Espectáculos Tenía 65 años

Murió Eddie Van Halen: el rock llora a uno de sus grandes guitarristas

Influyente guitarrista de rock que mostró su potente estilo en la banda que fundó en los '70 junto a su hermano Alex: Van Halen. Eddie falleció en un hospital de California a los 65 años tras una larga lucha contra el cáncer.
Eddie Van Halen, personal e influyente guitarrista de rock que mostró su potente estilo en la banda que fundó en los '70 junto a su hermano Alex, falleció hoy a los 65 años en un hospital de California a causa de un cáncer de garganta que lo mantenía alejado de la actividad musical desde 2015.
"No puedo creer que tenga que escribir esto pero mi padre, Edward Lodewijk Van Halen, ha perdido su larga y ardua lucha con el cáncer esta mañana", dijo Wolfgang Van Halen, hijo del músico, en la red social Twitter.
El rockero falleció en compañía, además, de su mujer Janie y su hermano y baterista de la banda, Alex.
Considerado entre los mejores en lo suyo en numerosas encuestas de alcance mundial, al igual que colegas como Jimi Hendrix, Eric Clapton, Jimmy Page y Brian May, entre otros, Eddie Van Halen fue considerado el creador de un estilo propio, caracterizado por su sonido punzante y una asombrosa velocidad.
Además, no sólo consiguió registrar como propio un vibrato aullante, sino que popularizó una técnica conocida como tapping con dos manos, en la que efectivamente, agregó un sexto dedo a su mano izquierda.
Con su banda, creada a comienzos de la década del '70, grabó 14 álbumes.
El guitarrista, quien ya había superado otro cáncer de lengua en el 2000, fue mentor del conjunto que además reunió al bajista Michael Antony y David Lee Roth, que años más tarde abandonó el grupo y fue reemplazado por Sammy Hogarth.
Con aquella formación original, el cuarteto protagonizó un recordado recital en febrero de 1983 en el estadio porteño de Obras Sanitarias, época en la que no era frecuente la visita de artistas internacionales de rock a la Argentina.
Para ese entonces, la agrupación ostentaba cuatro álbumes y llegó a presentar el quinto, Driver Down (1982), pero su mayor éxito comercial no fue producto del hard rock que cultivaba sino que lo alcanzó con la canción "Jump", lanzada como sencillo un año después de aquella visita a Buenos Aires donde incorporó sintetizadores a su sonido.

A base de riffs pirotécnicos y solos que quedarán en la memoria de muchos, el músico corrió las fronteras del género y fue inspiración para una enorme cantidad de artistas que lo tomaron como referencia del "guitar-hero" y de cómo se hace el mejor rock de estadios.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS