Internacionales EEUU

Trump comenzó tratamiento con Remdesivir: no ha necesitado suministro de oxígeno

Sigue internado en el hospital militar Walter Reed. No necesita suministro adicional de oxígeno, según anunció en un comunicado el médico del mandatario.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comenzó su tratamiento con el antiviral Remdesivir en el hospital militar Walter Reed, donde fue internado tras dar positivo en el test de coronavirus.

No necesita suministro adicional de oxígeno, según ha anunciado en un comunicado el médico del mandatario, Sean P. Conley. "No necesita ningún suplemento de oxigeno, pero tras consultar a los especialistas, hemos elegido iniciar el tratamiento con Remdesivir. Ha completado su primera dosis y está descansando cómodamente", afirmó. El Remdesivir es un fármaco antiviral de la empresa farmacéutica estadounidense Gilead, cuyos primeros ensayos mostraron que podía reducir el tiempo de recuperación de los pacientes contagiados con el coronavirus.

"Va bien, creo. Gracias a todos, CON AMOR!!!", escribió el presidente republicano en Twitter desde el hospital.

Fuentes anónimas de la administración estadounidense citadas por las cadenas CNN y NBC News informaron que estaba "muy cansado, muy fatigado y con alguna dificultad para respirar". Según otra fuente, Trump "está bien por ahora, pero nuestro temor es que las cosas puedan cambiar rápidamente".

Los mensajes de apoyo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y a su esposa, Melania se han multiplicado y dirigentes de todo el mundo han deseado una pronta recuperación a la pareja presidencial.

De Corea del Norte hasta Brasil, pasando por los principales países europeos, los dirigentes mundiales, adeptos o detractores de las políticas de Trump, le han deseado que se restablezca totalmente y cuanto antes.

También su principal adversario en este momento, el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, le deseó una "pronta recuperación" y dijo que él y su esposa rezan para que sane. Pero también le pidió no hacerse el "duro" con la pandemia y "usar mascarilla".

Alberto Fernández le envió una carta para desearle a él y a su esposa una "pronta recuperación". "Con particular pesar he tomado noticia de que usted y su esposa, Melania, han sido afectados por el COVID-19. Le escribo estas líneas para desearles a ambos una pronta y feliz recuperación", sostuvo. El Presidente también señaló que la pandemia no "distingue entre gobernantes y gobernados", por lo que todo el planeta se encuentra "amenazado" y se deben extremar los cuidados.

Barack Obama, predecesor de Trump en la Casa Blanca, transmitió sus "mejores deseos" al mandatario y a todos los enfermos de covid-19 en Estados Unidos. "Estamos en medio de una batalla política en este momento (...) pero recordemos que todos somos americanos y seres humanos y queremos que todo el mundo sane, independientemente de su partido político", dijo, refiriéndose a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

El primer ministro británico, Boris Johnson, que también tuvo coronavirus y pasó algunos días en cuidados intensivos en abril, fue uno de los primeros dirigentes en enviar sus mejores deseos a Trump y a su esposa.

Especialmente caluroso fue el mensaje del presidente ruso Vladimir Putin. "Estoy convencido de que su vitalidad natural, su fortaleza de espíritu y su optimismo le ayudarán a vencer a este peligroso virus", dijo el presidente ruso en un telegrama enviado a su homólogo estadounidense.

Tal vez el mensaje más insólito fue el del líder norcoreano, Kim Jong Un, no por su contenido sino porque es la primera vez, según la agencia de prensa surcoreana Yonhap, que Kim envía un mensaje de solidaridad a un dirigente que tiene coronavirus.

El líder "dijo que espera sinceramente que se recuperen lo antes posible. Espera que lo superen. Les envió un cordial saludo", anunció este sábado la agencia estatal norcoreana KCNA.

Pese a sus diferencias recientes, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, deseó también "una pronta y completa recuperación" a Trump y su esposa.

"Mis mejores deseos al presidente @realDonaldTrump y @FLOTUS [cuenta de la primera dama estadounidense]para una pronta y completa recuperación", tuiteó Ghebreyesus, cuya organización fue acusada por Trump de incompetencia en la gestión de la pandemia y de haber tardado en alertar al mundo sobre los peligros que representaba la enfermedad.

Desde Brasil, el presidente Jair Bolsonaro confió en que la recta final de la campaña electoral no se vea afectada por la enfermedad de Trump.

"Con fe en Dios, pronto estarán recuperados y su conducción del país y su campaña de reelección no serán perjudicados", dijo en Facebook este férreo aliado del millonario republicano. "Ustedes ganarán y saldrán más fuertes, por el bien de EEUU y del mundo", agregó.
El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.