Espectáculos Lo pidieron los jugadores

Sergio Torres y el Himno: “fue lo más fuerte que me pasó en 40 años de música”

El santafesino, se enteró un par de horas antes del partido de festejo por la Copa América y con público. Habló de las exigencias para que sea breve, reveló por qué lo cantó sin música y las sensaciones de esa experiencia.
En los primeros minutos del mismo jueves ("eran pasaditas las 12 de la noche cuando me llamaron") que se jugaba Argentina-Bolivia, con la vuelta del público a River, el tour de la soñada Copa América y Messi campeón en el mismo combo, sonó el celular del "Negro" Sergio Torres, la voz popular de Santa Fe. Sin dudas, por lo que luego contará de todo lo que pasó y usando un término futbolero, lo llamaron de "El celular de Dios". Palabras más, palabras menos: luego del "no" a Iorio y con un pedido unánime de todo el vestuario de la Selección, "Chiqui" Tapia tomó la decisión de convocarlo para cantar el Himno. Sergio, que muchas veces estuvo "a punto de..." por su relación con Messi y los jugadores, siempre se consolaba ante la negativa: "Por algo Dios no quiere que sea ahora, ya se dará". Como en el Mundial de Rusia, donde estaba "casi adentro" de la concentración, pero hubo uno de los tantos chispazos de Sampaoli con los jugadores: el DT dijo que no quería a nadie. Esta vez, ese mismo Dios (el de arriba) y el Dios de la pelotita (Messi) se pusieron de acuerdo.

"El llamado del asistente de "Chiqui" Tapia fue bien claro: era sí o no ahí mismo; en caso de aceptar, no podía decir nada en mis redes ni dar notas hasta que pasara todo. ¡Y tenía que comprimir la versión del Himno, por exigencia de la Conmebol, a no más de un minuto y medio!", cuenta en el programa ADN Gol, un "Negro" Torres que está cansado pero muy feliz de vuelta en Santa Fe.
-¿Qué te preocupaba, por llamarlo de alguna manera, "Negro"?
-Primero, cumplir con todo: esa noche teníamos dos funciones en el Teatro Colonial. Después, evitar o manejar la emoción, porque pasó lo que finalmente yo pensaba que podía pasar: esa noche, antes de Argentina-Bolivia, sentí cosas que nunca sentí en mi vida y eso que voy para 40 años con la música.

-¿Cómo fueron esos momentos previos?
-Todo muy claro, con una rutina pura y exclusivamente "de pandemia": a qué hora llegar, cuántas personas podíamos ir y qué tiempo actuar.

-¿Hubo algo que se salió de la rutina de la Conmebol?
-MI ubicación donde cantar el Himno. En principio, no sólo en mi caso, sino el resto (Jimena Barón, Los Totoras, etc.) íbamos todos al mismo lugar: uno de los codos, con un escenario montado en las plateas.

-¿Por qué terminaste cantando el Himno en el mismo césped de la cancha de River?
-Por un pedido especial de los jugadores de la Selección Argentina. Ellos querían verme cerca y cantar conmigo el Himno; eso lo cambió todo y terminé cantando adentro de la cancha misma, con ellos ahí. -¿Pudiste probar sonido en la previa?
-Nada.

-¿Pero te dio tiempo de ensayarlo, "Negro"?
-No lo ensayé nunca... Te voy a contar algo... ¡lo canté de adentro hacia afuera, pero no con los labios!. El que es músico de corazón y alma, como yo, me va a entender.

-¿Por qué cantaste el Himno "A Capella", sin música instrumental de fondo?
-Fue un pedido mío, una orden de Dios. Tres veces me preguntaron del sonido de River si estaba seguro lo que iba a hacer. Hasta último momento me ofrecían la música.
-¿Y vos qué les dijiste?
-Que cuando me anunciara el Maestro de Ceremonias con el Himno Nacional Argentino, sólo me abriera el micrófono y listo.

-¿Qué sentiste cuando arrancaste a cantar?
-De todo...

-¿Te "quebraste" por la emoción?
-Me pasaron dos cosas: en un momento, no sentía la pierna izquierda, no la podía mover estando ahí. Lo otro, cuando la gente explota con la parte final de "Oh, juremos con gloria morir", se me cayó una lágrima y me di cuenta que estaba llorando. Después, todo el cariño de la gente, mensajes de todos lados, llamados, videos, fotos... no tiene precio.

-Contame lo del tiempo de la Conmebol...
-Estando ahí me avisan que tenía que "apretar y ajustar el Himno Nacional Argentino en un minuto y medio". Nos llevan a una oficina en el Monumental y estando allí con el "Topito" (su amigo de toda la vida) le digo: "Poné el cronómetro y controlá". ¡Lo saqué en 1 minuto 25 segundos...!

-¿Hubo fotos con Messi y los jugadores?
-Nooo, nos vimos de esos metros que mostró la TV en la cancha con los jugadores. El protocolo pandemia era y es muy estricto. Apenas un liberado con Angelito Correa que apareció antes en el banco de suplentes. Y en el post, como tenía doble show en el teatro, no me pude quedar a comer. Igual, yo ya estaba pleno, feliz y agradecido a Dios.-¿Qué pensás ahora que pasaron los días?
-Que pude representar a toda la música popular de mi querida Santa Fe ante los ojos del mundo. Dios me trajo a este mundo sólo para cantar. Por algo Dios eligió este momento con Argentina, la Copa, Messi y la vuelta del público.

-¿Qué lugar ocupa este minuto y medio del Himno en la carrera de Sergio Torres?
-Fue lo más fuerte que me pasó en 40 años de música.

Cuentan los libros que la música "A Cappella" es sólo vocal, sin acompañamiento instrumental. En italiano significa "como en la capilla", aludiendo a que en las capillas e iglesias cristianas estuvo prohibido el uso de instrumentos desde la introducción del gregoriano hasta finales de la Edad Media.
Así cantó el "Negro" Sergio Torres el Himno antes de Argentina-Bolivia, por pedido de Messi y compañía. Lo hizo "A Cappella", sin música, como si estuviera en una pequeña capilla de la Edad Media cantándole a Dios. Fuente: (El Litoral)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS