Policiales Condenado por extorsión

Develaron el misterio del cadáver hallado en el baúl de un auto robado

El cadáver que encontró en el auto pertenecía un ciudadano chino, condenado por extorsión. El año pasado, Feihung Tse, de 26 años fue condenado a la pena de tres años de prisión en suspenso por un hecho ocurrido en 2015.
Se terminó el misterio: el cadáver hallado en el baúl de un automóvil que había sido robado en Ramos Mejía y hallado abandonado en La Paternal corresponde a un ciudadano chino de 26 años que el año pasado había sido condenado por el delito de extorsión.
Así lo informaron a La Nación calificadas fuentes de la investigación. El antecedente de la víctima fue informado a la Justicia por el Registro Nacional de Reincidencia.

La víctima fue identificada como Feihung Tse, conocido como "Diego" y de profesión comerciante.
La principal hipótesis es que el homicidio de Tse pudo haber sido un ajuste de cuentas o venganza de la denominada mafia china. El caso es investigado por el fiscal correccional y criminal César Troncoso, con la colaboración de detectives de la Policía de la Ciudad.

Las fuentes consultadas explicaron que "Diego" fue condenado por un Tribunal de Lomas de Zamora a la pena de tres años de prisión de "ejecución condicional" al haber sido encontrado culpable del delito de extorsión en grado de conato (acto frustrado que se empezó y no llegó a consumarse).
La víctima del delito por el que fue condenado "Diego" fue otro ciudadano chino identificado por fuentes oficiales como Jianwen Lin, también comerciante.
El cádaver de Tse fue hallado en el baúl de automóvil Peugeot 208 gris que había sido estacionado en un playón de la comisaría comisaría 41°, en Alfredo Bufano al 1800. Fue descubierto por el dueño del auto, que había ido a la seccional policial cuando le avisaron que habían recuperado su vehículo robado el 27 del mes pasado en Ramos Mejía.
El cuerpo sólo tenía puesto un calzoncillo y un par de medias. Tenía papel en la boca, la cabeza encintada con una bolsa de plástico, las manos atadas y presentaba un tatuaje de un dragón en un hombro y otro en una pantorrilla.

El automóvil tenía pedido de secuestro desde el 29 del mes pasado, es decir, dos días después del robo. En Ávalos al 200 fue hallado el miércoles pasado.
La data de muerte, según las primeras estimaciones de los peritos, era de 48 a 72 horas anteriores al hallazgo del cadáver. El cuerpo no presentaba lesiones provocadas por armas o golpes. Se estima que fue asfixiado con la bolsa plástica.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS