Policiales Médicos en el banquillo

Empezó el juicio a ginecólogos imputados por la muerte de una mujer

El fiscal de Gualeguaychú, Sergio Rondoni Caffa, aseguró que se incumplió con la praxis médica, que no hubo un diagnóstico precoz, y que al no tomar conocimiento de los síntomas, la víctima murió.
Empezó el juicio a ginecólogos imputados por la muerte de una mujer
Foto: Empezó el juicio a ginecólogos imputados por la muerte de una mujer
Crédito: El Día
Comenzó ayer en Gualeguaychú el juicio contra los dos médicos ginecólogos imputados por la muerte de una mujer de 69 años, María Esther Martínez, que falleció 24 horas después de una intervención quirúrgica por una hiperplasia atípica de endometrio. A Nora Tettamanti y a Eduardo Guidobono se los acusa de omitir el deber de cuidado tras el post-operatorio.

Fue el propio fiscal Sergio Rondoni Caffa quien en su alegato de apertura repasó el desarrollo de los hechos y mantuvo la acusación sobre ambos profesionales. Aseguró que se incumplió con la praxis médica, que no hubo un diagnóstico precoz, y que al no tomar conocimiento de los síntomas, la víctima murió.

"No tuvo un diagnóstico repentino ni nada que no se pudiera advertir", indicó Rondoni, y redobló: "No estamos hablando de un hecho doloso, sino de una imprudencia, una negligencia". Por último señaló que "fue el transcurso del tiempo lo que generó el desenlace fatal", y que si se hubieran hecho los controles podría haber sido otro el final.

Por su parte, el defensor de Nora Tettamanti, José Morrison, catalogó la acusación contra su clienta como una "miscelánea". Comparó la imputación como la de una ficción, porque "ni el propio Fiscal puede traernos una conclusión de qué murió Martínez". Incluso ironizó que pareciera que la mujer falleció en medio de un desierto y no en un centro médico, donde no había nadie para auxiliarla.

Morrison le pidió al Tribunal de Juicios de Gualeguaychú, que para este debate estuvo conformado por la presidenta Alicia Vivian, Mauricio Derudi y el juez de Garantías, Guillermo Biré, que dicte una sentencia ejemplificadora para profesionales con casi 40 años de trayectoria.

En último alegato de apertura le tocó a Raúl Jurado, defensor de Eduardo Guidobono, que fue muy escueto en su discurso, en donde sólo rechazó la acusación sobre su defendido y aseguró que el médico "actuó como debía".



Los testimonios

En la primera audiencia fueron llevados a declarar los tres hijos de María Esther Martínez, que llegaron a Gualeguaychú especialmente desde Buenos Aires. En primer lugar lo hizo Fabiola Correa, que fue quien denunció el caso ante el Ministerio Público Fiscal, luego declaró Georgina Correa y último lo hizo Carlos Correa.

Posteriormente fue el turno del director del Centro Médico San Lucas, Luis Emilio De Zan, que explicó sobre cómo es el contrato del médico que opera en el sanatorio de los pacientes que no ingresan por guardia. Habló sobre quién es el encargado de realizar el seguimiento del paciente y cómo actúa el sanatorio ante una emergencia cuando no está en el lugar el médico tratante.

El juicio se extendió hasta las 13.30 y hoy continuará con la declaración de enfermeras, un médico y otros testigos. Está previsto que la última audiencia se desarrolle mañana, en donde se podrían hacer los alegatos de clausura, pero todo dependerá de la declaraciones restantes. (El Día)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS