Policiales Hallado muerto en Fidanza

Muerte de Ángel Romero: Investigan cómo recorrió 1 Km en pantuflas y medicado

Se trata del paciente del Hospital Fidanza que apareció muerto tres meses después de su desaparición. Las dudas de los investigadores fueron trasladadas a la Fiscalía, que dio curso a una serie de pericias.
En un marco de estricto hermetismo, personal policial de Paraná comenzó a colaborar en los últimos días en una tarea investigativa coordinada desde la Unidad Fiscal del Juzgado de Diamante, con la intención de despejar dudas acerca de las causales de la muerte del octogenario Ángel "Coco" Romero.
Se trata del abuelo que padecía Alzheimer y que se encontraba internado en el Hospital Fidanza, en jurisdicción del departamento Diamante, quien fue hallado muerto tres meses después de su desaparición.

La ausencia de Romero en las instalaciones del Fidanza se advirtió el 19 de marzo de este año y recién el lunes 26 de junio se logró dar con un cadáver, en avanzado estado de descomposición, en una cava de un campo lindante, que había retenido agua de lluvia y que al secarse dejó a la vista el cuerpo sin vida.
Reclamos de búsqueda
Entre marzo y junio, fueron insistentes los reclamos de los familiares de Romero, quienes advertían que no se lo podía haber tragado la tierra, incluso se criticó la falta de búsquedas dentro de las instalaciones del hospital e incluso algunos investigadores que recorrían zonas alejadas, mencionaban que si bien seguían protocolos de rastrillaje, descreían que el anciano hubiera estado en condiciones de recorrer largas distancias.
Fue después del hallazgo de los restos mortales, extremadamente degradados por la putrefacción, que se comenzó con una nueva etapa investigativa.
Es en este punto donde comenzó a incursionar con su tarea el médico Daniel Aguirre, del Departamento Médico Forense del Superior Tribunal de Justicia de Paraná.
La medicación que recibía
Según versiones a las que tuvo acceso El Diario, la tarea analítica de Aguirre, que no se resumió a una simple necropsia, despertó interrogantes en los fiscales a cargo, los doctores Gilberto Robledo y la doctora Mariana Darrichón.
Incluso, el mismo Aguirre viajó a la oficina de la Fiscalía en el juzgado de Diamante para entrevistarse personalmente con los magistrados a cargo de la pesquisa.
Entre algunos ítems investigados, al margen de lo que podía expresar el cuerpo degradado, se puede mencionar el acta clínica de Romero, la evaluación del día a día y la medicación que recibía en el hospital.
Irregularidades en la búsqueda
Cabe recordar que el hallazgo del cuerpo de Romero se registró en un campo contiguo al hospital Fidanza, en una zona de monte en galería y las prendas que llevaba el cuerpo indicaban que se trataba de Romero.
El cuerpo de Romero fue hallado en una zona donde el personal policial ya había realizado un rastrillaje, pero los restos estaban en una cava cubierta con agua y el 26 de junio había quedado a la vista por decantación del líquido.

Baqueanos de la zona rural de Ensayo fueron quienes encontraron los restos del cuerpo, y tras avisar a la Policía se confirmó que se trataba de "Coco" Romero, de 84 años. La familia de Romero había denunciado irregularidades en la búsqueda. "No se perdió un paquete manteca de la heladera, sino un paciente de una institución pública", fueron los dichos de familiares del octogenario hasta ese día.
¿Un kilómetro y medio en pantuflas?
Si bien no trascendieron todos los detalles del abanico de dudas que originó que se ordenaran una serie de pericias, una de las principales y más simples sería que a Romero, por su patología, se le habría administrado una medicación que dudan que le hubiera permitido movilizarse con normalidad y mucho menos en pantuflas, hasta el lugar donde finalmente fue hallado su cuerpo.
Terreno difícil
Por este simple detalle, el Fiscal también solicitó días atrás la colaboración de personal policial de la Dirección de Criminalística, incorporando al expediente una planimetría del supuesto recorrido, en distancia y las distintas variantes para llegar desde el casco edilicio del Hospital Fidanza al lugar del hallazgo de los restos, a un kilómetro y medio del hospital.

Las dudas están abonadas por las serias dificultades que habrían tenido los funcionarios que realizaron el recorrido, para hacerse lugar entre espesa vegetación, lo que llevó a comparar el extremo esfuerzo que debería haber realizado el anciano para lograr llegar al punto donde fue hallado su cuerpo, en las condiciones de debilidad que -se presumen- pudo haberse encontrado.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS