Espectáculos El largo conflicto

Prisión, tribunales y un costoso collar: Moria cerró su causa en Paraguay

"Terminado el 'bijougate'", dijo con el humor e ironía que la caracteriza Moria Casán, y celebró junto con sus abogados. Casi diez días tras las rejas, cinco años y medio de lucha y un collar de 80 mil dólares.
Moria Casán cerró una etapa en su vida. La diva finalizó la causa que pesaba en Paraguay contra ella por la desaparición de un collar valuado en 80 mil dólares. "La One" ya no tendrá que viajar periódicamente al vecino país para firmar papeles ante la jueza.
La jurado del Bailando celebró con su clásico humor el acontecimiento y cual si fuera un reality, subió a las redes el minuto a minuto de la jornada.
"¡Hoy se termina todo! Me da una lástima, porque acá estamos con la doctora Vanesa Morla, una genia. Desayunamos en el avión, firmamos y después nos vamos todos a tomar algo", dijo Moria antes de subir al avión privado que la llevó a Asunción.
Casán viajó acompañada por Vanesa, abogada y hermana de Matías Morla y con su representante Maxi Cardaci. Allí se encontró con su letrada paraguaya, Myriam Areco.
Luego de presentarse en el juzgado de primera instancia y firmar los últimos papeles que le faltaban para ser completamente libre, festejó con un almuerzo con todos los que la acompañaron en el viaje y la ayudaron a salir de esta pesadilla que se inició en el 2012.
"La pasamos divino, ella (su abogada paraguaya) se queda acá con su hijo Andrés y ahora, finiquitado nuestro bijou-gate, bravo", dijo feliz, minutos antes de tomarse el avión que la trajo de regreso a Buenos Aires.

La pesadilla para "la One" comenzó en julio del 2012, cuando para un show que brindó en Paraguay, el joyero Armando Benítez le prestó el costosísimo collar, que horas más tarde desapareció. EStuvo demorada en la comisaría de Luque durante una noche, y para poder volver a la Argentina, la actriz tuvo que pagar una fianza de 50 mil pesos.
Misteriosamente, dos meses más tarde, el botín fue encontrado en un sobre en el juzgado, pero la causa siguió y la diva quedó con pedido de captura internacional, por estar en estado de rebeldía, hasta que en el 2015 volvió a Paraguay para terminar de regularizar el tema y quedó detenida.
Al ingresar a la penitenciaría, la policía encontró 1,6 gramos de cocaína en su billetera, por lo que su estadía tras las rejas se extendió durante casi diez días. Anteriormente, ella había llegado a un arreglo económico con el joyero, pero aún faltaba que la jueza lo aprobara.
Días más tarde Moria fue liberada: "Me puse a derecho, soy inocente pero acepto lo que se me ha infringido, ya hemos cumplido con parte de lo que ha resuelto la jueza y está todo a derecho, para eso vine. Se hizo justicia", había declarado.
Desde ese momento, hasta ayer, para no ser considerada nuevamente en estado de rebeldía, Moria tuvo que viajar cada tres meses a Paraguay a ver a la jueza. Como parte del acuerdo, la diva se había comprometido a no volver a acercarse al joyero y a hacer una reparación social, entregando cuatro millones de guaraníes (102 mil pesos argentinos) a entidades de beneficencia. Fuente: (Infobae).-
El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS