Internacionales

Alemania y Rusia registraron nuevos récords de casos de coronavirus

Las autoridades teutonas informaron 23.648 nuevos positivos, mientras que el Kremlin comunicó que 24.318 personas contrajeron la enfermedad de COVID-19. Ambas naciones esperan la vacuna.
Alemania y Rusia registraron las cifras diarias más altas de casos positivos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia: 23.648 y 24.318, respectivamente.

Las autoridades teutonas contabilizaron 1.039 contagios más que el jueves pasado, y 106 por encima del récord de infecciones diarias registrado hace una semana, según datos del Instituto Robert Koch (RKI).

El total de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero asciende a 879.564, con 13.630 muertos, 260 en las últimas 24 horas.

Alrededor de 570.100 personas han superado la enfermedad y el número de casos activos se sitúa en unos 286.800, estima el RKI.

En el conjunto de Alemania, la incidencia acumulada en siete días es de 139,0 casos por cada 100.000 habitantes.

El factor de reproducción (R) que toma en consideración las infecciones en un intervalo de siete días respecto a los siete anteriores, y que refleja la evolución de contagios de hace 8 a 16 días, se sitúa en 0,99, lo que implica que cien infectados contagian de media a otras 99 personas.

La cifra de pacientes con coronavirus en las unidades de cuidados intensivos (UCI) asciende a 3.588, de los cuales 2.084 -el 57 %- reciben respiración asistida, según datos de la Asociación Interdisciplinar Alemana de Cuidados Intensivos y Medicina de Urgencia (DIVI).

Actualmente, 21.934 camas de terapia intensiva se encuentran ocupadas y 6.273 están disponibles, aunque el principal problema en las UCI es la escasez de personal.

El presidente del RKI, Lothar Wieler, advirtió ayer que la situación pandémica en Alemania "sigue siendo muy grave", pese a haberse estabilizado las cifras de contagio por el momento, pero sólo a un nivel "todavía demasiado elevado".

Aún así, se mostró "muy optimista" de que las infecciones puedan volver a caer de forma consolidada y que la semana próxima pueda observarse al menos un cambio de tendencia en esa dirección.

La canciller alemana, Angela Merkel, por su parte, aseguró el jueves pasado que las primeras vacunas contra el coronavirus podrían ser autorizadas en la Unión Europea (UE) para diciembre o principios de 2021 y que poco después podría empezar la inmunización.

La semana que viene, la mandataria se reunirá de nuevo con los jefes de Gobierno de los estados federados para tratar de consensuar "un gran paquete con las próximas medidas necesarias" con el objetivo de rebajar de forma consolidada las nuevas infecciones.

El pasado 2 de noviembre entró en vigor un nuevo confinamiento -más suave que el decretado en la primavera europea- del que se esperaba fuera un "rompeolas" que aplane la curva de contagios, con el objetivo de lograr una incidencia acumulada por debajo de 50 por 100.000 habitantes.

Las restricciones actuales se traducen en el cierre de la gastronomía, el ocio nocturno, el deporte en sitios cerrados y la vida cultural durante al menos todo noviembre, con la apuesta por mantener abiertas las escuelas y guarderías en la medida de lo posible.

Por su parte, Rusia ha vuelto a registrar un nuevo récord de contagios de COVID-19, con 24.318 casos detectados en 85 regiones rusas, según informaron las autoridades sanitarias.

En total, desde el comienzo de la pandemia, en el país 2.039.926 personas han contraído la enfermedad y 35.311 fallecieron a causa del virus que la produce.

Del total de nuevos contagios reportados en las últimas 24 horas, 5.923 (24,4 %) son asintomáticos.

Durante la última jornada fallecieron 461 personas y fueron dados de alta 24.758 pacientes.

En Moscú, el principal foco de la enfermedad en Rusia, la cifra de nuevos casos también marcó un récord, con 6.902 positivos.

Según declaró este viernes la subdirectora del Centro de Investigaciones de Epidemiología del organismo de supervisión ruso Rospotrebnadzor, Antonina Ploskíreva, citada por la agencia TASS, se observa "una tendencia definida al inicio de la estabilización (de la situación epidemiológica) en Rusia".

Sin embargo, advirtió que "todavía es temprano" para afirmar que la situación se haya estabilizado.

"La fase de estabilización es un proceso oscilante, que se caracteriza por altas y bajas del nivel de infección", explicó.

El miércoles pasado, el presidente del país, Vladímir Putin, constató la "compleja" situación que atraviesan distintas regiones de Rusia a causa del coronavirus y llamó a las autoridades locales a "no maquillar" la realidad.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS