Economía Para elegir presidente

BID: Argentina no votará en la elección y desiste de la candidatura de Béliz

Argentina se abstendrá en la votación para elegir al próximo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), despejando el camino para Mauricio Claver Carone, el candidato del gobierno de Donald Trump.
Argentina se abstendrá en la votación para elegir al próximo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), despejando el camino para Mauricio Claver Carone, el candidato del gobierno de Donald Trump, quien se convertirá en el primer jefe del organismo en sus 61 años de historia que proviene de Estados Unidos luego de que zozobrara una movida diplomática del gobierno de Alberto Fernández para postergar la elección.

"La Argentina ha decidido abstenerse en la votación que tendrá lugar el próximo sábado para elegir al presidente del Banco Interamericano de Desarrollo", informó la Casa Rosada en un comunicado difundido por Twitter.

El gobierno de Alberto Fernández decidió abrirse de la pelea por la presidencia y desistió de nominar a Gustavo Béliz, el candidato que impulsaba la Argentina, para evitar de esa forma una confrontación directa con la Casa Blanca. El respaldo de Estados Unidos es vital en la renegociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La decisión de la Argentina llegó luego de que fracaso el intento de conseguir el respaldo necesario para aplazar la elección en el BID, que requería un apoyo de al menos el 25% de los accionistas del banco. Esa movida quedó trunca ante una aparente negativa del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de sumarse a la ofensiva diplomática que puso en marcha el gobierno argentino con el respaldo de Costa Rica y Chile, varios expresidentes de la región y el jefe diplomático de la Unión Europa, Josep Borrell.

"La posición de México era tomarse un tiempo para discutir esto, pero parece que no sucederá. Parece que la votación se llevará a cabo durante el fin de semana", dijo ayer a la agencia Reuters el subsecretario de Financiamiento de México, Gabriel Yorio.

Un funcionario del gobierno de López Obrador, quien mantiene un vínculo fluido con la Casa Blanca de Donald Trump, dijo a la agencia de noticias Bloomberg que México tenía previsto participar de la elección.

Tras la decisión de la Argentina de abstenerse en la votación y correrse al costado al desistir de nominar a Béliz, el directorio del BID llevará adelante la votación el sábado y elegirá a Claver Carone como el próximo presidente. Estados Unidos logró reunir el apoyo de al menos 21 países de la región.

La elección de Claver-Carone, un cubano-americano "halcón" notorio por sus posturas duras hacia Cuba y Venezuela, puede llegar a generar un problema institucional futuro en el BID si Joe Biden derrota a Trump en las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos.

La candidatura de Claver-Carone había causado sorpresa e inquietud en la región, Europa y en Washington, al quebrar con una histórica tradición que perduró en los 61 años de historia del organismo multilateral: mientras Europa elige al jefe del Fondo Monetario Internacional -o la jefa, en las últimas dos ocasiones- y Estados Unidos al del Banco Mundial, el BID queda para América Latina. La Argentina, México, Chile, Costa Rica y la Unión Europea se habían mostrado a favor de postergar la elección, una salida que buscó ganar tiempo para encontrar una alternativa a la candidatura del estadounidense, ante la posibilidad de que su nominación fuera retirada si Biden se impone en la elección de Estados Unidos.

La disputa por la presidencia del BID sumó un nuevo foco de tensión con Estados Unidos en un momento delicado por la elección presidencial que definirá el rumbo en la Casa Blanca y la nueva negociación de la Argentina con el FMI. Pero en Washington dudan que pueda llegar a descarrilar la relación bilateral con la Argentina, clave para el futuro de la economía.

El vínculo con la Casa Blanca es clave para la Argentina para llevar a buen puerto la renegociación con el Fondo. Estados Unidos puede bloquear la aprobación de un nuevo acuerdo en el board del FMI. La negociación se estirará seguramente hasta 2021, y el gobierno de Alberto Fernández necesita que quien esté en la Casa Blanca, Trump o Joe Biden, brinde su respaldo al nuevo programa.

"Dejamos sentada nuestra coincidencia con las múltiples y respetadas voces de las mas variadas procedencias políticas, académicas, sociales e ideológicas, que han expresado la inconveniencia para America Latina y el Caribe de vulnerar una tradición de gobernanza regional de la institución, que se ha mantenido durante sus 60 años de existencia como un ámbito plural, al servicio del interés de los latinoamericanos y caribeños y sin convertirse en una herramienta de intervencionismo diplomático de naturaleza alguna", dijo la Casa Rosada en el comunicado.

"Al manifestar esta posición e invitar al resto de los países miembros del BID a ejercer en el mismo sentido su abstención en la próxima Asamblea, también nos hacemos eco de la inoportunidad de su celebración, en medio de una pandemia planetaria que no ha permitido un adecuado y reposado debate sobre el futuro del BID, y que muy por el contrario corre el riesgo de profundizar la división de nuestra región", agregó.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS