Espectáculos La tremenda confesión

Adriana Brodsky: "Me tocaron la cola en el colectivo cuando tenía 6 años"

La actriz sostuvo que sufrió más acosos "antes de ser famosa" y añadió que a partir de lo vivido aprendió a defenderse sola, porque antes la mujer no era escuchada. "En mi época era como que no se podía decir eso", dijo.
La actriz Adriana Brodsky reveló que fue víctima de "varios abusos", pero negó que se hayan dado en el ámbito artístico, ya que detalló que le "tocaron la cola varias veces en el colectivo cuando tenía 6 años e iba" con su mamá.
Brodsky, quien el 28 de junio volverá al teatro Premier con la obra "Mi mujer se llama Mauricio", junto a Germán Krauss, Matías Alé, Matías Santoianni, Alejandro "Huevo" Muller, Kitty Locane y Mica Mancini, sostuvo que sufrió más acosos "antes de ser famosa" y añadió que a partir de lo vivido aprendió a defenderse sola, porque antes la mujer no era escuchada.

"En mi época era como que no se podía decir eso. Tenía miedo de decirle a mi mamá que un señor me había tocado. Los acosos estuvieron siempre y en todas las edades. El acosador no espera ver una mujer voluptuosa, acosa a cualquiera que sea frágil, que no esté protegida, como a una niña o mujer indefensa. Es espantoso", indicó la actriz en declaraciones al programa "Crónica Noticias que conduce Esteban Trebucq por Crónica HD.
La protagonista del sketch "La Bebota", que inmortalizó a Alberto Olmedo como el "NManosanta", indicó que "abusos hay de todo tipo abusos, también desde lo psicológico, porque te quieren boicotear y te dicen cosas que la víctima termina creyendo", al tiempo que detalló otros malos momentos vividos con este delito en su niñez.
"No fue una sola vez, sino varias desde que yo era chiquitita y un palito insignificante. No necesitás ser una diosa para que abusen. Qué atractivo puede tener una nena de 6 años. Subí a un colectivo con mi mamá y un tipo me tocó la cola. Eso pasaba siempre, me pasaba en todos los colectivos. Cuando fui creciendo aprendí a defenderme sola y si me pasaba algo así me daba vuelta y le daba un cachetazo", afirmó.

Brodsky también señaló que "los temas de abuso pasan en todas partes" y recordó que "cuando trabajaba en una oficina de turismo de che piba y aparecían acosadores de todos lados".
"No tuve que esperar a ser famosa para que me acosaran, porque cuando era una gran desconocida, a donde iba me acosaban. La Justicia no estuvo ni está. Si hoy para hacer una denuncia te toman el pelo imaginate lo que era años atrás. Hoy hasta cierto punto son escuchadas. La mujer siempre necesitó ser escuchada y gracias a Dios hoy tiene la voz para lo que quiera", planteó.
Por otra parte, se refirió a ciertas críticas que recibió el actor Jorge Porcel por parte de otras actrices, quienes hablaban de "castings sábanas" para poder lograr algún papel en ciertos programas o películas del capocómico.
"El 'Gordo' ya se murió. Pobre, tenía esa personalidad, no podía hacer otra cosa. Tenía una personalidad difícil, pero no voy a ahondar porque está muerto. Por supuesto que yo me llevé mucho mejor con el 'Negro'", detalló.

Por otra parte, se mostró "a favor de la despenalización del aborto", porque vio "cosas espantosas y amigas jovencitas que pasaron por cosas denigrantes cuando estaban por abortar o después del aborto, porque se siente como una lastimadura o una herida que jamás se puede cerrar".
"En mi época, mi mamá te decía 'usted se calla, no opines'. Hoy con mi hija tenemos un diálogo total. Le digo 'Agustina contame todo'", contó.
Respecto de su papel como "La Bebota" sostuvo que "hoy no sería aceptado, porque cambiaron mucho las cosas para bien. Ahora es otro estilo, el sistema tiene otro sentido y las voces se escucharon. No funcionaría más, funcionaría de otra forma. Si existiera el 'Negro', se lo hubiera imaginado para hacerlo desde otro lugar".
"Yo no me sentí una mujer objeto porque Olmedo me tire contra una pared y haga como que intenta besarme. Nunca sentí acoso.
Había muchísimo respeto y profesionalismo por parte del 'Negro'.
Se encendían las luces y era otra persona. Yo lo seguía pero me perdía. Te ponía en un lugar donde te lucías y si te olvidabas la letra te la recordaba. No podías sentir ningún tipo de inseguridad", recordó.

Brodsky reveló que "no iba a trabajar con nervios sino con felicidad plena porque estaba todo muy bien" y consideró que si hoy estuviera vivo Olmedo "se las hubiera ingeniado para armar otra cosa que sea aceptado".
"Olmedo tenía como una inteligencia suprema con respecto a todo, porque tenia cultura general y cultura de vida y eso te hace zigzaguear mejor los caminos de la vida. Eso hubiera permitido que arme alguna otra cosa en su mente para que fuera fantástico y un éxito", concluyó.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS