Internacionales

Las Fuerzas Armadas de Bolivia pidieron la renuncia a Evo Morales

"Sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial", dijo el comandante en Jefe, Willimans Kaliman. Además, se siguen sumando dimisiones de ministros del Gobierno boliviano.
El comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Willimans Kaliman, pidió este domingo la renuncia del mandatario Evo Morales, en el marco de la crisis iniciada luego de las elecciones del 20 de octubre. Asimismo, ocurre luego de que escuadrones policiales accionaran contra el Ejecutivo realizando numerosos amotinamientos en todo el país.

El general Williams Kaliman, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, sugirió en nombre de esa institución la dimisión del presidente Evo Morales "ante la escalada de conflicto que atraviesa el país" y "velando por la vida y la seguridad de la población".

"Luego de analizar la situación conflictiva interna, sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial, permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia", aseveró este alto mando militar en rueda de prensa.

Kaliman también instó a los sectores que llevan a cabo actos de protesta "deponer las actitudes de violencia y desorden entre hermanos" para evitar que afecten a la población "con sangre y dolor".Tras este pronunciamiento, el comandante general de la Policía de Bolivia, Yuri Calderón, comunicó que los agentes policiales se sumaron "al pedido del pueblo boliviano" de sugerir la renuncia de morales para "pacificar" a la población.
La noticia se cose conoció horas después de que una gran cantidad de funcionarios del Gobierno presentaran su renuncia al ahora exmandatario, entre ellos los ministros de Hidrocarburos y Minería, Luis Alberto Sánchez y César Navarro.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, el oficialista Víctor Borda, renunciaron hoy en medio de la crisis surgida en el país tras las elecciones generales del 20 de octubre último.

"Hoy más que nunca necesitamos que el país regrese al camino de la paz social y de la unidad. Pensando en el bien nacional y el respeto a la vida, hago pública mi renuncia irrevocable al cargo de Ministro de Hidrocarburos", escribió Sánchez en Twitter.

El ahora exministro acompañó su mensaje con una fotografía de la carta enviada al presidente Evo Morales en la que señala que la situación actual, "marcada por la confrontación y la violencia entre hermanos bolivianos, no es el camino" que conduzca a hallar una solución para pacificar al país.

"En este sentido, el curso de los acontecimientos va en contra de mis principios personales, así como de mis valores espirituales y democráticos, y me impiden, por tanto, continuar a la cabeza de la cartera de Estado que dirijo", manifestó Sánchez.

Por ello, resolvió renunciar de forma irrevocable al cargo, agradeció a Morales por la confianza que le tuvo para dirigir ese ministerio y pidió a Dios que ilumine al mandatario y a todos los actores políticos y sociales para que la paz retorne al país.
Por su parte, Borda confirmó su renuncia en contactos telefónicos con diversos canales privados de televisión en los que lamentó que su hermano habría sido tomado como rehén por una turba en la ciudad andina de Potosí, donde en esta jornada fueron incendiadas su casa y la del ministro Navarro.

Precisamente, el ahora ex ministro de Minería fue el primer funcionario en dimitir en esta jornada tras denunciar la quema de su vivienda y el intento de toma de la de su madre en Potosí.

"Es un hecho que no tiene explicación, cómo el discurso general de bronca, de odio está derivando en estos actos de violencia incontrolables", cuestionó Navarro., citado por la agencia de noticias EFE.

En las últimas horas se han conocido también sendas renuncias de parlamentarios oficialistas, mayormente potosinos, mientras que ayer también dimitió un gobernador y dos alcaldes del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS). Asimismo, dirigentes del MAS denunciaron presión y amenazas de opositores para dimitir a sus cargos.

Los conflictos surgieron desde que el día después de los comicios comenzaron las sospechas de manipulación de votos para favorecer la reelección de Morales para un cuarto mandato hasta 2025.

El órgano electoral dio vencedor al mandatario, pero la oposición y comités cívicos denuncian fraude a su favor, exigen su renuncia y nuevos comicios.
La Organización de Estados Americanos (OEA) recomendó este domingo celebrar "otro proceso electoral" en Bolivia al evidenciar "irregularidades" que le impidieron validar la votación del pasado 20 de octubre.

Tras ese anuncio, Morales aseguró que habrá nuevos comicios y que cambiará a los miembros del Tribunal Supremo Electoral, pero los sectores movilizados en su contra insisten en que debe renunciar y no ser candidato en esas nuevas elecciones.

Ayer hubo fuertes disturbios en regiones como Oruro, donde fueron quemadas las viviendas de la hermana del mandatario y del gobernador de ese departamento, Víctor Hugo Vázquez.

El mismo día resultaron heridas al menos 32 personas cuando fue atacada una caravana de mineros y universitarios, que desde las regiones de Potosí y Chuquisaca se dirígían a La Paz para sumarse a marchas de protesta contra Morales.

Las manifestaciones a favor y en contra del mandatario dejaron hasta el presente tres muertos y 384 heridos, según datos de la Defensoría del Pueblo de Bolivia.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS