Economía Negociaciones salariales

Paritarias: El gobierno busca aumentos "moderados" y sin cláusula gatillo

Funcionarios del equipo económico miran con mucha atención las paritarias de aceiteros y bancarios, que podrían tener definiciones antes de fin de mes. Son las primeras que se celebran cada año y sus números suelen servir de referencia.
Después de haber cerrado un acuerdo con empresas y supermercados para contener aumentos y relanzar el programa de Precios Cuidados, el Gobierno redireccionó sus esfuerzos hacia otra variable que considera decisiva en la lucha contra la inflación: los incrementos de salarios.

Con el cronograma de negociaciones paritarias ya abierto, la Casa Rosada pretende que se imponga una tendencia de aumentos "moderados", muy por debajo de la inflación del año pasado. El destierro de la cláusula gatillo es uno de los objetivos principales del gobierno nacional, en busca de "romper la inercia de indexación", publica el diario La Nación.

"Queremos evitar que haya una carrera psicológica por el porcentaje, que termine recalentando la inflación y neutralizando los aumentos", dijeron en el sector presidencial de la Casa Rosada. "En este primer trimestre necesitamos calmar la economía", agregaron. La meta está puesta en mantener las principales variables bajo control de cara a la renegociación de la deuda, que tiene el 31 de marzo como fecha límite.

Esa lógica imperó en el congelamiento del precio de los combustibles, del transporte y de las tarifas de servicios públicos. "Necesitamos mostrar la sustentabilidad de la deuda, y para eso es importante tener una macro ordenada. Eso incluye el tipo de cambio y la estructura de costos", argumentan en el Gobierno. La prédica ya fue transmitida a empresarios y sindicalistas en el encuentro multisectorial que encabezó Alberto Fernández el 27 del mes pasado.

Funcionarios del equipo económico miran con mucha atención las paritarias de aceiteros y bancarios, que podrían tener definiciones antes de fin de mes. Son las primeras que se celebran cada año y sus números suelen servir de referencia para el resto de las negociaciones. En el Ministerio de Trabajo, en el Ministerio de la Producción y en la Jefatura de Gabinete están trabajando para que los pedidos no tomen en cuenta la inflación de 2019.

El objetivo trazado por el Frente de Todos durante la campaña es que los salarios recuperen de forma progresiva los casi veinte puntos de poder adquisitivo que perdieron durante el gobierno de Mauricio Macri. La curva que imaginan en el equipo económico contiene un primer trimestre de "convergencia a la baja de precios y salarios", para empezar después un leve despegue que favorezca a los ingresos de los trabajadores.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS