Policiales Moto arrollada por auto

Juzgan a automovilista por un choque en el que murieron dos jóvenes

Lucas Nahuel Ecclesia es juzgado por arrollar con su auto a una moto en la que iban dos chicos de 17 años. El rodado de menor porte había ido sin luces, por el medio de la ruta y sus ocupantes iban sin casco.
Lucas Nahuel Ecclesia, de 23 años, comenzó a ser juzgado el viernes por el siniestro vial ocurrido el 2 de octubre de 2015, alrededor de las 22, en el kilómetro 29 de la ruta 11, a unos 300 metros del acceso a Valle María, en el que murieron dos chicos de 17 años, oriundos de Puerto General Alvear. Según surgió de los testimonios y de las pruebas que se produjeron en el debate, los motociclistas circulaban sin casco, en una moto Cerro 110 que no tenía luces y circulaba por el medio de la calzada. El imputado se trasladaba en un Renault Logan que circulaba desde Paraná a una velocidad más elevada que la que permite la Ley y embistió desde atrás a la moto, que iba en la misma dirección.

Antes del comienzo del debate, los defensores públicos Mariana Montefiori y Gaspar Reca, solicitaron al juez del Tribunal de Juicio, Rafael Cotorruelo, que se le conceda a su representado la posibilidad de resolver su situación a través del instituto de Suspensión del juicio a prueba o Probation, lo que motivó la oposición del fiscal de Diamante, Laureano Dato. Tras un cuarto intermedio, el juez resolvió denegar el instituto y decidió continuar con el juicio.

La audiencia contó con el testimonio de tres efectivos de la Policía de Entre Ríos que participaron del hecho desde diferentes lugares y responsabilidades. El último en declarar fue el actual jefe de la Dirección Accidentología Vial de la Policía de la provincia, Ricardo Galliussi, que sostuvo que aún transitando a la velocidad permitida de 110 kilómetros por hora, hubiese sido imposible para un conductor eludir una moto que circulaba casi por el medio de la ruta, en un lugar que no tenía buena iluminación. Galliussi ratificó el informe, que es parte del legajo de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), que realizó su colega Alfredo González. Este concluyó en su informe que el auto circulaba a una velocidad no inferior a los 135,49 kilómetros por hora y realizó una frenada de 107 metros.

Por su parte, el policía Miguel Ángel Cáceres, que fue el primero en llegar al lugar del siniestro, manifestó que se encontró con Ecclesia que estaba muy nervioso y le dijo que no vio la moto. El efectivo realizó las primeras pericias y recordó que la ruta estaba "húmeda", añadiendo que ese lugar de la ruta es un tramo recto, sin iluminación, con poca visibilidad. También sostuvo que uno de los chicos estaba sin vida mientras que el otro presentaba aún signos vitales, por lo que fue trasladado al hospital San Martín, en Paraná, donde falleció.

Cáceres precisó que el imputado también le dijo que la moto circulaba por el medio de la ruta. El testigo señaló que Ecclesia accedió sin observar resistencia a que le saquen sangre para analizar si estaba bajo los efectos del alcohol o alguna droga.

El debate se reanudará el lunes 31 a las 9 con el testimonio de una chica que iba con el imputado en el auto en el momento en que se produjo el accidente. Luego será la etapa de los alegatos. (El Diario)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS