Policiales Gualeguaychú

Dos hombres deberán cumplir más de 5 años de prisión por robo en un edificio

Asaltaron al edificio Eco Torre, ubicado en calles Sarmiento y Doello, en Gualeguaychú. Ambos están imputados por "tentativa de robo calificado con arma de fuego".
En el adelanto del veredicto que se leyó este jueves en los tribunales de Gualeguaychú, se condenó a 5 años y 6 meses de prisión a Maximiliano Popovich, de 31 años, y a Duilio Bolsi Cendali, de 34 años, por los cargos de "tentativa de robo calificado con arma de fuego cuya aptitud para el disparo fue acreditada" en el edificio Eco Torre del Molino, ubicado en Sarmiento y Doello Jurado.

El Tribunal, presidido por Mauricio Derudi y los vocales Mariela Di Pretoro y Arturo Dumón, encontró acreditada la materialidad del hecho y la autoría de los imputados en el intento de robo en el edificio de Gualeguaychú. Además, fue probada que el arma secuestrada fue la disparada cuando los asaltantes escapaban.

Los jueces también decidieron extender la prisión preventiva que la fiscal Martina Cedrés había solicitado. La misma será prorrogada hasta que la sentencia adquiera firmeza o hasta que casación tome una decisión al respecto del riesgo de fuga por no ser los imputados domiciliados en Gualeguaychú y también por el carácter de la sentencia.

Cedrés había pedido una pena de prisión efectiva para ambos de 7 años de cárcel. El delito por el cual fueron juzgados prevé penas que van desde los 4 años y 4 meses de prisión hasta los 10 años, y la Fiscal tomó como atenuante que ambos carecen de antecedentes penales.

Sin embargo, Cedrés había sido categórica al enumerar cada uno de los agravantes: mencionó que uno de ellos tenía un trabajo fijo en una distribuidora de bebidas, tuvo en cuenta las edades, las costumbres socioculturales y el lugar donde viven, la gravedad del hecho, el peligro concreto que corrió la vida de la víctima porque el arma estaba apta para disparar, que quedó demostrado con el disparo que efectuaron para salir del edificio.

También mencionó que ambos tuvieron pleno dominio del hecho y se comprobó que hubo un plan delictivo previo, porque no hay ningún cartel de publicidad que indique que en ese lugar funcionaba una consignataria, por lo cual tenían el dato certero de qué era lo que había en el primer piso del edificio.

Además, la fiscal recordó que los imputados habían montado una escena al simular ser pintores o albañiles, y que el plan se les fue de las manos porque no había una sola chica en la oficina, sino que había dos, que sale a pedir auxilio, por lo que desisten de su plan delictivo que ya habían empezado a ejecutar. (El Día)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS