Colonia Avellaneda tiene hasta aire acondicionado y vale dos pesos. Nosotros tenemos pruebas de que los colectivos se rompen y se quedan. Los gobiernos no solucionan los problemas", acotó.

"Si el boleto sube a 20 pesos seguiré caminando porque es muy caro. Tomo entre dos y tres colectivos por día. Nadie está en contra de los colectiveros", finalizó.
"Si para este miércoles no está depositado el dinero, el jueves habrá paro"
Sergio Groh, secretario gremial de UTA, comentó que "el viernes de la semana pasada tenían que hacerse efectivos 2500 pesos de un acta firmada cerrando paritarias 2018. Estuvimos toda la mañana comunicados con la empresa, para el mediodía iban a estar depositados. No hubo respuesta. Dejamos pasar todo el día, no pudimos comunicarnos con nadie más. Esperamos hasta el lunes por la mañana, como no pasó nada decidimos hacer paro para que se efectivice el dinero. A ningún trabajador le gusta estar en esta situación".

En ese sentido, dijo que "según la empresa, el municipio no había hecho el aporte para el pago de 2500 pesos. Era un subsidio acordado con nación. Sea quien sea que aporte el dinero los trabajadores tenemos un acta y la vamos a hacer valer".

"Según los empresarios el servicio no es rentable. En octubre o noviembre hubo un estudio de costos por parte del municipio y el boleto dio una tarifa plana de alrededor de 25 pesos. Esto es del año pasado, aún no se ha aplicado. Ahora seguramente debe ser más por la inflación", resaltó.

Asimismo, manifestó que "los sábados, domingos y feriados el servicio es distinto, hay menos frecuencias pero porque hay menos coches. Se sacaron colectivos de la flota, de los más nuevos, pero el servicio sigue prestándose con la misma cantidad de colectivos. Los llevaron a otra provincia pero acá todo sigue igual porque se pusieron otros coches".

"La frecuencia que hace el chofer no es responsabilidad de él. Lo único que hace es seguir la hoja de ruta donde están los horarios. El chofer no hace el horario que quiere, debe cumplir. Si no cumplen tienen sanción. Hay muchos factores que hacen que las frecuencias cambien, pero para que el transporte funcione como corresponde deberían respetarse los carriles exclusivos, que funcionen bien los semáforos, que las calles estén en buen estado. Puede pasar que la gente espere 50 minutos porque se puede romper un coche, por ejemplo", resaltó.

Comentó que "entre transporte urbano e interurbano hay cerca de 170 coches. Depende la línea es la cantidad de coches. No estamos dentro de la administración de la empresa pero se sabe que han dejado de funcionar ramales en todo el país, por algo es".

Sobre cómo sigue el conflicto, explicó que "para este miércoles por la tarde tienen que estar acreditados los 5000 pesos. Si eso no sucede seguramente el jueves a la mañana haremos paro. Si nosotros le decimos a los choferes que no cobren pasaje la empresa los sanciona. No podemos hacer eso, no podemos permitirlo. Si llevan pasajeros sin cobrarle y hay un accidente con heridos, ¿quién se hace cargo de ese pasajero?. Si el trabajador cobra como corresponde no va a haber problemas".
"Los municipios terminamos siendo variable de ajuste del sistema"
Carlos González, Concejal por el bloque Cambiemos, dijo que "cuando caducó el sistema de subsidios en Buenos Aires, se juntaron los transportistas, el gobierno nacional, los gobernadores y la UTA. Los municipios estaban ausentes de ese tema. Allí se planificó cómo se iba a reconducir el sistema una vez que no estén los subsidios. En ese momento se estaba negociando el Presupuesto y el gobierno nacional le transfirió a las provincias que tiene que hacerse cargo del sistema. Les autorizó una serie de aportes e impuestos para que aporten el 50%. Los municipios no estaban presentes pero terminamos siendo la variable de ajuste del sistema".

"A UTA les dicen que el municipio tiene que hacer un aporte, como diciendo que van a llegar los Reyes Magos pero nadie les dijo que en realidad debían hacerlo los que firmaron el acuerdo, FATAP, los municipios no participaron", agregó.

"El paro que se hizo el otro día fue para el área Urbana y Metropolitana. La respuesta fue solo la participación de la municipalidad de Paraná, pero no la de Oro Verde, Colonia Avellaneda, San Benito ni la Secretaría de Transporte de la Provincia", resaltó.

Asimismo, explicó que "lo que se pagó es un adelanto a cuenta del subsidio que vamos a hacer al boleto que está en evaluación ahora. Como el municipio iba a subsidiar el boleto para hacer bajar el precio, vamos a descontar este adelanto para solucionar esta situación. La empresa no tenía otra opción aparentemente".

"Los colectivos están controlados por un sistema de GPS que desde la sala de monitoreo analiza todo. Ahora mismo ya hay un pedido de sanción económica a la empresa por el paro. El marco regulatorio pide un promedio de antigüedad de la flota que hay que cumplir", agregó.

Además, dijo que "con el subsidio anterior llegaban 26 millones de pesos y 8 millones recibían las empresas para el gasoil, todo eso desapareció. Ahora llegan 12 millones. La tarifa que se pretende implementar salió de un estudio de costos".

"Existe la posibilidad de revocar la concesión pero lamentablemente el sistema de transporte está cartelizado en la Argentina. Cuando nosotros pusimos los pliegos en venta no compraron porque en el país se lo reparten", agregó.

Sobre el precio del boleto, señaló que "seguramente quedará en alrededor de 20 pesos".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS