Internacionales Escándalo

Chile: detienen a otro influyente cura por abuso de menores y estupro

Un fiscal de Chile detuvo a un conocido sacerdote que ocupó altos cargos en el arzobispado de Santiago, acusado de abusos sexuales de menores reiterados y de estupro.
El fiscal ordenó ademas un allanamiento del arzobispado de Santiago de Chile y el caso implica directamente al actual obispo de la capital chilena, Ricardo Ezzati. El nuevo caso ahonda el escándalo que afecta a la Iglesia Católica chilena por encubrir durante décadas las agresiones sexuales de sus clérigos a menores de edad.

Ahora, a ese escándalo mayúsculo se suma el del ex canciller del arzobispado de Santiago y párroco de una comuna, Oscar Muñoz Toledo, de 56 años, quien ayer fue detenido por la policía por orden del fiscal Emiliano Arias, quien indaga a otros 14 sacerdotes suspendidos de la diócesis de Rancagua por participar en una red de abusos de menores y compra de favores sexuales. Muñoz será investigado por los delitos de abuso sexual y estupro de siete menores.

Se trata del primer cura en actividad detenido por abusos sexuales desde que en marzo estalló la crisis que envuelve a la Iglesia chilena, luego de conocerse una investigación ordenada por el Papa. El trabajo concluyó que la Iglesia chilena vive desde hace décadas "una cultura de abusos y encubrimientos". Francisco citó a Roma a los 31 obispos chilenos y les exigió la renuncia. Hasta ahora ha aceptado la de cinco obispos, dos de ellos formados por Karadima.

De comprobarse la culpabilidad de Muñoz ?cuyos delitos no están prescritos, a diferencia de la mayoría de otros abusos de curas chilenos conocidos hasta ahora? puede ser sentenciado a penas de cárcel. El fiscal precisó que también se indaga la existencia de cómplices y encubridores.

La detención de Muñoz se produce un mes después de que el fiscal Arias allanó la diócesis de Rancagua, 80 kilómetros al sur de Santiago, y el Tribunal Eclesiástico del Arzobispado de Santiago, donde incautó material escrito. Ahora realizó un nuevo y prolongado allanamiento del arzobispado santiaguino.

Muñoz fue vicecanciller del obispo emérito Francisco Javier Errázuriz y luego en 2011 fue ascendido a canciller del obispo Ricardo Ezzati, actual arzobispo de Santiago. Ambos altos clérigos han sido acusados de encubridores del mayor cura pedófilo chileno, Fernando Karadima, por varias de sus víctimas.

En su papel de canciller, Muñoz estuvo presente en las declaraciones de víctimas que denunciaban los abusos de Karadima y que no fueron oídas por muchos años porque Errázuriz no les creyó, según testificó años después en un juicio penal. Muñoz se "autodenunció" a comienzos de enero, poco días antes de que el Papa Francisco iniciara una visita oficial de tres días a Chile.

Barros fue formado por Karadima, quien durante décadas fue una figura gravitante de la Iglesia chilena.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS