Economía El Ventilador

Traslado diario: ¿Cómo afecta a viajeros y viajantes la suba del combustible?

Docentes, estudiantes, policías, gendarmes, remiseros, taxistas, comerciantes, viajantes, camioneros: a todos estos trabajadores y a muchos más, los viene golpeando sin pausa la volatilidad del dólar y la frecuente suba de las naftas.
Hay personas que trabajan viajando y otras que viajan para poder trabajar o estudiar. Algunos usan el transporte público y otros ponen sus propios medios de transporte.

Existen quienes se acoplan con un conocido para abaratar costos y pagar entre todos el combustible. Y también están aquellos que salen a la ruta para hacer dedo y rogar que algún alma solidaria los lleve.

Docentes, estudiantes, policías, gendarmes, remiseros, taxistas, comerciantes, viajantes, camioneros: a todos estos trabajadores y a muchos más, los viene golpeando sin pausa la volatilidad del dólar y la frecuente suba de las naftas en nuestro país.

¿Cuánto pesa en el recibo salarial lo destinado a traslado? ¿Se actualiza el ítem denominado "viático" con la misma velocidad que están subiendo los combustibles? ¿Qué profesiones dejaron de ser rentables a causa de la suba de estos derivados del petróleo?

A la par de los aumentos marcha la baja del consumo de combustible, una tendencia que también preocupa a los expendedores, quienes vienen advirtiendo hace meses que la gente carga menos en sus tanques porque viaja o se mueve menos.

Y ...si para muestra basta un botón, sólo el fin de semana pasado las naftas y el gas oil se ajustaron por tercera vez en el año en un 5 por ciento y el valor del litro de nafta en YPF se ubicó en torno a los 45 pesos.
"Se acrecentó el número de docentes que viajan a dedo"
Claudia Pabón, docente, dijo que "cuando me inicié en docencia empecé a trabajar en Viale y Ramírez. Allí era rentable, pero luego estuvimos sin cobrar. Cuando uno empieza a trabajar no le pagan enseguida, hay que esperar varios meses. Cuando uno viaja es terrible porque tenés que empezar a pedir dinero prestado para poder viajar".

"Nosotros estamos llenos de códigos y muchos docentes tendríamos que hacer un estudio contable porque no se entienden. El de transporte es cuando pasa cierta cantidad de distancia desde el lugar donde vivís hasta el lugar donde trabajás. Vas, prestás el servicio, hay que presentar los papeles que acrediten esto y esperar. Eso no alcanza, es una ofensa, nos dan migajas", consideró.

Contó que "me levantaba a las 4 de la mañana, tomaba el colectivo para ir a Ramírez y llegar a las 6. Ahí esperábamos hasta que abrieran las escuelas. Luego tenía que esperar el turno de dar clases. Al salir, había que esperar hasta que llegaba el transporte. Muchas veces me quedaba hasta tarde".

"Ahora se acrecentó el número de docentes que viajan a dedo. Estamos todos en este problema, no nos victimizamos. Estamos tratando una realidad muy cruel, como que nos toquen el dinero que tenemos que llevar a nuestras casas para la salud, educación y cuidado en nuestros hijos", resaltó.
"A veces por no llegar tarde uno termina pagando un taxi, que es más caro"
Lisandro Sedano, docente, manifestó que " a veces por no llegar tarde uno termina pagando un taxi, que sale mucho más caro. El servicio no garantiza puntualidad, sobre todo cuando hay que hacer una combinación por escuelas. En otro caso, el código 029 de los docentes solo se paga desde los 7 a 60 kilómetros".

"Tenemos muchas horas de viaje, si trabajamos en varias escuelas estamos cinco horas viajando de escuela en escuela todo el día y ni siquiera eso nos garantiza estar a horario. El servicio nocturno en Paraná es más caro y cambia el recorrido", dijo.
"El nivel de ventas baja, la situación general está mal y es un combo que complica todo"
Héctor Correa, viajante, señaló que "trabajo en todo el Litoral, viajo bastante. Tengo mi propio vehículo y es complicado mantenerlo. Es preocupante porque el combustible viene sin freno, no sabemos cómo va a terminar. El nivel de ventas baja, la situación general está mal y es un combo que complica todo. Vivimos fuera de nuestra casa".

"Represento a empresas para las que vendo. Uno busca la forma de acotar el tiempo de gira y venta afuera, tratamos de agrupar los clientes, acortar las semanas, salir con otro, no sabemos qué más hacer. Se viaja mucho menos y se buscan otros sistemas, como internet. El problema es que hay mercadería que la gente quiere ver", dijo.

Además, explicó que "en nuestras paritarias aumentaron los salarios pero los viáticos no se han actualizado. En nuestro caso se nos va en menos de una semana".
"La gente decide usar menos el taxi porque es como un lujo"
Germán Ramira, taxista, indicó que "aumenta la nafta y va a terminar aumentando el taxi, lo que nos deriva a menor pasaje. Hacemos la misma plata que el año pasado pero con menos viajes. La gente decide no usar taxi o remis, es como un lujo. No es rentable prestar este servicio con un precio de nafta como el actual. Hasta ahora nosotros usamos gas y vamos sosteniendo, pero aumentó también".

"La mayoría de los autos trabajan con gas. Cambiarlo de nafta a gas puede salir como 40 mil pesos. Nunca llegamos a llenar el tanque tampoco, vamos cargando de 500 a 700 pesos y lo vamos manteniendo. Ahora nos quedamos en las paradas esperando, ya se circula muy poco", comentó.

Asimismo, dijo que "siempre se dijo que el taxi es más caro, pero ahora estamos iguales. Hay gente que deja pasar un taxi pero es muy poca la diferencia. Al precio del taxi lo regula la municipalidad, nunca va con la inflación, la última actualización fue en diciembre".
"Uno agrupa los clientes, busca reducir los días, buscamos alternativas"
Jonathan Borra, distribuidor independiente, resaltó que "hace cinco años soy distribuidor de materia prima de panadería. Me muevo por Paraná, Colonia Avellaneda, Oro Verde, Cerrito. Se comenzó con un gasoil a 13 pesos y hoy a 43 pesos en pocos años. Las ventas bajan, las cargas tributarias suben. Es preocupante, uno agrupa los clientes, reducir los días, buscamos alternativas".

"Vamos hablando con los clientes, les damos más mercadería para que lleguen a las próximas semanas, pero pasamos un día en vez de dos, por ejemplo", dijo.

Asimismo, explicó que "darse el lujo de llenar el tanque es imposible, uno va cargando y trata de mantener. El precio del combustible se traslada a la mercadería. Hay compañeros que trabajan para empresas que les dan viáticos y no llegan con todo".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS