Paraná El Ventilador, por Elonce TV

Prostitución: ¿Trabajo o explotación sexual?

El Ventilador debatió sobre "la prostitución como elección", y "la explotación sexual como consecuencia de la trata". Especialistas en la problemática y personas que ejercieron la prostitución, dieron su opinión
En Entre Ríos, la instalación de establecimientos donde se explote sexualmente a las personas, está prohibida por la ley Nº 10186. La sanción de esta norma en 2012, a la que se fueron sumando distintos municipios, determinó, además, la clausura de los establecimientos de este tipo que ya funcionaban en la provincia.

Pero, el cierre de cabarets y whiskerías, ¿hizo que desaparezca la prostitución? Voces autorizadas aseguran que con o sin ley, la actividad se sigue ejerciendo y en muchos casos aparece relacionada con la trata, la violencia o el narcotráfico.

Se sabe que a lo largo de la historia de nuestro país fueron varios los intentos de terminar con éste que suele conocerse como "el oficio más antiguo de la historia".

Pero hasta ahora nadie ha podido erradicar este modo de explotación, trabajo o subsistencia, según desde donde nos paremos a la hora de analizar la temática.

Un hecho que se puso de relevancia después de la sanción de la ley antiprostíbulos, fue la clandestinización de la prostitución. Es decir que la norma derivó en que muchas personas, fundamentalmente mujeres, fueron expulsadas a ejercer en las calles o en cabarets encubiertos.
¿La diferencia entre prostitución y trata?
La captación y el traslado de personas con fines de explotación, es trata. Obligar a una persona en condiciones de esclavitud a comercializarse mediante la oferta de servicios sexuales contra su voluntad, constituye un delito y está penalizado por ley.

Todos quienes asistimos o sospechamos de un hecho de estas características estamos obligados a denunciarlo para que el Estado acuda en socorro de las víctimas y brinde la ayuda y asistencia necesarias.

Lejos de evitar la polémica, podría decirse que la primera es voluntaria y la segunda es forzada, ejercida mediante un abuso de poder, después del secuestro y engaño de la víctima para el beneficio económico de su captor.
¿Cuál es la ruta de la trata hoy en Entre Ríos? ¿Cuántas víctimas se van rescatando hasta el momento? ¿Qué rol tienen las ONG`s que vienen desde hace años poniéndole el cuerpo a estas denuncias?

Evitar el avance de este flagelo -que es también un gran negocio para algunos- fue precisamente el fin de la decisión política de cerrar y prohibir los cabarets y burdeles.

A través de esa norma, en Paraná por ejemplo, ocho prostíbulos más conocidos fueron inhabilitados.
¿Abolir o regular?
Fue la diputada radical de Cambiemos, Gabriela Lena, quien en 2016 recogió una iniciativa de la Asociación de Mujeres Meretrices y la plasmó en un proyecto de ley tendiente a reglamentar la prostitución en la provincia y sacar de la marginalidad a quienes la ejercen voluntariamente.

El otorgamiento de un carnet habilitante, el acceso al monotributo, jubilación, vacaciones, atención de la salud, eran algunos de los puntos sobre los que intentó avanzar la propuesta que inmediatamente cosechó la desaprobación de la Red Nacional Antimafia, el Foro Infancia Robada y la Red de Alerta, entre otras organizaciones que luchan contra la trata y la vinculan directamente con la prostitución.
En ese momento, salieron a señalar enfáticamente que detrás de la máscara del 'trabajo sexual' está la explotación y rechazaron la posibilidad de que el Estado legitime esta práctica abusiva... pero lejos de solucionarse la problemática continuó y según algunos análisis... se agravó.

La Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar), filial Entre Ríos informó mediante un relevamiento realizado en 2015, que eran 4.000 las mujeres que ejercían la prostitución en Ente Ríos y alrededor de 200 sólo en Paraná.

En El Ventilador, se debatió ¿dónde están? ¿eligen la prostitución o no tienen otra salida? ¿qué alternativas laborales se les ofreció desde la sanción de la ley antiprostíbulos hasta ahora? ¿en qué condiciones salen a la vía pública?

El conductor del programa Lalo Foncea abrió el programa planteando la temática, en torno a "la prostitución como elección y cuál es la situación de las trabajadoras en la calle", frente a "la situación de la explotación sexual como consecuencia de la trata en Entre Ríos después de adhesión a la ley que prohíbe el ejercicio de la prostitución".
-

Se cerraron los prostíbulos pero los proxenetas no fueron encontrados

La periodista Claudia Yauck, opinó que "la prostitución no es un trabajo porque el hombre que viene con el dinero ya ejerce una situación de dominio. La ley con la que se cerraron los prostíbulos no solo las dejó en la calle, sino que no llevó a ningún proxeneta a la cárcel. Los dueños de esas casas nunca fueron encontrados, no tienen nombre y apellido y es el poder el que ampara esta situación de desprotección de las chicas".
-

El Estado tiene que tener en claro qué buscar para luego encontrar una solución

El periodista Sebastián Martínez, indicó que "el Estado probó cerrando los prostíbulos y se generó un efecto no deseado, porque terminaron las mujeres en la calle. Hemos pasado por muchas etapas y primero tenemos que tener un criterio claro de qué buscamos para luego encontrar una solución".
-

Nadie optaría por hacer este trabajo por placer

El locutor Alejandro Abero, dijo que "creo que hay un problema de vulnerabilidad, sea quien sea, no tenés posibilidad de hacer otra cosa. No hay ninguna persona en ningún lugar del mundo que optaría por hacer este trabajo por placer".
-

"La prostitución es una elección o no"

La periodista Ana Tepsich interrogó sobre la prostitución VIP. "Las chicas que se pagan toda su carrera así". También planteó sus dudas respecto a que, si en el caso de las travestis invitadas, el ejercicio de la prostitución había sido una elección o no, y a una de ellas le preguntó su había llegado a enamorarse de un cliente.
-

"Hay que generar una política pública para atender el tema"

Luz Alcain, periodista. "El proyecto de la diputada Gabriela Lena proponía la creación de una oficina que reglamentaba el ejercicio de la prostitución y dependía del ministerio de Trabajo. Y eso fue lo que generó mayor polémica porque, por qué no se generó una política social", se preguntó.
-
"No queremos que se legalice la prostitución porque será un negocio"
Agostina Busten, Trabajadora de Salud, remarcó que "fui una de las beneficiadas con el cierre de las whiskerías y boliches privados. Así comencé a tener reinserción laboral, terminé la escuela secundaria e ingresé a la facultad. Tengo un trabajo digno como corresponde. Hubo acompañamiento en mi caso. Dentro de todas las compañeras la única, lamentablemente, que tuvo esa oportunidad fui yo".

Contó que "desde el día 1 que salí a trabajar en la calle le dejé en claro a los clientes que no es lo que yo quería para mí, no era la vida que quería, pero en ese momento era la única forma de no trabajo, era lo único que me quedaba como alternativa para subsistir. Busqué trabajo pero por nuestra condición de ser trans o travesti no nos daba la sociedad la oportunidad de un trabajo digno".

Relató que ejerció la prostitución por más de ocho años. "Trabajé en la calle, que es mucho más peligroso que en una whiskería o prostíbulo. Normalmente las chicas trans o travestis trabajamos por nuestra cuenta y para nosotras. En Paraná la mayoría de las chicas son de Santa Fe y están manejadas por proxenetas que vienen y traen tres o cuatro chicas, las paran en una esquina y trabajan y facturan para esa persona", agregó.

Y aseguró que "el trabajo sexual está devaluado. En la época que se trabajaba bien era el 50% para el proxeneta. El otro 50% que le quedaba a la chica tenía descuentos: el viaje Paraná-Santa Fe, la ropa que le daban y las sustancias que consumían para aguantar en la noche. Les quedaba nada".

Aclaró que "las que quieren reglamentar la prostitución son las de la prostitución VIP. Son las chicas que trabajan en departamentos y en privado porque para ellas y para la gente que las regente es un negocio. Ellas no están paradas en una esquina, no tienen neumonía como nosotras, no han sido golpeadas como nosotras".

Respecto a por qué las mujeres viajan de Santa Fe a Paraná a ejercer la prostitución, dijo que "se rumorea que los clientes en Paraná pagan el doble que los de Santa Fe".

Recordó que "fui brutalmente golpeada por la Policía y nadie de fiscalía me dio respuesta. Llego un día a trabajar y baja un hombre de un auto para decirme que me vaya por las buenas o por las malas. Nosotras somos de Paraná y estamos expuestas a que parientes, vecinos, amigos nos conozcan, nos llevan a Investigaciones, nos tienen dos horas, nos toman datos y huellas para estar paradas en las esquinas. A las de Santa Fe que están acá no les piden datos. A nosotras nos tiene que requisar un personal femenino y nos requisa un personal masculino".
-
"La prostitución te mata los sueños"
Iara Quiroga, activista por los derechos de la comunidad Trava Trans. "Antes de adherir a la ley de cerrar los boliches, hubieran creado otro método de mayor seguridad dentro de los locales, porque cuando se iban los policías, traían a las menores", advirtió.

"Las compañeras que hemos estado en los boliches, antes, estábamos más protegidas. Teníamos otra contención, un techo, un lugar donde higienizarnos; creábamos un vínculo, un compañerismo", aseguró la activista.

"Siempre trabajé para mí. Firmaba un contrato por 15 días, una semana o más, podíamos estar viviendo un mes en el boliche y tu vida les pertenecía por todo ese mes", rememoró.

"La prostitución, para una travesti, nunca es una elección. Las travestis, mayormente, llegamos a esa situación, solas, porque estamos despojadas de hogares", sentenció, al manifestarse en contra de la regulación. "Es mentira que es un trabajo digno y que una elige, porque el prostituyente es el que tiene todas las de ganar. No hay ninguna autonomía sobre nuestros cuerpos en esa situación", remarcó.

"Cuando elegimos ser lo que queremos ser y le damos respeto a nuestro cuerpo, para sentirnos bien, no nos queda otra salida", sentenció la activista que, si bien es estudiante de la licenciatura en Trabajo Social, reconoció que, "lamentablemente" sigue viviendo de la prostitución.

"Hace 17 años que estoy en esto y la prostitución te mata el deseo, los sueños de estar con alguien, de poder crear un vínculo con alguien. No es fácil poder sostener los vínculos", reafirmó, al tiempo que confesó: "Te hicieron el cuento, volvieron a tirarte a la esquina y con denudas".
-
"Con la prostitución lo que recibimos son violaciones sistemáticas"
Elena Moncada, Fundadora de Mujeres en Actividad y autora del libro "Yo elijo contar mi historia", indicó que "estuve 18 años en situación de prostitución y para mí eso no es un trabajo. Lo que recibimos son violaciones sistemáticas hacia nuestros cuerpos. Actualmente con la ONG hacemos recorridas nocturnas y nos encontramos con niñas de 11 años con mujeres de 72 años que después de que dejaron han vuelto".

"Hay varias formas de entrar en la prostitución: seducción o enamoramiento de un fiolo; secuestro; el hambre, la necesidad, la vulnerabilidad de las mujeres; la droga. Uno sigue ahí porque lo naturaliza", dijo.

También, expresó que "mi caso fue de explotación. Arranqué en Paraná, en la calle. Luego vas conociendo otros lugares. Me fui a Buenos Aires y volví a Santa Fe, mi ciudad natal, a armar una ONG para tratar de sacar a las compañeras de un lugar que no deben estar. La prostitución y la trata son un hilo muy fino. La trata no solo es tener a la chica atada a la pata de la cama, la trata está en la cabeza, en el dinero".

Remarcó que "lo que te hace salir es empezar a pensarte, tener otra oportunidad. La mía fue ver morir a una compañera, eso fue terrible y empecé a volver a Santa Fe. Mi hija luego me dijo que estaba embarazada y ahí dije con mi nieto no, empecé el cambio".

"El 97% de las chicas en prostitución hemos sido violadas entre los 5 y 16 años por un familiar directo. Ese fue mi caso. Eso lleva a que uno siga naturalizándolo. Son los varones los que tienen que cambiar el chip hacia sus hijos y nietos para no tener que pagarle a una mujer, porque no somos mujeres enfrascadas", agregó.
-
"Se cerraron los prostíbulos pero se dio un desplazamiento hacia otros lugares, como bares o departamentos privados"
Graciela Mantaras, Psicóloga y titular de la Subsecretaria de la Mujer, manifestó que "en 2014 se cerraron los prostíbulos en Paraná. Lo que refieren las mujeres que están adentro de los prostíbulos es que perdieron el lugar bajo techo para trabajar. Esto terminó en un desplazamiento: lo que antes era el prostíbulo ahora es la confitería, el bar, el departamento privado, la ruta. Significativamente no hubo una política que se complementó con otras cuestiones. Una capacitación e inserción laboral significativa no hubo".

"Debe haber una política muchísimo más amplia que atienda a todas las necesidades: laboral, capacitación, escolarización. Es fundamental una genuina posibilidad de elección de una mujer. Cuando dicen que ellas eligen ejercer la prostitución es una falacia", consideró.

Remarcó que "los prostíbulos señalados como tales están cerrados, pero hay otros lugares que no están identificados como eso pero se sabe que funcionan clandestinamente. El tema está muy solapado, a veces con una habilitación comercial para un fin determinado que se cumple pero en cierta hora. En la trastienda se sabe que ocurren otras cosas, no dentro del local, pero sí se pueden gestar los encuentros para un posterior desplazamiento a otro sitio".

"Desde la Sub Secretaría de la Mujer no tenemos un programa para mujeres sobrevivientes de prostitución o trata", contó.
-
"Las personas que ejercen prostitución no son solo prostitutas. Hay mujeres que son madres, estudiantes, tías"
Gonzalo Molinda, Tesista de Trabajo Social, contó que "mi tesis tiene que ver con narrativa de trayectorias de vida de travestis y trans de Entre Ríos. Intentamos no decir: es bueno o es malo, es digno o es indigno, es abolicionismo o reglamentistmo. Las personas que ejercen prostitución no son solo prostitutas. Hay mujeres que son madres, estudiantes, tías. El sujeto prostitución no puede borras el sujeto ciudadano que tiene derechos. Tampoco el Estado está totalmente ausente porque en el caso de las trans y travestis el Estado está presente a través de la criminalización, la persecución. Una de las causas de muerte de las compañeras es la Policía".

"Hicimos una gran red institucional que pensó en el empoderamiento y el trabajo. Necesitamos muchísimos actores públicos para que las chicas travestis y trans, partiendo de una situación diagnóstica, reconocieran sus habilidades y capacidades. Comprobamos que muchas de ellas ni siquiera se habían animado a una primera entrevista laboral. Lo que conseguimos después de eso fue que vayan a la universidad, que hagan el cambio de DNI, que denuncien las situaciones de violencia, el cupo laboral trans en el municipio", narró sobre su trabajo.
-
"Siempre hay un engaño"
Araceli Ibarra, psicóloga en el área asistencia a las víctimas de trata. "Desde el momento en que están despojadas de su autonomía y el poder de decisión, hay que replantearse si es una elección. Hay como una auto-convicción de decir `si, yo lo elijo´, pero siempre prima el engaño porque quién se reditúa con todo esto", se preguntó.

"Tiene que ver con factores que inciden a nivel social y cultural, que hacen que las mujeres no tengan el acceso o la igualdad de oportunidades que tienen los hombres", explicó.

La profesional apuntó a "la violencia de género y la asimetría de poder sobre las mujeres". "Más allá que pueda ser una elección o no, siempre hay un engaño. La captación se da a través de un ofrecimiento laboral en el cual las promesas son muy amplias, pero cuando son trasladadas y privadas hasta de su libertad, también se ven estafadas. Entonces, hasta qué punto es un ofrecimiento", interrogó.

Ibarra advirtió las "condiciones de extrema vulnerabilidad" que rodean a las situaciones de explotación sexual. "Son personas que están en situación de riesgo, y eso es lo que hay que atender, porque son brutalmente golpeadas, drogadas, y aisladas. Trasladadas o vendidas. Ahí se pone en juego la mercantilización de la mujer, porque es trasladada o vendida a otro, el que regentea", sostuvo la psicóloga.

"Es tal la disociación que se genera en el cuerpo y en la situación que se encuentran, por tener que sostener una familia o porque han sido expulsadas y no han tenido una contención, que el trabajo con las víctimas no es fácil y lleva su tiempo porque tiene que ver con la subjetividad de la persona y la reconstrucción del proyecto de vida de decir `lo que yo necesito´", explicó en relación al trabajo que realiza con las víctimas de trata.
-
"No eligen, sino que la situación social y económica las lleva a tomar este camino"
Marina Virgilio. Una vecina de Paraná que tuvo una compañera del secundario que, con el tiempo, pudo saber que ejercía la prostitución. "No se trató de un caso de trata, pero la misma situación social y económica hicieron que tuviera que prostituirse; sus padres murieron siendo ella adolescente, y quedó sin contención familiar", reveló.

"Ella estaba en lo que se llamaba la Pensión 14. Se mantuvo en la clandestinidad y después no supimos más nada de ella", rememoró al tiempo que apuntó: "No eligen, sino que la situación social y económica las lleva a tomar este camino".

Para la vecina, quien manifestó su "preocupación", como ciudadana y como mujer, "legalizar la prostitución sería como naturalizar una situación de vulnerabilidad porque va de la mano de las mafias de la trata y las drogas".
-
"El Estado debe dar todas las alternativas para lograr una igualdad de posibilidades"
Diputada Gabriela Lena, presentó un proyecto de ley para reglamentar la prostitución en la provincia. "El proyecto ingresó y quedó en una comisión pero a pesar de que diferentes agrupaciones hablaron con distintos legisladores, no hubo posibilidad de que sea tratado", informó.

"Es un tema del que cuesta hablar, son cosas que quedan debajo de la alfombra, porque éste es un tema tabú, al igual que la interrupción voluntaria del embarazo", comparó.

Y en esa línea explicó en qué constaba la iniciativa. "La línea entre trata y prostitución es muy fina. Consideramos que el trabajo sexual que ejerce una persona mayor de edad, de manera autónoma, y que voluntariamente accede a tener esta actividad, no es lo mismo que una menor, no está coaccionada y no tiene un cafishio que la está haciendo trabajar y le saca la plata. Esa es la diferencia".

"A ninguna mujer, si tiene la posibilidad de tener otras opciones, elegiría esto. Y creo que el Estado debe dar todas las alternativas para lograr una igualdad de posibilidades. Tomar conciencia sobre estas mujeres que necesitan tener una jubilación, una obra social, y demás, si eligen hacer eso antes que ser empleadas domésticas".

Según estimó, "este proyecto no tiene muchas posibilidades de ser tratado, más en esta vorágine electoral en la que vamos a entrar por el adelantamiento de la elecciones. De igual manera, vamos a buscar que se trate y que se modifique todo lo que haya que modificarse".
-
"Es una esclavitud"
Cristina Ingleson, Organización Mujeres Tramando. "Hay una cuestión de contexto porque las condiciones socio-económicas de la sociedad vienen para atrás y eso pone las cuestiones más miserables en primer plano y a los prostituyentes en su lugar de poder, de potencia y de manejo patriarcal de ejercer la discriminación a la que están acostumbrados", sostuvo.

Ingleson apuntó a "la responsabilidad de quienes detentan cargos en el Estado que tienen que dar respuestas a través de una mirada de género, amplia, inclusiva y permitir el disenso y la discusión para lograr una política pública que permita a las chicas en situación de prostitución, correrse de esos lugares, porque es una esclavitud".

Bregó por "articular entre quienes nos preocupan estas situaciones y quienes la sufren en carne propia", y en la oportunidad, rememoró que, "cuando se cerraron los prostíbulos, hubo otras acciones para trabajar el tema, no solo de las mujeres en situación de prostitución, sino también, cuestiones que tenían que ver con su capacitación y reinserción laboral".
(Elonce)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS