Política Definieron la estrategia electoral

Rumbo a octubre: La UCR quiere más espacio en la lista de Cambiemos

Los radicales no sólo pretenden encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales de Cambiemos, sino también ocupar el segundo o tercer lugar. Hablaron de su rol en la coalición.
Tras cinco horas de debate, el congreso provincial de la Unión Cívica Radical (UCR) de Entre Ríos aprobó ayer en Paraná ir a la mesa de negociaciones electorales de Cambiemos con la pretensión de ocupar el primer lugar de la lista de candidatos a diputados y también el segundo o tercero puesto.
La decisión de encabezar la lista se veía venir en razón de los pronunciamientos previos que en tal sentido venían dando los distintos grupos internos. Pero en el transcurso del congreso se terminó aprobando una exigencia más dura hacia el PRO.

El borrador del documento, elaborado en acuerdo de grupos mayoritarios del partido, pedía el primer lugar y el tercero como una posibilidad que se podía resignar si aparecía un candidato de otra fuerza del frente que asegurara ganar la elección.
Pero en el debate del congreso se alzaron voces que plantearon la necesidad de no dejar abierto el reclamo del tercer lugar y también exigirlo. Eso sostuvieron Alberto Rotman, Marcelo López y Sergio Solari, entre otros.

Consiguieron que el texto final del documento del congreso se reforme y en su parte resolutiva quede redactado del siguiente modo: "En Entre Ríos expresamos nuestra aspiración que sea el radicalismo quien encabece la lista de diputados nacionales, y que el segundo o el tercer lugar también sea ocupado por una persona de nuestro partido".

Para evitar que se repita la historia de 2015, el congreso plantea llegar a la negociación con el PRO "con una posición monolítica, tratando de evitar dispersiones y peleas intestinas que nos permitan hacer valer nuestra fortaleza".
López ?que el año pasado se había postulado para presidir el partido y resignó su candidatura en pos del acuerdo de unidad? propuso además que se contemple un párrafo referido a la condena a los hechos de corrupción que se investigan de la anterior gestión provincial. La mesa del congreso será la encargada de redactarlo.

Demanda militante
El documento político aprobado por el congreso fue tibio en la crítica a PRO. Bajo el conceptual título de "Fortalece el radicalismo para consolidad Cambiemos", el texto empieza por ratificar el acuerdo con PRO sellado hace dos años en la Convención Nacional que sesionó en Gualeguay-
chú para desplazar del poder al kirchnerismo. También justifica medidas como ajustar el tipo de cambio real, resolver el retraso tarifario, el pago de los holdouts como parte de "las tareas más difíciles que el kirchnerismo fue postergando para transferírsela al gobierno siguiente", justificaron.

Pero los radicales asumen que en Gualeguaychú hubo de parte de la UCR "ingenuidad y de desaprensión" por no haber establecido "con mayor claridad cuál iba a ser el rol del radicalismo en esa construcción", reconocieron.
"Hoy, por lo que podemos recoger de las bases militantes podemos advertir que hay una fuerte demanda en nuestra base que nos reclama más política, mayores ámbitos de discusión, y mayor injerencia del radicalismo a la hora de tomar decisiones por parte del gobierno nacional", sostiene la dirigencia.

"Este año y tres meses de gobierno, son un tiempo de inflexión para el Radicalismo y para Cambiemos, que debe permitirnos repensar, en primer lugar, nuestro rol en la coalición, y en segundo lugar, cómo podemos potenciar a Cambiemos", agregaron.

Peronismo
La UCR ve en la gestión del gobernador Gustavo Bordet "una actitud ambivalente" en la que "por un lado intenta acompañar con una relación personal al gobierno nacional, y por otro lado continúa con las políticas provinciales que heredó del anterior gobierno". Los paros docentes, el colapso en la salud pública, y el endeudamiento creciente, son puestos como ejemplo de una gestión con "muy poca administración y nada de transformación", argumentaron.
"El peronismo en el gobierno tiene una forma implacable de manejar la cosa pública para mantenerse en el poder, y el peronismo en la oposición, sabe replegarse tácticamente un tiempo para arremeter con fuerza y lograr nuevamente conquistar el poder", advierten.

En este sentido, observan que la táctica parlamentaria que el gobierno de Mauricio Macri se dio en el Congreso con el peronismo "tiene sus justificaciones, pero esta no puede ser una política de fondo y permanente", indicaron.
"Consolidar las dos fuerzas mayoritarias que componen la alianza de gobierno es lo único que consolidará política y territorialmente el único respaldo con el que contará en los momentos difíciles el gobierno nacional", sostienen, sin hacer referencia explícita a las reiteradas declaraciones del ministro Rogelio Frigerio para ampliar la base de sustentación política de Cambiemos con una pata peronista.

En igual sentido, el documento tampoco recoge críticas escuchadas en el congreso por la predilección que ven en Frigerio hacia la municipalidad de Concordia ?bastión histórico del peronismo entrerriano? por sobre ciudades gobernadas por Cambiemos, en su amplísima mayoría con intendentes de la UCR.

Autocrítica
Antes que reprochar a Frigerio, el congreso afirma que la UCR debe "asumir que los responsables de nuestros propios errores somos nosotros y no nuestros socios", apuntaron.
"El radicalismo debe precisar ideológica y políticamente que quiere y a qué sectores de la vida nacional quiere representar en esta alianza, somos nosotros los radicales los responsables de nutrir de mayor política al gobierno, y somos nosotros los responsables de garantizar el mayor nivel de contacto con el pueblo a lo largo y a lo ancho del país, por nuestra vigencia histórica y por el desarrollo territorial que aún tenemos", acotaron.

La Illia preside el congreso
La presidencia del congreso radical recayó en el diputado provincial y actual funcionario nacional (a cargo de la delegación de Vialidad en la provincia) Julián Rubio, un dirigente de Gualeguay que milita en la corriente Illia.

El sector que lidera Atilio Benedetti tiene mayoría en el congreso, pero Rubio no accedió a la presidencia por votación sino con el consenso de los demás sectores internos que componen la Coalición Radical que lidera Fabián Rogel; el yrigoyenismo y el sector de Sergio Varisco en el que coinciden referentes como Luis Kirpach o Marcelo López.

El senador Raymundo Kisser ?que en un momento se había propuesto para competir con el candidato de la Illia? quedó en la vicepresidencia primera de la Mesa del congreso.

El resto de los cargos se repartieron entre todos los grupos internos: Carlos García, en la vicepresidencia segunda; Iván Vernengo en la primera secretaría; Albino Gusalli en la segunda; María Marta Folleto en la tercera; Elsa Zanabria en la cuarta; Fabián Otarán en la quinta; y un representante de la juventud que quedó para el varisquismo, representado por la concejal de Paraná, Karina Llanes.

Esta conformación se logró aprobar luego de que se dispusiera la ampliación de la mesa de siete a nueve miembros. "Lo que ha primado es el acuerdo y la unidad del radicalismo de cara al proceso electoral que se avecina en agosto y octubre de este año", dijo el presidente del Comité Provincial, Pedro Galimberti. Fuente: (El Diario)-.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS