Economía La situación de los corralones

Construcción: Aclaran que no hay faltantes de materiales, sí demoras en entregas

Corralones de Paraná coinciden a Elonce TV respecto a las demoras para la entrega de materiales para la construcción debido a la pandemia y "aumentos sucesivos de precios". Qué pasa con la provisión de ladrillos.
Luego de un parate sin precedentes, como consecuencia del avance del coronavirus, el rubro de la construcción continúa en el camino de la recuperación por la mayor demanda de materiales para arreglos en el hogar y planificación de nuevas viviendas en el marco de la reactivación del Procrear.

"Es un momento de muchas consultas, de mucha concurrencia de clientes porque la pandemia potenció la construcción por el hecho de que no pueden salir de viaje o hacer una fiesta, y las personas pasan más tiempo en la casa", comentó a Elonce TV el subjefe de Ventas en corralón Familia Bercomat, Juan Méndez.
"Toda la línea de producción está activa, existen nuevos inicios de obra y también está en pleno auge la terminación y la reforma de viviendas. Todos los productos están siendo demandados y hay muchas expectativas por la reactivación del Procrear", explicó.

Sin embargo, como consecuencia del aislamiento más estricto en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que fue uno de los distritos más complicados por la pandemia, muchas de las fábricas que se dedican a la producción y abastecimiento de los insumos para la construcción están paradas y provocó una demora en la entrega de los materiales que, en el peor de los casos, llega hasta 60 días.
"La provisión de materiales para la construcción nunca se cortó, no hay faltantes, sí demoras mayores a las habituales", explicó el empleado del corralón de calle Carbó. "El abastecimiento de parte de las fábricas nunca se cortó, pero sí hay que tener un poco más de paciencia porque los tiempos de entrega se han estirado; un proveedor que antes entregaba a 30 días, hoy lo hace a 45 o 60 días", explicó Méndez.

"La combinación entre la mayor demanda en corralones y las consecuencias de la pandemia que hace que las líneas de producción en las fábricas no estén al 100%, genera que los tiempos se dilaten", agregó al respecto.

De igual manera, desde Familia Bercomat indicaron que cuentan "con un gran stock surtido para garantizar las compras que ya se realizaron y poder realizar nuevas ventas".

"Tenemos un mix muy amplio de productos, lo que hace que podamos ofrecer alternativas a nuestros clientes para el momento de realizar la compra", explicó el subjefe de Ventas.
En tanto, desde un corralón de materiales para la construcción de barrio San Agustín coincidieron respecto a las demoras para la entrega de ladrillo hueco y productos de metalúrgica.

"Se consigue ladrillo de 12 centímetros, que es el que más se utiliza porque equivale al común, pero de las medidas más finas, el 8 y el 18, casi no se consiguen", explicó a Elonce TV el responsable de corralón San Agustín, Orlando "Tuti" Burgos.

En ese sentido, el comerciante aseguró que el ladrillo "se factura al precio de hoy, como acopio, si el cliente está de acuerdo en la espera, porque no tenemos tiempo estipulado de entrega dado que podemos pasar hasta 25 días sin recibir ladrillos y cuando llega, se le da prioridad al que lo tiene pago".

"Disponibilidad de productos hay pero el crecimiento de la demanda y que las fábricas de Rosario tienen un gran consumo y no aumentaron la producción en relación a la demanda, además, los camiones están abocados a otras tareas, complican los tiempos de entrega", apuntó Burgos.
En la oportunidad, también refirió "aumentos sucesivos de precios, al igual que lo era antes de la pandemia". Y en ese sentido, calculó "un aumento general del 30% en lo que va del año".

"Hay rubros puntuales que se rigen por el movimiento del dólar. Las cementeras son un monopolio que se ponen de acuerdo para las subas de precios y también se complica la provisión de cemento; pero en el caso de la arena, por ejemplo, si se consigue fácil porque la proveedora está en Paraná", detalló el comerciante.

"Las puertas placas con marcos de aluminio registraron demoras y aumentos de precios importantes", agregó además.

Punto aparte, valoró que el corralón, al ser una empresa familiar que no se rige por la reactivación del Procrear, "muchos vecinos de San Agustín que quedaron en su casa se abocaron a trabajar en mejoras en el hogar". (Elonce)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS