Internacionales Un gran luchador

El "bebé sin rostro" cumplió siete meses: Le diagnosticaban pocas horas de vida

Se trata de Rodrigo, un pequeño que nació en Portual en octubre del año pasado y conmocionó al mundo por no tener ojos, nariz y solo una parte de su cerebro. Su mamá expresó la alegría que siente por su hijo: "Siete meses de mucho amor".
Rodrigo, conocido como "el bebé sin rostro", salió adelante y festejó los siete meses de vida. Nació sin ojos, ni nariz. Tampoco tiene parte del cráneo. Apenas nació, no se tenían certezas de cuál era su expectativa de vida, pero sigue demostrando que es un gran luchador.

Con un nuevo aniversario de su nacimiento, su mamá, Marlene Simão, compartió un álbum con fotos del pequeño a través de Facebook y algunos emojis para cuidar su identidad. "Siete meses de mucho amor", expresó.
Un caso de mala praxis
El caso de Rodrigo, en Portugal, destapó un historial de negligencia médica que escandalizó a ese país europeo. Los padres fueron atendidos durante todo el embarazo por el mismo obstetra en una clínica privada donde se realizaron hasta tres ecografías, sin que en ninguna de ellas el especialista percibiese malformaciones en el feto.

La situación se volvió más extraña cuando los padres realizaron una ecografía 5D en una clínica diferente, en la que sí les alertaron entonces de que no todo estaba bien. La familia dijo que llevaron ese informe al obstetra, que lo desvalorizó y les garantizó que no había ningún problema. Artur Carvalho tiene hasta cinco procesos disciplinarios abiertos.

Salió a la luz que el obstetra tiene pendientes cinco procesos disciplinarios por negligencia aún sin resolver y sujetos al secreto de sumario. De los que mantienen su vigencia, el más antiguo data de 2013 y afecta a Luana, una nena que nació sin mentón y con las piernas al revés, de acuerdo con el relato de su madre, una mujer portuguesa llamada Laura, que había acudido al Hospital de Amadora-Sintra para ponerse en manos del obstetra en cuestión con quien se hizo cinco ecografías.

En ellas, el médico le aseguró que su hija venía "perfecta y saludable"; sin embargo, además de las piernas invertidas, la beba tenía los dedos de los pies "pegados" y graves lesiones cerebrales. "¿Estás preparada?", contó que le preguntó el padre de la chiquita. Al verla finalmente, aseguró que la conmoción fue enorme: "No quería creer que era mi hija".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS