Paraná Para aplaudir

Con 75 años, sigue jugando al fútbol en la Agrupación de Veteranos

Osvaldo Cepellotti dice que el secreto es llevar una vida sana. Juega de 30 a 60 minutos todos los sábados en la Agrupación Veteranos de San Benito en el Complejo Oscar Chapino.
Osvaldo Cepellotti termina de aprontarse para saltar a la cancha. Lleva puesta la remera número 5 de San Benito, categoría Master. Es roja y blanca a rayas verticales. Pantalón y medias negras con vivos blancos. El calzado apropiado para emprender el partido oficial en el verde césped de la Liga de Agrupaciones de Veteranos de Fútbol de Paraná. Es su rutina de los sábados de sus "apenas" 75 años de vida. Y es su rutina, sumando partidos en Primera División y Veteranos, de los "últimos" 55 años. Para completar el récord Osvaldo jugó los 55 años como volante central de San Benito. Aunque tuvo un breve paso por Belgrano. El sábado último salió del anonimato y en la Cancha 4 del Complejo Oscar Chapino recibió el merecido homenaje "a la trayectoria". Los dirigentes Ángel Marizza y Guillermo Calvi le hicieron entrega de una estatuilla, justamente, por su permanencia en el fútbol. Y luego José Villanueva hizo entrega del libro que recuerda a Oscar Chapino y a la Liga donde sábado tras sábado juega, según publica El Diario.

"Soy el único que sigue viniendo de los que fundamos la Agrupación", cuenta. También relata que la camiseta que lleva puesta está autografiada por todo el plantel. Un regalo cuando cumplió 70 años. Y ahí está la casaca. Con las firmas relucientes de sus compañeros de equipo.
Es un momento de felicidad para Osvaldo. Que lo comparte con familiares que no querían perderse el homenaje. También para el resto del equipo. Como al pasar, señalan: "Juega de 5", "nos arma el equipo de atrás para adelante", "tienen que verlo jugar, un maestro siempre el pase y la indicación justa", "para nosotros es un ejemplo, el culpable de la unión del grupo".
-¿Cuándo nació?
-El 5 de mayo de 1942. Tengo 75 años. Y acá estoy, jugando al fútbol.

-¿Y cómo se logra mantenerse durante tantos años?
-Haciendo una vida saludable, como sano y después no sé, llegué, estoy llegando. En la semana hago bicicleta fija, día por medio 30 minutos. Parecería imposible a esta edad jugar al fútbol, pero un ratito juego. A veces medio tiempo (30 minutos) pero la semana pasada jugué todo el partido porque éramos once justos. Me gusta, tampoco me exijo, me toleran mis compañeros. Por eso estamos.

-¿Y cómo fue su trayectoria?
-De pibe jugaba en los barrios, en los baby fútbol en Paraná, con Alberto 'Pulga' Ríos (ex Colón y Vélez) teníamos un cuadrito de pibes. El día que cumplí 20 años empecé a jugar en San Benito. Jugué en Primera hasta 1977. En el '68 solamente estuve una temporada en Belgrano. Sino siempre en San Benito y de volante central, aunque alguna vez también de defensor central. Y desde el 77 en la Agrupación de Veteranos de San Benito. De aquellos que empezamos soy el único que quedo, hasta este año venía también Hugo Zampieri de los fundadores.

-Oscar Chapino, el fallecido presidente de la Liga de Veteranos, decía que el deporte de veteranos es prolongador de vida. Usted lo puede aseverar sin dudas.
-Claro que sí. El Cabezón (por Chapino) era primo hermano mío. Esto es grandioso, este Complejo, las canchas. Lástima no tener 10 o 15 años menos (ríe) para tener más margen. Pero así es la vida. Tuve una linda carrera deportiva, salí campeón con San Benito en el ascenso, y con los Veteranos. Pero acá el título es secundario. Después tuve la posibilidad de jugar con grandes jugadores como el 'Pato' José Omar Pastoriza (gloria de Independiente).

-¿Y cómo se dio?
-Hicimos el Servicio Militar juntos en la Segunda Base Aérea Paraná, hicimos un equipo de fútbol y jugábamos todas las semanas. Jugar con Pastoriza era una cosa de locos. Un jugadorazo, un tipo muy simple y macanudo.
Otro jugador que me quedó marcado fue el Negro Toffolini en San Benito. Lesionado y todo jugaba. Significaba mucho para nosotros.

-¿Y se considera ejemplo por entrar a la cancha con 75 años?
-No sé si ejemplo, yo digo que es tan lindo esto, de jugar y compartir en un hermoso lugar que no podes dejar de seguir. Venir los sábados a la cancha es lo más lindo que te puede pasar.

-Utiliza una remera autografiada.
-Me la regalaron cuando cumplí 70 años. También tengo una de cuando cumplí 75, me despiden pero sigo. Ya se viene la de los 80 años (ríe).
-¿Y hasta cuándo va a jugar al fútbol?
-No sé hasta qué edad. Hasta que Dios diga basta. Yo pienso venir todos los sábados.
Fuente: El Diario

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS