Internacionales Fase de prueba

Vacuna de Oxford debería "aplicarse cada seis meses"

"Si la inmunidad es corta y hay que empezar con dos dosis y repetir a los seis meses, probablemente haya que repetir las dosis. Y por eso se necesitarán muchas unidades ", explicó especialista.
Si hay algo que hasta ahora evidenció la vacuna experimental de Oxford-AstraZeneca contra el COVID-19 es que además de sintetizar ciencia aplicada de excelencia, demostró capacidad de resiliencia. Le tocó sortear informaciones negativas sobre los efectos adversos de voluntarios en la Fase 3 -que aún no culminó- y también tuvo que explicar su relación de origen con los monos, debido a que la plataforma de esta vacuna usa virus de chimpacés como vector para lograr la inmunidad en el organismo.

En el medio de esta marea informativa, propia de la sobreinformación que provoca este tiempo pandémico, ante lo inminente el momento Eureka! frente al COVID-19, nunca perdió su objetivo esencial: hallar la cura del coronavirus SARS-CoV-2. Y mientras la carrera científica global sigue aconteciendo, a los científicos de Oxford y al laboratorio de origen sueco les apareció una aliada de lujo -no oficial y sin buscarla- que es la médica argentina Marta Cohen, radicada hace 17 años en Sheffield, Reino Unido, y distinguida recientemente por la realeza británica por su trabajo de más de una década especializado en la investigación de la muerte súbita de niños lactantes,

Cohen nacida y formada como médica en la Argentina -más precisamente en la Universidad de Medicina de La Plata- desde que en el verano europeo comenzó la pandemia siguió -paso a paso- como una rigurosa cronista especializada el avance de la vacuna de la casa de estudios inglesa. Sin saber que el destino en su calidad de argentina le iba a reservar una grata sorpresa: la noticia de que la vacuna de la Universidad de Oxford en alianza con AstraZeneca se iba a producir en Argentina para el resto de America Latina a través de la local mAbxcience. El desafio para Cohen fue doble.

Justamente para perfilar el debate científico sobre esta vacuna, recientemente, el propio director ejecutivo del laboratorio AstraZeneca, Pascal Soriot, argumentó con solidez en un comunicado oficial que, "la desinformación es un claro riesgo para la salud pública. Insto a que utilicen fuentes confiables de información, a que confíen en las agencias reguladoras y recuerden los enormes beneficios que las vacunas y los medicamentos continúan brindando a la humanidad".

Siempre apuntando a que la información sobre las vacunas, no logren esmerilar su potente valor social y menos que empoderen a los grupos antivacunas, quienes miran agazapados el devenir de la noticias científicas. Esta semana, un artículo periodístico del Financial Times construido con fuentes confiables señaló que la vacuna experimental del binomio Oxford-AstraZeneca contra la COVID-19 generó una respuesta inmune robusta en adultos mayores, el grupo de más alto riesgo. Según pudo saber Infobae, esta información científica relevante sobre la eficacia de la vacuna se prevé publicar dentro de 2 ó 3 semanas con todas las revisiones de pares correspondientes en una prestigiosa revista científica que podría ser The Lancet.

Desde Sheffield con amor

En diálogo con Infobae desde Sheffield, la médica patóloga Marta Cohen se refirió a la inmunidad y al plan de vacunación, "todo parece indicar y según mis fuentes científicas que la vacuna de la Universidad de Oxford -AstraZeneca comenzará a aplicarse en diciembre próximo en el Reino Unido al personal de salud y se estima que se aplicarán dos dosis con 28 días de diferencia entre cada una. A los 6 meses habrá que aplicarse otra dos dosis". Cohen precisó que el gobierno británico ya cuenta con 100 millones de dosis que destinará a los mayores de 50 años con alguna comorbilidad, al personal de salud y a los mayores de 65 años".

Al respecto, Argentina también tiene buenas noticias alrededor de la vacuna de Oxford. Según pudo relevar Infobae con distintos actores de la industria farmacéutica y de la salud este próximo viernes se sellaría el proyecto de Ley de vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra el COVID-19, a través del cual el Estado Nacional prevé comprar más de 22 millones de dosis de la vacuna de Oxford- AStraZeneca, entre otras.

Dos debates fundamentales, inmunidad y conservación

Actualmente existen seis vacunas en Fase 3, en la última etapa de aplicación y seguimiento en grupos diversos y numerosos de voluntarios en todo el mundo sin aún poseer la aprobación: las tres de China, dos desarrolladas por la estatal Sinopharm y una de la privada Sinovac. En el Reino Unido, Universidad de Oxford y AstraZeneca. Y dos en Estados Unidos, una de Pfizer-Biontech y la vacuna del laboratorio Moderna, en Massachusetts.

Cada vez que la Fase 3 de la vacuna avanza, aparecen dos debates colaterales y muy importantes para llenar de sentido el concepto de acceso: por un lado, el debate alrededor de cuál será el período de inmunidad que otorgará cada vacuna; y por el otro, cómo se instrumentará la logística de distribución y la conservación para un uso eficaz para disponerla oportunamente, en el menor tiempo posible y para el mayor número de personas .

Cohen precisó: "Con respecto a la inmunidad sabemos que es corta, podría ser algo así como tres meses. Algo bueno es que la vacuna en Fase 3 se probó en personas mayores y la inmunidad en este segmento etario resultó muy buena. Es decir tendría menos efectos adversos que en las personas más jóvenes, que tienen mayor tolerancia en los efectos secundarios".

Según afirmó la experta, el gobierno británico habría adquirido dosis de otras vacunas. "En total habría comprado millones de dosis de otros laboratorios y esto sería para asegurar a la población del Reino Unido una vacunación de seis dosis; porque si la inmunidad es corta y hay que empezar con dos dosis y repetir a los seis meses, probablemente haya que repetir las dosis. Y por eso se necesitarán muchas unidades ".

Para perforar definitivamente esta pandemia por el nuevo coronavirus y asegurar la democrática y justa idea de la accesibilidad al biene scaso que será la vacuna, la logística del traslado y conservación de las vacunas será el gran punto a considerar.

Según pudo saber Infobae las dos vacunas con más posibilidades de que culminen satisfactoriamente la Fase 3 serán la de Oxford-AstraZeneca y la de Pfizer- Biontech. Pero hoy a ambas las separa una diferencia sustancial en cuanto al acceso y a la conservación y traslado: mientras que la del gigante pharma Pfizer-Biontech por su plataforma tecnológica de base genética -ARNmensajero- debe almacenarse a -70C (-94F) y mantenerse en hospitales, debido a las condiciones de seguridad establecidas por las autoridades reguladoras; la desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca se podrá almacenar a temperatura ambiente.

Ambas vacunas deberán administrarse en dos dosis, con 28 días de diferencia, y de este esquema dependerá el suministro.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS