Internacionales España

Habló el papá del niño que murió en un pozo: "Me maldigo, maldigo ese día"

"Yo cierro los ojos y veo lo mismo, el pozo", reveló José Roselló, el padre del pequeño Julen, que falleció tras caer en un pozo de 28 centímetros de diámetro y más de 70 metros de profundidad en España.
AFP
Foto: AFP
"Me maldigo, maldigo ese día. En qué mala hora fui yo allí... Ya no volveré a ir al campo. Ni me comeré más un plato de paella", aseguró en diálogo con Diario Sur de España.

En la entrevista cuenta que él y su mujer, Vicky, están todo el tiempo en las casas de sus amigos. "Antes, vivíamos con mi familia, pero cuando pasó lo de Óliver (su primer hijo murió en 2017) nos tuvimos que ir porque todo eran recuerdos. Y ahora igual. Entras y empiezas a ver muñecos, pelotas... Llevamos tres o cuatro días quedándonos en la de un amigo y solo vamos a la nuestra para dormir", cuenta José.

Julen Roselló murió al caer a un pozo profundo y estrecho pero su cuerpo fue encontrado más de una semana después tras un gran operativo con mineros que puso en vilo al país.

El pequeño cayó por accidente, según sus padres, el 13 de enero en un pozo abandonado de 25 centímetros de diámetro y más de 100 metros de profundidad cavado para buscar agua. Estaba jugando en un terreno perteneciente a un familiar mientras sus padres almorzaban cerca del pozo, que según las autoridades se cavó sin autorización.
Según los primeros elementos de la investigación citados por Gómez de Celis, Julen sufrió una "caída libre de 71 metros". Según un fotógrafo de la AFP, al conocerse el trágico desenlace el padre de Julen gritó "¡No, otra vez no!", mientras la madre salió corriendo gritando su dolor y pidiendo a las autoridades entre un clima de tensión que alejaran a la prensa.

La operación para encontrar al pequeño conllevó la movilización de medios enormes: unas 300 personas, explosivos para cavar y una unidad de mineros de élite que viajaron desde Asturias (noroeste). Según varios medios locales en la autopsia se halló que Julen falleció el mismo día de la caída como consecuencia de "un traumatismo craneo-encefálico".
"Estamos eternamente agradecidos a la Guardia Civil, bomberos, mineros, ingenieros, operarios, psicólogos, emergencias 112, voluntarios de Protección Civil, vecinos de Totalán, de El Palo; a la mujer que nos cedió la casa, al coronel -Jesús Esteban- y a la subdelegada María Gámez, que me han escuchado, con mis quejas, con mis protestas, pero que nos han dado un trato maravilloso. Y a los periodistas, que nos escucharon cuando pedíamos más medios para la búsqueda y que, salvo excepciones, nos han tratado bien", repitió varias veces durante la entrevista. Sin embargo aclaró: "Aunque el dolor no me lo quite nadie, estaré eternamente agradecido".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS