Internacionales Chile

Piñera llamó a la oposición al diálogo y prometió revisar los precios

El presidente adelantó que este martes se reunirá con partidos de gobierno y oposición para intentar alcanzar "un acuerdo social". Además, condenó "la brutal violencia y destrucción que han desatado delincuentes".
En medio de la crisis social que atraviesa Chile, el presidente Sebastián Piñera brindó una conferencia este lunes para confirmar el congelamiento de las tarifas del metro, lo que desató las violentas protestas que persisten desde el último viernes. "Agradezco al Parlamento la rapidez para congelar el alza de las tarifas del metro", manifestó el jefe de Estado.

Prometió, además, que revisará los precios de medicamentos, pensiones, seguros de desempleo y salarios, entre otros: "Estamos trabajando en un conjunto de medidas".

Pese a este anuncio, Piñera condenó los actos de violencia, que ya dejaron 11 muertos y miles de heridos y detenidos: "He escuchado con empatía sus sueños y esperanzas de una vida mejor, pero una cosa muy distinta es la brutal violencia y destrucción que han desatado delincuentes".

En esa línea, llamó a la oposición al diálogo. "Mañana me reuniré con presidentes de partidos, tanto de gobierno como de oposición para poder explorar y ojalá avanzar hacia un acuerdo social que nos permita acercarnos con rapidez y eficacia hacia mejores soluciones a los problemas que aquejan a los chilenos".

Sobre su frase de "estamos en guerra", que generó controversia en las últimas horas, expresó: "Sé que a veces se ha hablado duro contra la violencia y delincuencia, lo hago porque me indigna ver el daño que provoca".

"Estamos trabajando en un plan de reconstrucción, porque el daño que ha causado estos días de violencia y delincuencia es muy grande y se mide en cientos de millones de dólares", dijo desde el Palacio de la Moneda.

En ese sentido, afirmó que habrá que reconstruir el transporte público y el suburbano de varias ciudades, como Santiago o Valparaíso, dañados durante los disturbios que ya se expandieron a casi todo el país, que se encuentra prácticamente bajo el control militar y en estado de emergencia.

Esta situación excepcional rige tras cuatro días de disturbios de forma total o parcialmente en casi todas las regiones del país, con toque de queda nocturno en Santiago, la región de Valparaíso, la provincia de Concepción (sur), y las ciudades de Antofagasta, La Serena y Coquimbo (norte); Rancagua y Talca (centro) y Valdivia (sur).

"Queremos reparar no solo el daño físico, sino también el daño moral que estos hechos de vandalismo han provocado en el cuerpo y el alma de nuestro país", explicó.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS