Internacionales Preocupación

Tras la erupción del volcán en Hawai, la nueva amenaza es la lluvia ácida

Una semana después de que los terremotos y la lava fundida del volcán Kilauea, abrieron la tierra en Hawai, los residentes de la Isla Grande tienen nuevas amenazas de las que preocuparse: la lluvia ácida y el humo volcánico.
Una semana después de que los terremotos y la lava fundida del volcán Kilauea, abrieron la tierra en Hawai, los residentes de la Isla Grande tienen nuevas amenazas de las que preocuparse: la lluvia ácida y el humo volcánico.

La erupción de Kilauea la semana pasada dejó grietas en el suelo, liberando lava y gas tóxico en las comunidades de la isla. Además de la lava y la ceniza volcánica que brota del suelo, los funcionarios han advertido sobre niveles peligrosos de dióxido de azufre.

Un geólogo examina una fisura en Leilani Estates, Hawai Un geólogo examina una fisura en Leilani Estates, Hawai Fuente: Reuters

Con altas posibilidades de lluvia en la Isla Grande, el jueves y el viernes, el gas peligroso podría desencadenar otra amenaza conocida como lluvia ácida, dijo el meteorólogo de CNN Michael Guy.

El gas dióxido de azufre y otros contaminantes del aire emitidos por el volcán Kilauea reaccionan con el oxígeno, la humedad atmosférica y la luz solar para producir niebla volcánica y lluvia ácida, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

"La cantidad de lluvia ácida depende de la concentración de dióxido de azufre en el aire", dijo Guy y agregó que en los próximos días se sabrá si el fenómeno tendrá lugar.
Nuevas evacuaciones
En tanto hoy, equipos de emergencia ordenaron a los residentes de Hawai que abandonen sus hogares luego de que se abrieron dos nuevas grietas cerca del volcán Kilauea.

A los habitantes del vecindario Lanipuna Gardens, en el sudeste de la Isla Grande se les informó que había un "peligro inmediato". "Los residentes (...) están pasando por un momento muy difícil. Pedimos su comprensión. Pedimos su ayuda", señaló la Agencia de Defensa Civil de Hawái en una alerta.

El Kilauea comenzó el jueves a escupir chorros de lava que alcanzaron hasta 90 metros de altura. Muros de roca fundida destruyeron casas en el rincón sureste de la isla, mientras gases volcánicos mortales emergen de las grietas en la tierra.

A unas 1700 personas se les ordenó salir de sus viviendas. No se han reportado muertos o heridos graves, pero las dos nuevas grietas -las número 13 y 14- se formaron el martes y comenzaron a emitir gases tóxicos, dijo la agencia.

Un total de 36 estructuras se han incendiado por la lava, que puede alcanzar temperaturas de hasta unos 1100 grados Celsius. La lava ha estado burbujeando alrededor de los 4 kilómetros de grietas que los funcionarios han advertido que se están extendiendo lentamente hacia el este.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS