Sociedad Son estudiantes universitarios

Universitarios argentinos ganaron premio internacional de innovación tecnológica

Emiliano López y Francisco Tinelli tienen 22 años, son estudiantes de Mecatrónica y ganaron en Francia un concurso muy importante, con la creación de una aplicación para mejorar el trabajo en grupo. Su historia de esfuerzo y superación.
Emiliano López y Francisco Tinelli tienen 22 años y se hicieron amigos mientras cursaban sus estudios en la Facultad de Ingeniería de la UNCuyo. Son estudiantes de Mecatrónica, disciplina que une las ingenierías mecánica, electrónica, de control e informática, y que sirve para diseñar y desarrollar productos que involucran sistemas de control para el diseño de productos o procesos inteligentes. Con el transcurso del tiempo, Francisco y Emiliano se postularon para irse a Francia, a la ENIB (Escuela de Ingeniería) de Brest, y así conseguir la doble titulación de su carrera... y lo consiguieron. Ya en Francia se animaron a más: se presentaron al concurso Infotel 2017 con la creación de una aplicación para mejorar el trabajo en grupo. El trabajo dio resultados: ganaron el premio, que los llevará a realizar una pasantía en la empresa, para poner en funcionamiento la app. Un ejemplo de que esforzarse, estudiar y perfeccionarse da frutos. Y de los buenos.

-¿De qué se trata exactamente la aplicación y para qué sirve?
(López) -Es, a la vez, una página web y una aplicación para teléfonos y tablets, ideados para mejorar todo tipo de trabajo en equipo. La meta es sacar el máximo de cada uno de los participantes y al mismo tiempo optimizar el intercambio y las tareas grupales.
(Tinelli) -Además de agregarle una serie de funcionalidades innovadoras ideadas por nosotros, la idea era que los participantes contaran con herramientas tradicionales, como sistema de publicaciones, comentarios y valoraciones, videoconferencias, gestión de archivos, división en subequipos y control de versiones, que siempre son necesarias

-¿Qué aportó cada uno?
(López) -Como la creación de la aplicación significaba justamente uno de los escenarios donde nuestra solución podría aplicarse, fue muy interesante analizar en cada etapa del trabajo qué nos sería útil para trabajar de manera más eficiente. La amistad también nos jugó mucho a favor porque nos permitió proponer cualquier tipo de ideas, por más loca que pareciera, y es a partir de esos aportes que surgían los mejores conceptos. A nivel técnico creo que nos complementamos haciendo aquello para lo que cada uno tenía mayor facilidad. Francisco se encargó mayormente de la interfaz visual y yo me centré en cumplir con las entregas exigidas por el concurso. Nos ayudó también un compañero chileno, que hace tiempo vive en Francia, para mejorar la redacción y corregir errores en los documentos y presentaciones.
(Tinelli) -Las charlas y las tormentas de ideas (brainstorming) entre nosotros eran fundamentales para la creación. Los conocimientos técnicos de ambos se complementaban. También nos dividimos el trabajo: yo me encargué más del aspecto visual de la aplicación mientras que Emiliano trabajó más en cumplir con las formalidades que implicaban las entregas exigidas por el concurso.

-¿Crearon la aplicación a partir de una necesidad que ustedes detectaron o que les fue sugerida?
(López) -La consigna de "crear una aplicación para mejorar el trabajo en equipo" nos fue dada por el concurso, algo que consideramos bastante abierto a las posibilidades, así que intentamos hacer una aplicación lo más genérica posible, que pudiera ser útil en cualquier tipo de proyectos. Definimos los ámbitos diferentes donde podría aplicarse (por ejemplo, el de los profesores, estudiantes, trabajadores, grupos sociales) y analizamos las necesidades de los potenciales usuarios.
(Tinelli) -Lo que hicimos fue identificar las principales necesidades y problemáticas que existen cuando trabajamos en equipo. Algo simpático y curioso es que también nos basamos en nuestras propias necesidades y problemas al momento de desarrollar, lo cual fue clave; teníamos los dos puntos de vista al mismo tiempo: cliente y desarrollador.
-¿Ya se está aplicando?
(López) -La aplicación aún no se ha utilizado, quedan aspectos importantes a terminar de desarrollar para poder comenzar a ponerla en práctica.

-¿Qué significó para ustedes recibir el premio?
(López) -Es una satisfacción enorme. En este caso, creo que se trataba de una meta bastante ambiciosa y pusimos lo mejor para lograrla; y el hecho de haberlo logrado es una hermosa recompensa. Nunca esperamos que tuviera semejante difusión. Personalmente espero que sirva también como motivación para los que se sientan identificados con nuestra experiencia.
(Tinelli) -Significa un logro muy grande para nosotros, ya que el concurso representaba un gran desafío. Era una competencia de alcance internacional, debimos realizar una presentación en francés ante directivos de la empresa y además sin dedicarnos exclusivamente a la informática sino a la mecatrónica. Estamos muy felices de ver los resultados de nuestro trabajo.

-¿Cómo fue la selección?
(Tinelli) -Nos presentamos, tuvimos que cumplir con una serie de requisitos previos y de entre 20 equipos se seleccionaron tres. Una vez que nos avisaron, tuvimos que preparar una defensa de nuestro proyecto, como si fuésemos a venderlo. Esto lo teníamos que desarrollar frente a los empresarios, incluido el director de Infotel en París. Así lo hicimos y obtuvimos el primer premio.

-¿En qué consistía la distinción?
(Tinelli) -Por un lado, en un voucher para utilizar en un gran comercio de venta de artículos electrónicos y de tecnología. Por otro, en la posibilidad de realizar pasantías en Infotel, en la que nos dedicaremos a ultimar los detalles para poner en funcionamiento la aplicación.

-¿Qué significa la doble titulación? ¿Qué puertas les abre esta oportunidad?
(Tinelli) -La doble titulación es una oportunidad que ofrece nuestra universidad en muchas de sus carreras, que consiste en hacer entre un año y medio y dos años de la carrera en el extranjero y recibir, una vez terminada, los diplomas de las dos instituciones. Esta posibilidad abre una enorme cantidad de puertas. En lo académico permite variar el tipo de formación y volver con una visión profesional mucho más amplia. Profesionalmente, el diploma de la institución extranjera es muy reconocido en Argentina, además de permitir el acceso al mundo laboral en el país en cuestión. Personalmente, es una experiencia de vida incomparable. Faltan palabras para explicar.
(López) -La posibilidad de encontrarse con gente con maneras de trabajar diferentes y una formación que varía un poco de la nuestra es muy enriquecedora, tanto personal como profesionalmente. Con respecto al título, creo que por un lado significa una formación profesional más amplia y un plus a la hora de buscar un trabajo en Argentina, pero fundamentalmente nos abre las puertas para trabajar en cualquier país.

-¿Qué proyectos tienen?
(López) -Por el momento nuestra idea es regresar y rendir los exámenes y la tesis, necesarios para obtener los dos diplomas. Al mismo tiempo, tengo ciertas ideas en las que me encantaría trabajar, que consisten en aplicar la mecatrónica a la agricultura persiguiendo optimizar el consumo del agua en los cultivos y reducir la utilización de productos químicos.
(Tinelli) -Ambos tenemos en vista realizar nuestras prácticas profesionales en el extranjero el año próximo y esa es otra de las puertas que se nos han abierto. Personalmente, yo planeo comenzar un emprendimiento en Mendoza de una fábrica de software que provea soluciones a aplicaciones web, sitios web o software especializado a empresas y particulares. Si las cosas marchan bien, la idea sería ir "mecatronizándola" cada vez más y poder brindar servicios de domótica y soluciones mecatrónicas.

-¿Cómo han vivido la experiencia en Francia?
(López) -Ha sido increíble, algo que recomendaría a todos los estudiantes. Se vive muy intensamente, he tenido la oportunidad de conocer gente y culturas muy diferentes. Además, me ha servido para cambiar mis hábitos y la manera de ver las relaciones. Uno llega sin conocer gente, el lugar y hasta con dificultades en el idioma y aunque puedan parecer grandes dificultades, en realidad son una oportunidad enorme para "rehacerse".
(Tinelli) -Este tipo de vivencias te enriquecen, te hacen salir totalmente de la zona de confort y se crece mucho, más allá de lo académico.

-¿Qué diferencias encuentran entre la formación internacional y la local?
(López) -En la carrera de Mecatrónica pienso que la principal diferencia es la cantidad de tiempo que se destina a la formación práctica. Como en Francia cuentan con otros recursos en los laboratorios, se destina más tiempo a los trabajos prácticos pero se profundiza poco, mientras que en Argentina tenemos una formación teórica más fuerte pero menos pragmática. Por otro lado, la Escuela Nacional de Ingenieros de Brest (ENIB) contempla varias experiencias profesionales como parte de la formación. Es decir, que antes de terminar sus estudios, el estudiante ya tuvo tres o cuatro oportunidades de contacto con empresas. Es una instancia para poner en práctica en Argentina, porque facilita la inserción laboral.
(Tinelli) -Es tal como dice Emiliano: la principal diferencia que encontramos es la relación entre teoría y práctica. Nuestra formación local profundiza mucho en la teoría y ofrece poca práctica. En nuestro caso, una limitación es el escaso material de laboratorio con el que contamos. En Francia pasa lo contrario. Vemos generalmente más temas pero profundizando poco, a veces demasiado. Personalmente pienso que sería muy beneficioso en nuestro país fomentar la relación y comunicación entre empresas y universidades. Es una cosa de interés mutuo, que les serviría a ambas partes.

-¿Quien estudia lo mismo que ustedes se tiene que ir a vivir a otro país para desarrollarse?
(López) -En nuestra especialidad, probablemente haya más variedad de posibilidades en Europa pero creo que en Argentina hay mucho por hacer y aportar, lo que significa una enorme cantidad de oportunidades para desarrollarse.
(Tinelli) -Si bien las oportunidades de trabajo en el área de la mecatrónica son escasas aun, creo firmemente en la posibilidad de desarrollarse en el país y que la oportunidad de hacer un intercambio en el extranjero puede enriquecerla. Tengo muchas ganas de volver a Argentina con otra visión para desarrollar varios proyectos allá. Fuente: (UnoMendoza).-

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS