Sociedad Hoy, movilización en Paraná

Aseguran que farmacias de Entre Ríos atienden normalmente a afiliados a PAMI

Mientras afiliados al PAMI reclamarán hoy frente a la obra social porque está resentida la venta de medicamentos, en el Colegio aseguran que las farmacias atienden normalmente.
Jubilados y pensionados marcharán hoy hasta la sede del PAMI en Paraná para reclamar por los recortes que se están dando en la provisión de medicamentos, por los inconvenientes en las prestaciones de bioquímicos -hay análisis que no se hacen, otros que se arancelan-, y también por la disminución de los bolsones de alimentos para los cuales desde hace cinco años no se aumenta la partida.

Esas fueron, entre otras, las situaciones que beneficiarios de la obra social nacional denunciaron el martes durante una asamblea que se reunió en la Asociación Trabajadores del Estado convocada por el Centro de jubilados de esa organización sindical.
Emilio Irigoiti, presidente del Colegio del Colegio de Farmacéuticos de Entre Ríos, aseguró que las farmacias "están atendiendo normalmente".

Acotó que "no tendría que ocurrir" inconveniente alguno con el expendio a los afiliados al PAMI. Consultado si existen nuevas directivas o cambios que pudieran afectar la venta de medicamentos, respondió que "no hay nada nuevo" y por tanto lo que se indica a los asociados desde la entidad que los agrupa es "seguir atendiendo".

Explicó cómo es la relación entre PAMI, laboratorios y farmacias para admitir luego que ante ciertas dudas con relación al modo en que resuelva el convenio Pami y laboratorios, hay farmacéuticos que están restringiendo el expendio.

Concretamente, Irigoiti aclaró que "las farmacias no participan en la negociación" con el PAMI. "La negociación es entre la obra social y la industria", es decir los laboratorios, puntualizó. El dirigente del sector farmacéutico comentó a El Diario que se trata de una situación muy particular, "rara", la que se ha presentado a partir de que "el convenio de provisión de medicamentos que se había firmado hace apenas tres meses fue rescindido por PAMI" y "a una semana de la decisión que tomó la obra social, todavía no hay definiciones por parte del gobierno".

Es justamente esa situación la que genera "gran incertidumbre en los abuelos y también en los farmacéuticos", que en algunos casos han decidido por su cuenta, restringir la comercialización.

La Confederación Farmacéutica Argentina-COFA- en un comunicado de prensa donde refleja el pensamiento del conjunto de los farmacéuticos ha pedido "un manejo responsable y claro para llevar tranquilidad tanto a la población, como a los prestadores". En ese pronunciamiento de la entidad nacional enmarcó Irigoiti sus declaraciones.

La COFA comunicó que "hoy estamos brindando la mejor prestación, pero nadie nos informó qué descuento tendrán los jubilados, ni cuáles serán las nuevas condiciones. La red de farmacias que está en cada barrio y cada pueblo del país realiza un gran esfuerzo económico y financiero para que cada paciente que se enferma tenga el medicamento en el momento justo y oportuno".

Expresó: "Sabemos que las farmacias son un servicio público y que el acceso al medicamento es un derecho de salud que los gobiernos deben garantizar, por eso estamos las 24 horas, los 365 días del año al servicio de los jubilados y de toda la comunidad".

Aseguró que "en esta coyuntura tan difícil estamos al lado de nuestros pacientes, pero es imperativo preservar las fuentes de trabajo de muchas familias que dependen de la sostenibilidad del trabajo en las farmacias de todo el país. Si la obra social no paga sus prestaciones, se condena al farmacéutico que brindó su servicio y compró los medicamentos para que a ningún jubilado le falte lo que le ha sido prescripto. Las farmacias de la Red COFA pedimos una pronta resolución por parte del gobierno para que los abuelos no se queden sin remedio".

Precisamente en ese párrafo está planteada la incertidumbre de los farmacéuticos. Ellos expenden en forma normal, pero si finalmente el convenio entre PAMI y los laboratorios no se firmara o tuviera sustanciales cambios podrían tener que "hacerse cargo del muerto", argumentan las farmacias, lo que sin dudas las afectaría y de ahí, los recaudos que algunas bocas expendedoras de medicamentos están tomando.

En el Colegio se aclaró que jubilados y pensionados, afiliados a la obra social PAMI no tienen obligación de adquirir los medicamentos en una farmacia determinada, por lo que si alguna no está comercializando lo que requieren, pueden dirigirse a otra.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS