Internacionales Rusia 2018

Una cabra y un gato, las mascotas no oficiales del Mundial para relevar al Pulpo

El Pulpo Paul tuvo una efectividad del 100% en Sudáfrica 2010. Pronosticó que Argentina iba a perder contra Alemania. Hasta el momento, dos mascotas no oficiales, buscarán destronarlo: la cabra Zabiyaka y el gato Aquiles.
Los mundiales se pueden contar por lo que pasa en la cancha, sus jugadores, sus jugadas majestuosas (quién no recuerda o se maravilla por Maradona en el 86), sus errores (goles mal cobrados, faltas que no fueron) y por todo el color de las tribunas. Pero nadie recuerda a las mascotas oficiales.
El primer mundial que contó con una mascota fue el de Inglaterra 1966, en una movida de algún genio del marketing de los 60 para venderles un recuerdo a los miles de hinchas que viajaban para asistir al gran evento del fútbol. Pero pocos recuerdan que se trataba de un león llamado Willie.
Así, cada mundial tuvo su propia mascota mundialista y olvidable. Nadie las recuerda y quizás pase algo parecido con el bueno del lobo Zabivaka de Rusia 2018. Sin embargo, existen mascotas "no oficiales" que siguen el mismo destino, como el Pulpo Paul, de Sudáfrica (por cierto, la mascota de 2010 era un leopardo llamado Zakumi).

Rusia 2018 tiene, hasta el momento, DOS mascotas no oficiales: la cabra Zabiyaka y el gato Aquiles. La cabra es un claro juego de letras respecto a la mascota oficial y vive en el Zoo de Samara, una de las sedes del Mundial.
Lo más curioso es que la cabra ya hizo su pronóstico mundialista: el campeón va a ser? ¡Bélgica! La cabra eligió entre Rusia, Argentina, Brasil, Alemania y Francia.
La elección de una cabra fue también objeto de votación por lo que el pueblo de Samara. La cabra fue elegida en un concurso "no oficial" entre seis nominados más: el mono ardilla Simón, la gallina Isadora, el zorro Richard, el camello Lexus, el zorrillo Koko y la serpiente pitón Murzik.
El caso del gato Aquiles es mucho "más serio" e institucional. Este residente del Museo del Hermitage de San Petersburgo ya tiene un antecedente que lo posiciona como un verdadero oráculo de los Mundiales: predijo con exactitud los resultados de cuatro partidos de la Copa Confederaciones en la que Alemania le ganó la final a Chile en 2017.
Aquiles deberá elegir entre dos platos de comida y así destronar al gran pulpo Paul de 2010. El pulpito acertó ocho de ocho predicciones de los partidos, entre ellos, el partido que Alemania le ganaría a la Argentina en cuartos de final.
Si el lobo Zabivaka, la mascota oficial de la FIFA, quiere un lugar en el recuerdo colectivo de todos los hinchas del mundo, lo mejor será que vaya compartiendo algún pronóstico mundialista. Pero no vale Rusia Campeón. Fuente: (TN).-

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.