Sociedad Tras discurso en acto

Causa por instigación a la violencia a cura que habló de la educación sexual

El padre Jorge "Pato" Gómez instó a levantarse "en armas para defender nuestras familias" al referirse a una charla de orientación sexual dictada hace unos días. El Ministerio Público Fiscal inició una causa de oficio.
El Ministerio Público Fiscal inició ayer una causa de oficio "por instigación a la violencia" contra el sacerdote malargüino Jorge "Pato" Gómez que el domingo, en la celebración del 9 de Julio, instó a su pueblo a "levantarnos en armas" contra la educación sexual que se imparte a jóvenes "para defender a nuestras familias".
El cura, conocido ya por sus reiteradas y polémicas declaraciones y actuaciones se refirió así a una jornada de educación sexual realizada en Malargüe el 30 de junio y cuya organización estuvo a cargo de la Municipalidad del departamento. Desde el obispado de San Rafael, el sacerdote José Alvarez además de señalar que ya se le ha prohibido al cura hablar con los medios dijo que "evidentemente debe ser corregido y el obispo deberá ver cómo lo resuelve. Además se le prohibió al Padre hacer declaraciones a la prensa". Esto fue aclarado por el mismo sacerdote cuando se intentó hablar con él.
La fuente judicial que informó sobre el inicio de la causa señaló además: "Como en el sur de la provincia hasta el 1 de agosto próximo rige el Código Procesal Penal anterior a la ley 6730, el fiscal Norberto Jamsech ha solicitado al juzgado de Instrucción de turno se aboque a la investigación".
Organizadores
Carolina Sandmeier, directora de Promoción Educativa de la Municipalidad, quien estuvo a cargo de la organización de las jornadas de educación sexual a las que se refirió el sacerdote, afirmó que la charla fue realizada "junto a profesionales del programa provincial de Salud Sexual y Reproductiva".

La funcionaria comentó a este medio que el encuentro fue un éxito y recalcó que fue la primera vez que se hicieron en Malargüe, desde que se creó el programa. Agregó que la convocatoria fue importante ya que asistieron alrededor de 300 estudiantes acompañados por sus docentes y los jóvenes pudieron hablar libremente la temática.
"No es la primera vez que este cura se toma estos atrevimientos y desde la Iglesia se imponen cosas en Malargüe", aseguró Sandmeier.
"Creo en el Estado laico y la educación laica y por eso pido, más como docente que como funcionaria, que traten este tema y que se conozca públicamente".

Luego de esa charla la Iglesia católica se manifestó en contra. Sobre esto, la funcionaria comentó: "El problema es que la Iglesia católica alzó su voz en contra: primero hicieron hablar a los adolescentes de una escuela religiosa, luego mandaron a su gente a presionar al Concejo Deliberante y quieren pedir la banca del ciudadano, dijeron que se incitaba a la sexualidad", explicó.
Y recalcó: "Las jornadas son un derecho de los jóvenes y una obligación de Estado. Seguiré trabajando en esta línea con el Ministerio de Salud de la provincia", enfatizó la funcionaria municipal.
No era el ámbito
Por su lado, Carlos Vázquez, secretario de Gobierno, recalcó que las jornadas fueron organizadas por el Ministerio de Salud y el municipio y fueron dictadas por profesionales, quienes trabajan en esto desde hace más de 10 años y es la primera vez que vienen a Malargüe. Los padres autorizaron esta charla. No era el ámbito para expresar lo que expresó y ayer (por el domingo) no salimos a decir nada porque no correspondía. Por eso hablamos hoy sobre este tema. En Malargüe somos un poco cerrados y necesitamos crecer como sociedad".

Por su parte, Fabiana Glatigny, subdelegada de la Dirección General de Escuelas en Malargüe, también se refirió a lo ocurrido y comentó que cuando concluyó el acto del domingo, la mayoría de los directores de las escuelas que participaron del acto le manifestaron el descontento por los dichos del sacerdote. La funcionaria sostuvo que no fue el ámbito y que "hay que ser tolerantes y respetuosos".
La licenciada Bibiana Vangieri es una de las profesionales que dio la charla. En diálogo con Los Andes recalcó que Carolina Sandmeier es una "profesional fantástica". Además anticipó que seguirán dictando capacitaciones en Malargüe, pese a las polémicas: "Iremos las veces que sea necesario".
Los dichos
En su discurso el sacerdote dijo, entre otras frases: "Usaron penes de madera para que le pongan el preservativo, aquí, todos los (alumnos) secundarios de nuestras escuelas. ¿Eso es educación sexual? Eso es una ofensa a Dios, y tenemos que levantarnos en armas (contra la educación sexual en las escuelas), permítanme este mensaje porque amo Malargüe y amo la familia y tenemos que amarla todos". Posteriormente invitó a los presentes a orar "pidiendo a Dios el perdón y la gracia".
Desde el Obispado
Pese a los esfuerzos realizados fue imposible hablar con el sacerdote Jorge Gómez quien se excusó amablemente de hacer declaraciones.
En tanto el vocero del Obispado, José Álvarez, habló del tema con Los Andes y dijo: "La frase del Padre ha sido de enojo y desordenado.
Evidentemente debe ser corregido y el obispo deberá ver cómo lo resuelve. Además se le prohibió al Padre hacer declaraciones a la prensa".

Al ser consultado sobre la charla en cuestión y que criticó el sacerdote malargüino, el vocero del obispado comentó: "No estuve en la charla, por lo que no puedo opinar". A lo que agregó: "Lo que uno a veces percibe es que no se toma la integridad del hombre y el hombre no es solamente los órganos genitales. Hay que enseñarles a los chicos que hay cosas que se deben hacer con amor, porque si no, a veces caen en la promiscuidad".
Finalmente se le consultó al sacerdote Álvarez sobre cómo debe ser, desde su punto de vista, la educación sexual, a lo que respondió: "Se debe enseñar, pero con un conjunto de valores".
Sacerdote conflictivo
En 2011 el grupo Coral Lutherieces fue censurado en plena actuación por el cura malargüino Jorge "Pato" Gómez quién encolerizado por un chiste en alusión a la castidad de los curas, subió al escenario, interrumpió el acto e improvisó una misa en función a la moral cristiana, a los valores y por considerar una falta de respeto para el público.
Entre otras cosas afirmó: "Yo como sacerdote fui puesto por Dios en el mundo, como Jesús, para alentar cosas buenas y tirar la oreja cuando hay cosas malas".

En otra oportunidad, el sacerdote afirmó que faltarle el respeto a la fe es "1.000 veces peor que la violación de una hija". También dijo que quienes escuchan rock son "seres satánicos" y ha hecho varias declaraciones consideradas homofóbicas referidas a la homosexualidad. En todas las oportunidades desde el obispado se le ha ordenado silencio y no se ha conocido si se le aplicó sanciones o no.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS