Economía El Ventilador

Impuestos, entre el beneficio y la exigencia

Que los impuestos están por las nubes no es novedad. Desde grandes empresarios hasta monotributistas de la categoría más baja reclaman por igual. Los impuestos están a la orden del día. El tema, abordado en El Ventilador.
Si bien se sabe que en épocas de crisis y recesiones económicas se generan más deudas, también es cierto que la morosidad es una constante en la historia de los impuestos en Argentina. A mayor incumplimiento, mayor necesidad de recaudación. Y así, la rueda parece no tener fin.

Así que... hecha la deuda, hecha la moratoria...

Organismos como AFIP o ATER, en el caso de nuestra provincia, anuncian cada tanto un nuevo Plan de Pagos para Deudores: una moratoria con beneficios especiales que les permite ponerse al día con estas obligaciones.

Para tentar a los morosos, las propuestas van desde descuentos y cuotas sin intereses por el sólo hecho de adherirse, hasta la condonación de gran parte de la deuda si el pago es de una sola vez y en efectivo.

Sin ir más lejos, en marzo pasado, la Administradora Tributaria de Entre Ríos presentó un nuevo Régimen Especial de Normalización, especialmente apuntado a los pequeños contribuyentes. En este sistema, diferenciado al de una moratoria común, cada contribuyente accedió a un plan de acuerdo a su actividad, su historial y condiciones. Así, por ejemplo, ciudadanos con hasta dos propiedades o dos automotores pudieron acceder a reducciones de hasta un ciento por ciento en las multas y 90 por ciento en los intereses de sus impuestos atrasados.

Es cierto que entre un moroso incobrable y el rescate de al menos una parte de la deuda, esta última es la mejor opción, sobre todo cuando de recaudar dinero se trata, pero las dudas y cuestionamientos frente a estos escenarios tampoco se hacen esperar...

¿Cuánto gana y cuánto pierde el Estado al recaudar por moratoria o planes de normalización? ¿Se condice el beneficio que se le ofrece a un deudor de larga data, con el interés que se aplica a alguien que sufrió un atraso temporal o involuntario?

Beneficios como estos... ¿generan mayor compromiso en el hábito de pagar o logra que los menos cumplidores especulen a largo plazo?
"La gente en ocasiones tiene que elegir entre pagar y subsistir"
Julio Busasoff, contador, señaló que "uno bucea 70 años atrás y en la historia argentina ha habido blanqueos, moratorias, planes, facilidades y sistemas de pago. Todos han sido derivados de las mismas razones: las necesidades que surgieron en épocas de crisis. Argentina en materia de crisis tiene una experiencia enorme".

"Argentina es un país económicamente cíclico en el cual los períodos de prosperidad no han sido compartidos por todos y han sido muy pocos. La realidad del país es que normalmente entra en períodos de crisis. Cuando se entra en un período como el actual, donde hay alícuotas de interés por entidades financieras que superan el 50% o 60%, tu solución es dejar de pagar los impuestos para ver si podés subsistir. Los impuestos se dejan de pagar cuando no queda más remedio o más alternativa para sostenerte como persona", indicó.

Asimismo, manifestó que "la gente no deja de pagar porque quiere, sino no se entendería cómo los juzgados están tan llenos de causas en donde se reclaman deudas tributarias. Las empresas de transporte más grandes del país están todas en concurso preventivo. La deuda más importante es una deuda fiscal".

"La incorporación como delitos tributarios a los delitos contra el estado provincial, no vienen de la ley 24.769, sino de las reformas posteriores. La causa ATER es compleja, hay demasiados imputados y procesados. Es difícil de llevar a juicio por la sencilla razón de que no habría dónde hacerlo por la cantidad de personas que habría que someter a juicio. La solución es tener leyes de blanqueo o de sinceramiento fiscal", agregó.

Además, dijo que "en AFIM con el dinero se hace imputación provisoria. En la municipalidad recogen el dinero, te hacen una imputación provisoria hasta que se obtiene la sentencia definitiva y se satisfacen el capital, los intereses y las costas del proceso como así también los honorarios del profesional que intervino en la causa".

"Uno se ve perjudicado en todo si debe al estado. Para una empresa ser deudor de tributos provinciales, municipales o nacionales lo perjudica en toda la actividad económica corriente. En primer lugar a las exigencias bancarias para poder acceder a los créditos, además de para ser proveedor del estado", remarcó.

"Los derechos constitucionales no son absolutos pero unos tienen prevalencia sobre otros. El derecho a la salud tiene prevalencia sobre el derecho a la recaudación de la renta pública. En un planteo con una medida cautelar seguramente lo dan a una persona que no puede pagar por algún motivo así", consideró.

"La persona que entra en moratoria no solo tiene que pagar la deuda que tiene sino la deuda corriente. Si se paga en cuotas se tiene que pagar la deuda corriente más la cuota de la moratoria. Como contribuyente exige un esfuerzo económico que puede ser importante. El estado debe priorizar no solo en lo que necesita en modo renta sino en función de la actividad económica", finalizó.
"El procedimiento tributario es reglado, a nivel nacional provincial y municipal"
La contadora María José Quinodoz apuntó que "en época de recesión económica, uno cambia sus pautas de consumo y de destino de dinero y, muchas veces, se dejan de pagar determinados impuestos para hacer frente a otras necesidades más básicas y elementales. Y hay otros ciudadanos, que especulan con la aparición, cada tanto, de algún tipo de moratoria, que lo que hace es condonarnos multas e intereses".

"La particularidad de nuestro Código Tributario de la provincia es que además de penalizar al deudor, con el interés, penaliza con una multa por omisión de pagos. Es entre el 50 % y el 200 % del impuesto que ha dejado de abonar. Al día siguiente del vencimiento ya opera la multa automática. Y ese porcentaje puede ir reduciéndose si lo pagamos en el plazo de quince días", indicó.

Asimismo dijo que "en la medida de normalización tributaria, como la denomina ATER, han tomado de AFIP, por ejemplo, la catalogación de diferentes tipos de contribuyentes para otorgarles beneficios".

"En AFIP se lo denomina SIPER, que es la clasificación según el riesgo del contribuyente, según los cumplimientos. Ahora, en ATER, se lo ha clasificado según la actividad, si es urbano es rural, y además, por la cantidad de bienes y de deuda que tengan estos contribuyentes", recordó en el mismo sentido.

"El procedimiento tributario a nivel nacional es reglado, como así también lo es a nivel provincial y a nivel municipal. Tiene una instancia administrativa, que transcurre dentro de la misma institución, y luego de agotada la etapa administrativa, va a los tribunales competentes", informó Quinodoz.

La contadora aseveró: "Una cosa es deber dinero por alguna cuestión particular, y otra cosa es mezclar la deuda al Estado con algún tipo de actitud como los ardides, engaños, simulaciones".

"Interés, más multa por omisión de pago, que es una multa automática que establece nuestro Código Tributario. Desde la Revolución Francesa, las penas por deudas, están abolidas, o sea que es inconstitucional. Desde la Constitución Nacional hasta la Comisión Americana de Derechos Humanos", resaltó.

Luego aseveró: "Por cuestión de cultura tributaria, de una cuestión ética y ciudadana, hay que contribuir con los impuestos porque eso se utiliza para salud, educación, seguridad, justicia y demás. Pero cuando uno tiene que decidir a dónde destina su dinero, si al Estado con los impuestos, o a poner un plato sobre la mesa, o a la salud, y? es difícil".
La opinión de los panelistas
El periodista Sebastián Martínez, indicó que "en algunas ocasiones hubo sorteos y otras modalidades que se implementaron para fomentar el pago. Si uno tiene que transferir un bien debe tener todo pago. Después las moratorias, sobre todo cuando se repiten muy seguido, alientan a la inconducta tributaria del contribuyente porque terminan favoreciendo al moroso".

El panelista Mariano Kohan, manifestó que "hay un pequeño incentivo que tiene que ver con el pago anticipado que a todos les llega, que es poco. El problema es que estamos en una economía absolutamente desquiciada, con niveles inflacionarios muy altos. Antes tenías un bien automotor y a medida que iban pasando los años el impuesto automotor era cada vez menos porque iba desvalorizándose el auto. Ahora es al revés. Cuando te encontrás con una moratoria la cuota que no pagaste de un auto mucho más nuevo cinco años atrás es menor que lo que te toca pagar hoy".


El conductor del programa Lalo Foncea planteó ¿No hay una especie de contradicción que me resulta más beneficioso quedarme como deudor de largo plazo y entrar después en una moratoria, que pagar quince días tarde". "Siempre se dice, `me llegó una deuda, y tiene cinco años de atraso`, ¿qué responsabilidad tiene el Estado o los organismos competentes, respecto del aviso que te deberían haber ido dando?".

La periodista Ana Tepsich conjeturó ¿no será que el contribuyente no paga porque no puede?. Asimismo contó: "Tenía una deuda con AFIM, fuia un estudio privado a pagar, y no era la plata para el Estado, era la plata para el abogado. A otra deuda tuve que pagarla en Tribunales, porque quedó la plata quedó ahí y después iban a ver si estaba bien la plata que me querían cobrar".

La periodista Luz Alcain aseveró: "Hoy, en una economía típica clásica, el riego de no pagar la luz es inminente, de no pagar el gas es inminente, pero una demanda del Estado, por impuestos no pagos, no lo es". En otro tramo del programa dijo: "Hoy los trabajadores del Estado que tienen un sueldo bastante bajo, los más precarizados que son los trabajadores de obra, no tienen posibilidad de seguir cobrando porque necesitan permanentemente el libre deuda para poder seguir cobrando sus haberes. Sucede lo mismo con los proveedores del Estado".

El periodista Javier Aragón aseveró: "Entra aquí siempre la especulación sabiendo de que a la corta, o a la larga, un gobierno que entra, al principio o al final, va a hacer una moratoria. Hay quiénes están esperando eso. Y ahí se ponen al día". Asimismo aportó: "Me parece que a la gente se le hace cuesta arriba pro la situación económica, sino también cuando ve para donde va eso, que es para el mantenimiento de los servicios públicos, salud, vivienda, caminos, que son deficientes. La gente ve que esa plata cae en un saco roto y se pregunta a dónde va a parar esa plata".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS