Internacionales Segundo país con más contagios

Brasil registró 1.109 nuevas muertes y 38.693 contagios por coronavirus

El país es el segundo del mundo con el mayor número de casos y fallecimientos por el virus, solo por detrás de Estados Unidos, que tiene más de 2,5 millones de infecciones confirmadas y más de 125.000 decesos.
Brasil registró 38.693 casos de coronavirus, lo que eleva el total en el país a 1,3 millones de infectados, según el Ministerio de Salud. En cuanto a muertes, las autoridades reportaron 1.109 decesos por Covid-19 para totalizar 57.070.

Es el segundo país del mundo con el mayor número de casos y muertes por el virus, solo por detrás de Estados Unidos, que tiene más de 2,5 millones de infecciones confirmadas y más de 125.000 decesos.

São Paulo, el estado más afectado, acumula 265.581 casos y 14.263 muertes por Covid-19, según cifras del gobierno. Más atrás se ubican Río de Janeiro, que alcanzó la cifra de 108.803 infectados y 9.789 fallecidos, y Ceará, que tiene 106.628 casos y 5.981 decesos.

La enfermedad está avanzando en el interior brasileño, que según especialistas es el nuevo epicentro del virus. Esto podría sobrecargar los sistemas de salud de las grandes ciudades, ya que los pacientes de los municipios más pequeños buscan recibir tratamiento en las urbes con mejores hospitales.

A pesar de la aceleración de la pandemia en Brasil, varias ciudades y estados han iniciado el proceso de reactivación económica y de alivio de las normas de aislamiento social.
La pandemia alcanza a 90% de los municipios
Desde que se reportó el primer caso, el pasado 26 de febrero, el patógeno se ha extendido por casi todo el territorio nacional y afecta ya a casi el 90 % de los 5.570 municipios brasileños, de acuerdo con datos de las secretarías regionales de Salud. Pese a que la pandemia sigue avanzando y a que el país aún no llegó al pico de su curva de contagios, la mayoría de los gobiernos regionales y municipales que impusieron medidas de distanciamiento social para frenar la enfermedad ya comenzó procesos graduales de desescalada.

La Gobernación de Sao Paulo inició el 1 de junio una flexibilización gradual de las medidas de distanciamiento social pero antes de cumplirse el primer mes de desescalada, cinco regiones del interior registraron un aumento repentino de los casos y muertes de coronavirus, por lo que tuvieron que frenar la apertura de actividades. Sin embargo, en Sao Paulo capital fue autorizada las apertura de bares, restaurantes y salones de belleza a partir del 6 de julio.

La Alcaldía de Río de Janeiro, por su parte, anticipó para este sábado la apertura del comercio de calle, de las peluquerías y de las tiendas de manicure, aunque en horarios restringidos y con los protocolos establecidos. La desescalada es incentivada por el propio presidente brasileño, el líder ultraderechista Jair Bolsonaro, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia y que defiende la inmediata normalización de todas las actividades.
Producirá vacuna de Oxford
En medio del avance de la enfermedad, el Ministerio de Salud anunció este sábado haber alcanzado un acuerdo con la Universidad de Oxford y con farmacéutica AstraZeneca que le permitirá contar con 100 millones de dosis de la vacuna que las dos entidades vienen experimentando.El acuerdo también prevé la transferencia de tecnología para que Brasil pueda producir la vacuna en el país y con total autonomía.

El acuerdo compromete a Brasil con un desembolso de 288 millones de dólares por las 100 millones de dosis y la transferencia de tecnología de una vacuna que, aunque prometedora, aún está en su tercera fase de pruebas clínicas (con humanos). En una primera fase del acuerdo, Brasil pagará 127 millones de dólares por 30,4 millones de dosis de la vacuna que recibirá en dos lotes, uno en diciembre de 2020 y otro hasta el 15 de enero de 2021.

El país inicialmente importará toda la materia prima producida por los laboratorios de AstraZeneca en el exterior y producirá las vacunas en la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación médica de América Latina.En una segunda etapa, y en caso de que se compruebe la seguridad y la eficacia de la vacuna, la Fiocruz podrá comenzar a producir el principio activo en el país, por lo que será totalmente autónoma en la fabricación de la medicina.

El ministerio pagará en la segunda fase 161 millones de dólares por los derechos para producir 70 millones de dosis de una vacuna que tendrá un costo de producción de 2,30 dólares por unidad.

En esta nota

coronavirus

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS