Policiales Audiencia de Casación

Cuestionan los beneficios de los que goza condenado por un homicidio

En la audiencia de hoy, la fiscalía planteará que, a pesar de los antecedentes de fuga y de estar lejos de lo estipulado por la Ley para obtener la libertad condicional, ya está gozando de ese beneficio.
Hoy a las 9.30 se realizará la audiencia de Casación para tratar de revertir los privilegios que goza un hombre condenado como autor intelectual de un homicidio en la ciudad de La Paz.

Se trata de José Piñeiro, quien fue condenado con sentencia firme por ser el autor intelectual del crimen de Juan Carlos Malvasio, ocurrido en 1999.

En la audiencia de hoy, la fiscalía planteará que Piñeiro, a pesar de los antecedentes de fuga y de estar lejos de lo estipulado por la Ley para obtener la libertad condicional, ya está gozando de ese beneficio.

Además, el condenado está alojado en un lugar que no es el adecuado para cumplir una condena, ya que Piñeiro duerme a la siesta y a la noche en la Jefatura Departamental de La Paz.

Entre la cárcel y la casa


La historia de Piñeiro ha estado marcada por el incumplimiento a las normas. El preso se fugó el 1º de febrero de 2005 sin encontrar resistencia de parte de los guardiacárceles que tenían la responsabilidad de custodiarlo. Antes de evadirse, Piñeiro fue beneficiado con 13 salidas desde la Unidad Penal Nº 1 de la ciudad de Paraná, donde estaba recluido desde el 16 de agosto de 2001.

Piñeiro estuvo más de 570 días prófugo y fue recapturado en la localidad de Wanda, en la provincia de Misiones. Por la fuga, los agentes penitenciarios que estaban a cargo de la custodia fueron procesados bajo el cargo de Favorecimiento de evasión culposa. Al ser nuevamente detenido, fue trasladado a la Unidad Penal de Gualeguaychú y después regresó a la cárcel de la capital entrerriana.


Por una autorización emitida por la jueza de Ejecución de Penas de Paraná, Cecilia Bértora, Piñeiro actualmente vive en La Paz, ciudad de la que en la madrugada del 19 de enero se escaparon por una claraboya de la comisaría Carlos Maidana y Sebastián Cáceres, dos condenados por homicidios. El lugar no cumple con las normas mínimas de seguridad para tener alojados condenados.
Los beneficios que ya tiene Piñeiro recién los tendría que comenzar a recibir en 2020, pero llamativamente los posee desde mucho tiempo antes, publica diario Uno.

Especialistas en el régimen de encierro pusieron énfasis en que Piñeiro no está en condiciones de estar en la calle, ya que desde hace varios años se conoce su posicionamiento de clausura y tozudez para internalizar y aceptar la pena que cumple. Además su libertad viola el régimen de reclusión, porque es una persona que tiene una fuga en su haber.

Además destacaron que Piñeiro argumentó siempre que quiere ir a La Paz para estar con su madre, corriéndose así de los objetivos y lineamientos que establece la salida laboral. Llama la atención que internos con penas leves que están en Paraná no accedan a ver a su familia y Piñeiro sí a pesar de que sus informes sostienen que no se inserta en los espacios ocupacionales institucionalmente dispuestos para su tratamiento correccional.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS