Policiales Caso Susana Villarruel

Hallan el celular de víctima en la casa del acusado del crimen

En la vivienda de Ramón de la Cruz Ortíz, imputado por haber matado a su ex pareja, Susana Villarruel, secuestraron el celular que la mujer habría tenido en uso. Ahora peritan fotografías y otros datos del aparato.
El femicidio de Susana Villarruel, ocurrido en la ciudad de Gualeguaychú en el mes de julio, avanza y se van conociendo algunos pormenores de las actuaciones del fiscal Martín Gil.

Ramón De La Cruz Ortiz se mantiene con prisión preventiva en la Jefatura de Policía desde el día antes en que apareció el cuerpo de Susana Villarruel tirado entre unos pajonales en el arroyo El Cura. Esa medida que fue tomada por el Juez de Garantías por el plazo de 30 días está a poco de cumplirse, y seguramente será prorrogada la semana entrante.

Respecto a la investigación, el fiscal Gil está a la espera de que arriben los informes preliminares desde la Dirección de Inteligencia Criminal de la Policía de Entre Ríos en Paraná de dos pruebas que podrían complicar aún más la situación de Ortiz en relación al hecho.

Una de estas pruebas es para determinar si el segundo cuchillo (el primero quedó descartado rápidamente por su forma) que fue secuestrado es el arma que se utilizó para matar a Villarruel. Este fue aportado por el hermano de la víctima, que lo encontró enterrado debajo de una galería. Fue enviado a Paraná y se espera en pocos días que se confirme si existen rastros de sangre.

La otra prueba que podría ser difícil de derribar para una defensa en un juicio está relacionada con la presencia de un teléfono celular secuestrado en la casa que compartía De La Cruz Ortiz con su cuñado en el asentamiento sur de calle Tropas. De comprobarse que se trata del aparato que Villarruel estaba utilizando antes de morir, será difícil para el acusado explicar por qué estaba en su vivienda.

Por otra parte, en ese teléfono se encontraron fotografías almacenadas en la tarjeta de memoria y el Fiscal pretende que algún hijo de la víctima identifique a las personas que aparecen en ellas y si el aparato pertenecía a su madre, porque hasta el momento no se tiene certeza de que sea el móvil de Susana Villarruel, sólo hay una fuerte sospecha.

Que no se hayan encontrado rastros de sangre en ninguna vestimenta secuestrada en la casa de Ortiz, ni tampoco se tenga el arma homicida, la investigación no tiene hasta el momento pruebas objetivas, sino muchos indicios que han fortalecido el estado de sospecha sobre Ortiz. Para reforzar esto, serán claves estas dos pruebas que se esperan confirmar en pocos días.

Pero hay una tercera que también ayudará a la Fiscalía en reforzar esos indicios. Se trata de la tarjeta de cobro de la Asignación Universal por Hijo que el hermano de Susana encontró en su casa tras la detención de Ortiz y entregó a la Justicia. Gil ya solicitó informes para establecer si estaba vigente y cuándo se registró el último movimiento. (El Día)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS