Política Accesibilidad

Proponen que todos los semáforos tengan accesorios sonoros

Hasta ahora, los casos en que se aplicó fueron por iniciativa de distintas jurisdicciones pero sin una normativa que los obligue y no en la totalidad de los semáforos. El proyecto de Ley ya ingresó a la Cámara de Diputados de la Nación.
Si bien en Buenos Aires, Santa Fe, Misiones, Córdoba, Salta y en la ciudad de Paraná se implementaron semáforos sonoros para facilitar la circulación de personas con discapacidad visual, la falta de una legislación nacional evita una política sistemática en este sentido.

En ese marco, la diputada nacional Ivana Bianchi presentó un proyecto de Ley que establece, en todo el territorio nacional la adecuación de semáforos con accesorios sonoros, con el fin de orientar a las personas con discapacidad visual.

La norma prevé la inclusión de un botón de prioridad que modificará la secuencia, colocando en rojo el semáforo vehicular para permitir el cruce de las personas con discapacidad visual, como ya ocurre, por ejemplo, en algunas esquinas céntricas de la ciudad de Paraná.

"Es común en personas con discapacidad visual enfrentar limitaciones en su vida diaria. Esas limitaciones están relacionadas, por ejemplo, con problemas de accesibilidad, o sea, las condiciones que permitan el ejercicio de la autonomía y la participación social del individuo, pudiendo interferir o perjudicar su desarrollo ocupacional, cognitivo y psicológico, lo que acaba contribuyendo a su exclusión social", contextualizó la impulsora de la iniciativa.

Bianchi, señaló que la accesibilidad "supone un derecho que otorga a una persona la real posibilidad de ingresar, transitar y permanecer en un lugar, de forma segura, autónoma y confortable (?) ya no como un derecho de un cierto colectivo de especial atención, sino como un derecho hacia la colectividad de todos los individuos".

En este marco, los pasos de peatones "constituyen el punto más crítico de la movilidad peatonal urbana por cuanto se cruzan o superponen en ellos las trayectorias de vehículos y personas y, con frecuencia, se produce el cambio de dirección de estos vehículos en los extremos de manzana o cruces de calles. Con la incorporación de vías segregadas para autobuses o bicicletas su configuración se ha hecho más compleja, por lo que el diseño y ejecución del paso de peatones debe maximizar la funcionalidad y priorizar la seguridad del peatón. Las personas requieren cruzar la calzada repetidas veces en cada salida o recorrido fuera de su casa; y en esta operación se producen las mayores dificultades y peligros de la circulación peatonal. En las conductas de riesgo al cruzar la calle, los principales factores de riesgo detectados son la lentitud en la toma de decisiones, la menor velocidad al caminar y la dificultad para adoptar márgenes de seguridad. Por ello la inseguridad y retardos vinculados con la operación de cruzar la calzada constituyen una de las mayores causas de reticencias o impedimentos para salir de casa de las personas frágiles o con discapacidad", advirtió Bianchi.

Asimismo, la diputada destacó que el costo de adecuación de los semáforos es, "en muchos casos marginal, más aún si se compara con los importantes beneficios que conlleva la posibilidad de que todos podamos tener las mismas oportunidades". (AIM)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS